Artículos

Los aliados liberan Bastogne

Los aliados liberan Bastogne


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En una transmisión el 29 de diciembre de 1944, el general McAuliffe relata la victoria de la 101a Aerotransportada contra probabilidades abrumadoras en Bastogne, Bélgica.


Historia de la Segunda Guerra Mundial: cómo los pilotos de planeadores aliados salvaron Bastoña

En Marvie, la 327a Infantería de Planeador mostró su temple y se ganó el apodo de Bastogne Bulldogs.

Marvie es una ciudad tranquila ubicada en la región de las Ardenas, en el sur de Bélgica. Una aldea agrícola con una población de varios cientos de personas, la historia casi ha olvidado la ciudad, pero un día de diciembre de 1944, Marvie estaba a horcajadas sobre una carretera que conducía a otra ciudad: Bastogne. Si los tanques y panzergrenadiers alemanes hubieran invadido a los planeadores de infantería que defendían Marvie, podrían haber tomado Bastogne, y la historia de la Batalla de Bulge habría sido radicalmente diferente.

A diferencia de sus hermanos aerotransportados, la infantería de planeadores de la 101 División Aerotransportada ha vivido en las sombras de la historia. En Marvie, sin embargo, la 327ª Infantería de Planeador mostró su temple y se ganó el apodo de Bastogne Bulldogs.

El dilema de Manteuffel

El 16 de diciembre de 1944, tres ejércitos alemanes se estrellaron contra las delgadas líneas estadounidenses en el frente occidental en el área conocida como el Bosque de las Ardenas. El objetivo de los alemanes era la ciudad de Amberes, Bélgica, un gran puerto marítimo entonces utilizado por los aliados para el suministro de sus ejércitos que luchaban hacia la patria alemana.

El Quinto Ejército Panzer, bajo el mando del general Hasso von Manteuffel, tenía la tarea de asegurar el flanco sur del avance alemán hacia Amberes y tomar la ciudad de Bruselas. Para lograr esta misión, tendría que penetrar las líneas americanas a lo largo del río Our y tomar varios cruces en el río Mosa. Más importante aún, tenía que controlar dos ciudades, St. Vith y Bastogne.

Manteuffel tuvo que tomar una decisión difícil sobre Bastogne. El comandante del Quinto Ejército Panzer quería Bastogne, pero no estaba dispuesto a arriesgarse a perder los cruces del río Mosa para conseguirlo. Durante la planificación operativa preliminar, ordenó al general Heinrich Luettwitz, comandante del XLVII Cuerpo Panzer, que intentara capturar la ciudad vital mediante un golpe de Estado, utilizando la División Panzer Lehr, bajo el mando del general Fritz Bayerlein. Si eso fallaba, la 26.a División Volksgrenadier rodearía la ciudad, permitiendo que las otras dos divisiones panzer del cuerpo (2.a Panzer y Panzer Lehr) continuaran su avance hacia el oeste hasta el Mosa.

Para Luettwitz, la idea de dejar Bastogne en la retaguardia, sin conquistar, significaba mayores problemas más adelante en la operación, y creía firmemente que necesitaba concentrar sus fuerzas para capturar la ciudad antes de poder mover el grueso de su cuerpo hacia el oeste. A medida que se desarrollaran los acontecimientos, la historia le demostraría que tenía razón.

Para el 21 de diciembre de 1944, el XLVII Cuerpo Panzer había intentado varias veces capturar Bastogne, y cada una había fallado. Después de un día de lucha encarnizada, el cuerpo había rodeado Bastogne. Dentro de la ciudad estaba la 101ª División Aerotransportada estadounidense y el Comando de Combate B de la 10ª División Blindada. Estaba claro que Luettwitz quería apoderarse de la ciudad, sabiendo que los paracaidistas estadounidenses, siempre que tuvieran municiones y comida, continuarían resistiendo a sus fuerzas e interrumpirían sus líneas de suministro. Bastogne era también una importante ciudad de cruce de caminos, y su control podría facilitar el movimiento hacia el oeste de las fuerzas alemanas.

Marvie: Llave de Bastogne

Sin embargo, Manteuffel quería que el XLVII Cuerpo Panzer continuara su avance hacia el Mosa, al noroeste de Bastogne. Como resultado, Luettwitz sólo pudo comprometer una división reforzada de Volksgrenadier, la vigésimo sexta bajo el mando del general Heinz Kokott, para la captura del vital centro de la carretera.

Luettwitz decidió apostar. Envió a la guarnición sitiada un ultimátum de rendición el 22. Los estadounidenses lo llamaron un farol cuando el general Anthony McAuliffe, comandante en funciones de la 101st Airborne, respondió de manera famosa: "¡Locos!"

Luettwitz se enfrentó a un dilema. Tuvo que responder con fuerza. Afortunadamente, la 26.a División Volksgrenadier no estuvo sin dientes. Luettwitz había autorizado la transferencia de un grupo de batalla de Panzer Lehr para permanecer con la 26.a División Volksgrenadier al sur de Bastogne. Esta no fue probablemente una decisión popular entre Fritz Bayerlein, el comandante de la División Panzer Lehr. Estaba perdiendo uno de sus regimientos de maniobra, el 901º Regimiento Panzergrenadier, dos compañías blindadas y un batallón de artillería. Con esta fuerza, junto con el resto de la 26.a División Volksgrenadier, Luettwitz quería que Kokott apretara la soga alrededor del cuello de las fuerzas estadounidenses dentro del perímetro de Bastogne y luego la penetrara.

Kokott sintió que el mejor lugar para romper las líneas americanas era cerca del lado sur del perímetro de Bastogne. El 901 ° Regimiento de Panzergrenadier controlaba el sector e informó que las fuerzas estadounidenses cerca de Marvie eran débiles. Además, tanto Kokott como Luettwitz sintieron que las fuerzas dentro de Bastogne no eran lo suficientemente fuertes para continuar su resistencia si los alemanes mantenían la presión. En preparación para un gran ataque en la noche del 23, Kokott y Luettwitz decidieron aumentar la presión alrededor de todo el perímetro de Bastogne y cerrar cualquier brecha potencial en su propio cerco de las fuerzas estadounidenses durante el día.

El 26 ° Batallón de Reconocimiento de Kokott atacaría a Mande St. Etienne en el oeste, mientras que el 77 ° Regimiento de Volksgrenadier atacaría a Champs y avanzaría hacia el sur. Mientras tanto, un grupo de batalla de la 2.a División Panzer atacaría a Flamierge. Esto cerraría cualquier brecha, ataría las fuerzas estadounidenses en áreas alejadas del objetivo principal y tal vez incluso alejaría a las fuerzas estadounidenses del sector sureste.

Para el ataque principal, Kokott eligió al 901º Regimiento Panzergrenadier y fijó la fecha para el 23 de diciembre. El 901º era relativamente reciente y no había sufrido pérdidas graves en los días anteriores. A continuación, Kokott decidió atacar al anochecer porque los estadounidenses controlaban los cielos durante el día y sus cazabombarderos eran muy efectivos contra los tanques al aire libre. Además, al anochecer, las otras operaciones cerca de Champs y Mande St. Etienne estarían completas.

Si el 901 penetraba en las defensas estadounidenses, Kokott podría ordenar un asalto total contra la propia Bastogne. Para lograr esto, el grupo de batalla de Panzergrenadier 901 tuvo que abrir una brecha en las defensas de Bastogne desde el sureste y tomar la ciudad de Marvie para permitir un ataque general sobre Bastogne. La hora de su ataque sería después de las 5 de la tarde.

La Orden de Batalla de EE. UU.

En oposición al 901 ° Regimiento de Panzergrenadier estaba el 2. ° Batallón de los EE. UU., 327 ° Regimiento de Infantería de Planeadores. El comandante en funciones era el mayor R.B. Galbreaith, que era el oficial ejecutivo del batallón. El comandante del batallón original, el teniente coronel Roy L. Inman, había sufrido heridas durante un ataque anterior a Marvie el 20 de diciembre. El batallón tenía uno de los sectores más extensos de la división. Se extendía desde Marvie en el este hasta Bastogne-Lutrebois Road en el oeste. En el flanco este estaba el 501º Regimiento de Infantería de Paracaidistas, mientras que en el flanco occidental estaba el 326º Batallón de Ingenieros de Paracaidistas.

De oeste a este, Galbreaith dispuso sus fuerzas a lo largo del terreno elevado que dominaba una carretera de este a oeste que conducía a la ciudad de Martelange al oeste. Su unidad más occidental era un pelotón de la Compañía G. Más al este estaba la Compañía F, que estaba situada entre dos pelotones de la Compañía G. Al este de la Compañía F había un pelotón de la Compañía G que ocupaba la pendiente delantera de la colina 500, el terreno más alto del sector de Galbreaith. Después de la colina 500, una carretera dividía en dos el área de operaciones del batallón y corría directamente hacia el norte en Marvie. Al este de la carretera había un pelotón de ingenieros. Además, a lo largo del flanco más oriental, estaba la Compañía E.

El frente completo del batallón era de casi dos millas, casi el doble del área que un batallón podía defender doctrinalmente. El coronel Joseph Harper, jefe de Galbreaith y comandante del 327º Regimiento de Infantería de Planeadores, no tenía muchas opciones. El área de operaciones de su regimiento se extendía desde Marvie en el este hasta Mande St. Etienne en el oeste, que estaba a una distancia de más de cuatro millas. No tuvo más remedio que estirar sus fuerzas para cubrir todo el acceso sur a Bastogne.

Los planeadores no eran los únicos soldados en Marvie y sus alrededores. El equipo O’Hara, del Comando de Combate B, 10ª División Blindada, también se encontraba en el sector sureste de las defensas de Bastogne. El teniente coronel James O’Hara estaba al mando de un grupo de trabajo de armas combinadas de tanques medianos y ligeros, infantería mecanizada e ingenieros. La fuerza estaba principalmente al norte de la carretera Bastogne-Wiltz en una pendiente inversa, ubicada al noreste de Marvie.

La fuerza total de O'Hara estaba compuesta por 19 oficiales y casi 300 soldados, a quienes dividió entre varias compañías de infantería blindada y pelotones de tanques adjuntos. Más importante aún, poseía seis tanques medianos M4 Sherman, un tanque Sherman observador delantero, un tanque Sherman con un obús de 105 mm montado, cuatro tanques ligeros Stuart M5A1 y cuatro obuses de 75 mm montados en vehículos blindados M8.

En la noche del 23, el equipo O'Hara había reunido una cantidad significativa de potencia de fuego para bloquear cualquier intento alemán de flanquear a Marvie desde el norte. Al sur de la carretera, O'Hara había colocado dos ametralladoras ligeras y una ametralladora pesada. Cubrieron un campo minado y una barricada. Con ellos estaba un pelotón de infantería de la Compañía B, 54 ° Infantería Blindada. Para proporcionar defensa antitanque, O'Hara reforzó el flanco sur con tres Sherman, incluido uno con un cañón de 76 mm que utilizó el observador de avanzada.


La batalla de las Ardenas en 38 imágenes

La Batalla de las Ardenas, también conocida como la Ofensiva de las Ardenas, fue el último intento desesperado de Alemania de montar un ataque a gran escala en el Frente Occidental. Esta batalla, que duró del 16 de diciembre de 1944 al 25 de enero de 1945, fue una de las más sangrientas en la historia militar de Estados Unidos.

Con la participación de más de 1 millón de combatientes de ambos lados, la Ofensiva de las Ardenas tenía la intención de romper las líneas aliadas, dividiendo y rodeando a 4 ejércitos de los EE. UU. Y el Reino Unido, mientras negaba a los aliados el uso del puerto de Amberes. Una vez logrado esto, Hitler esperaba poder forzar un tratado de paz con los aliados, independiente de los soviéticos, y que favoreciera fuertemente al Eje.

El ataque debía atravesar el bosque de las Ardenas, entonces débilmente defendido, en un movimiento similar al exitoso ataque Blitzkrieg contra Francia en 1940.

El plan alemán para la ofensiva, que consistía en dividir las fuerzas estadounidenses y británicas, mientras se capturaba Amberes, un puerto crucial para el reabastecimiento de las tropas aliadas.

Las fuerzas aliadas habían salido de Normandía y habían avanzado por Europa mucho más rápido de lo esperado, lo que provocó que los ejércitos superaran a sus propias cadenas de suministro. Justo antes de que comenzara la ofensiva, las tropas aliadas estaban exhaustas, con pocas provisiones y dispersas. Los comandantes decidieron detenerse en las Ardenas para permitir a las tropas descansar, reabastecerse y reforzarse.

Los aliados menos esperaban un ataque por aquí, debido al denso bosque y al terreno difícil. Esto, combinado con el reconocimiento aéreo aliado impedido por el mal tiempo, significó que los alemanes comenzaran con éxito el ataque como una sorpresa. Sin embargo, era fundamental que continuara el mal tiempo.

Inicialmente, los alemanes comenzaron la ofensiva con más de 400.000 soldados, 1.400 tanques y vehículos de combate blindados y más de 1.000 aviones.

Este ataque se estrelló contra los defensores estadounidenses, que defendieron la región de manera mucho más afectiva de lo que anticipaban los alemanes. El terreno accidentado que ayudó a los alemanes y el elemento sorpresa también funcionó en su contra cuando los defensores lo usaron a su favor.

Esta feroz defensa y las malas redes de carreteras significaron que las tropas y los tanques alemanes, críticos para el éxito de las ofensivas, se estancaron.

El ataque llegó hasta el pueblo de Foy-Nôtre-Dame antes de detenerse. Para empeorar las cosas, el mal tiempo se levantó, permitiendo que el poder aéreo aliado, virtualmente sin oposición, atacara a las fuerzas alemanas y las líneas de suministro. La ofensiva había fracasado y, con ella, la última oportunidad de Alemania de controlar la guerra.

Las pérdidas de la batalla fueron enormes, entre 60 y 100.000 soldados alemanes murieron, desaparecieron o resultaron heridos, mientras que 90.000 soldados estadounidenses murieron heridos o desaparecidos. La batalla reclamó a muchos soldados alemanes veteranos y una enorme cantidad de equipo que simplemente no pudieron reemplazar.

Aquí hay una colección de imágenes de esta batalla reñida.

Las tropas estadounidenses arrastran un trineo de municiones muy cargado por la nieve, mientras se mueven para atacar Herresbach.

Chow se sirve a los soldados de infantería estadounidenses del 347o Regimiento de Infantería en su camino a La Roche, Bélgica, el 13 de enero de 1945.

La tripulación de Cobra King posa para una foto de celebración en las cercanías de Bastogne, Bélgica, poco después de que los petroleros encabezaran la columna de blindados e infantería que liberó la ciudad en diciembre de 1944.

Los bancos de nieve profunda en una carretera estrecha detienen el tráfico militar en los bosques de Wallerode, Bélgica. 87th Inf. Div. 30 de enero de 1945.

Posiciones ocupadas por los alemanes sobre el río L & # 8217Amblene, en Stavelot, Bélgica, como se ve desde el frente.

Aquí hay una parte de los restos en St. Vith, Bélgica, después de que unidades de la 7ª División Blindada tomaran la ciudad.

Walter Hughes & # 8211 82nd Airborne Division, Bra, Bélgica.

Infantes de la Compañía E, 2. ° Batallón, 30.a División, en las afueras de Sart-Lez-St. Bith, (Rodt), Bélgica, durante su avance sobre St. Vith. 23 de enero de 1945

Alineados en un campo cubierto de nieve, cerca de St. Vith, Bélgica, están los tanques M-4 Sherman del 40th Tank Bn.

Más de 400.000 bidones de gasolina de 5 galones se alinean en cinco millas de carretera entre las ciudades belgas de Stavelot y Francorchamps durante la Batalla de las Ardenas.

Panzergrenadier-SS Kampfgruppe Hansen en acción durante los enfrentamientos en Poteau contra la Task Force Myers, el 18 de diciembre de 1944.

Pvt. Roy McDaniels, Hartford City, Indiana, vigila la actividad enemiga desde un puesto de observación de la 30ª División en Stavelot, Bélgica.

La nieve y el hielo dificultan las cosas para los vehículos del ejército de EE. UU. En una carretera en Bélgica. La tormenta de nieve fue responsable de que el camión de gasolina, a la izquierda, patinara fuera de la carretera, con un atasco de tráfico como resultado.

Soldados con trajes de nieve caminan por las calles nevadas de St. Vith, Bélgica. 24 de enero de 1945

Carcasas gastadas desde una posición de pistola en Elsenborn Ridge

Los tanqueros del Primer Ejército de los Estados Unidos se reúnen alrededor de un fuego en el suelo cubierto de nieve cerca de Eupen, Bélgica, y abren sus paquetes de Navidad el 30 de diciembre de 1944.

Tanques e infantes de la 82.a División Aerotransportada, 740.o Batallón de Tanques avanzan a través de la nieve hacia su objetivo en Bélgica. Primer Ejército de Estados Unidos cerca de Herresbach.

Tanques del 4º Armd. Div., Listo para la acción en primera línea. 8 de enero de 1945. Bastogne, Bélgica.

Los miembros de la 101a División Aerotransportada, a la derecha, están en guardia para los tanques enemigos, en la carretera que conduce a Bastogne, Bélgica. Están armados con bazucas. 23 de diciembre de 1944

Esta casa en llamas cerca de Lmore, Bélgica, provocó un fuerte bombardeo enemigo que hirió a un fotógrafo de Signal Corps. 16 de enero de 1945

Las tropas de la 82 División Aerotransportada avanzan en una tormenta de nieve detrás del tanque en un movimiento para atacar Herresbach, Bélgica. 28 de enero de 1945

Los soldados de infantería estadounidenses se agachan en una zanja llena de nieve, refugiándose de un bombardeo de artillería alemana durante la Batalla de Heartbreak Crossroads en los bosques de Krinkelter el 14 de diciembre de 1944.

Las tropas estadounidenses de la 28.a División de Infantería, que se han reagrupado en pelotones de seguridad para la defensa de Bastogne, Bélgica, marchan por una calle de Bastogne.

El soldado raso estadounidense Charles Preston, de Nicholasville, Kentucky, limpia la nieve con una ametralladora Browning M1917 montada en su jeep. Crédito de la imagen & # 8211 Colorizaciones de casuario CC BY 2.0

Ahora estábamos recibiendo nuestro segundo aire y comenzamos a aplanar ese bulto. Tomamos 50.000 prisioneros solo en diciembre.

Cuando King Tiger 105 fue alcanzado por un fuego de bazuca, el conductor dio marcha atrás hacia los escombros de una casa y se quedó atascado. La tripulación abandonó el tanque en Rue St. Emilion en Stavelot, Bélgica.

Un soldado alemán, fuertemente armado, lleva cajas de municiones hacia adelante con un compañero en el territorio tomado por su contraofensiva en esta escena de una película alemana capturada. Bélgica, diciembre de 1944.

Una vista de los daños causados ​​en Houffalize, Bélgica, por los bombardeos. La ciudad fue retomada a los alemanes por la 2ª División Blindada.

Fotografía aérea de un ataque de los bombarderos Avro Lancaster de la Royal Air Force sobre St. Vith, Bélgica, el 26 de diciembre de 1944.

Después de mantener una posición en el bosque toda la noche cerca de Wiltz, Luxemburgo, contra el contraataque alemán, tres hombres de B Co., 101st Engineers, emergen para descansar.

Los soldados de infantería estadounidenses de una división blindada marchan por una carretera al sureste de Born, Bélgica. Tenga en cuenta la altura del banco de nieve a ambos lados de la carretera. 22 de enero de 1945

Soldados estadounidenses hombre un emplazamiento de mortero excavado cerca de St. Vith, Bélgica, 24 de enero de 1945

Los soldados estadounidenses del 289o Regimiento de Infantería marchan a lo largo de la carretera nevada en su camino para cortar la carretera Saint Vith-Houffalize en Bélgica el 24 de enero de 1945.

Soldados estadounidenses que toman posiciones defensivas en las Ardenas.

Los cazatanques estadounidenses avanzan durante la densa niebla para detener la punta de lanza alemana cerca de Werbomont, 20 de diciembre de 1944

Los soldados de la 99a División de Infantería asisten a un servicio cristiano en la víspera de Año Nuevo.


Batalla de la protuberancia

La famosa Batalla de las Ardenas comenzó el 16 de diciembre de 1944 con un bombardeo de artillería pesado, seguido por el avance de las fuerzas alemanas, la Wehrmacht y las tropas de las SS que ingresaron en Bélgica. En la punta de lanza del avance, los alemanes enviaron soldados con uniformes aliados / estadounidenses para eliminar los letreros y confundir a las fuerzas estadounidenses. Otto Skorenzy estaba al mando de los saboteadores, Otto también es conocido por la exitosa liberación de Benito Mussolini en Italia el 12 de septiembre de 1943 durante & # 8220Operation Eiche & # 8221.
Hasso von Manteufell condujo al 5. ° Panzerarmee a las Ardenas y hacia Bastogne, mientras que al sur Erich Branderberger dirigió al 7. ° ejército a la batalla hacia Luxemburgo.

Tropas alemanas avanzando junto a equipos estadounidenses abandonados. Fuente: Wikimedia.

Sepp Dietreich estaba al mando de la parte norte del asalto con el sexto SS Panzerarmee. Se ordenó a su joven y fanático comandante Joachim Peiper que retomara el puerto de Amberes lo más rápido posible y por todos los medios necesarios. Las fuerzas de Peiper & # 8217 capturaron soldados estadounidenses cerca de Malmedy y los ejecutaron en un campo cerca de St. Vith el 17 de diciembre de 1944. Noventa soldados estadounidenses perdieron la vida cerca de Sankt Vith y quedaron en la nieve. Solo unos pocos lograron sobrevivir para contar la historia y el resultado fue que ningún soldado se rendiría ni se rendiría. Fortaleció a las fuerzas aliadas hasta los huesos y lucharon como leones en un invierno con temperaturas que bajaron a menos 20 grados Celsius o menos 4 Fahrenheit.

Mientras la lucha continuaba con toda su furia, los paracaidistas de la 101ª División Aerotransportada fueron enviados a Bastogne y atrincherados. El objetivo: retener las fuerzas alemanas hasta que el general Patton llegara con su tercer ejército y cambiara la escala. Estos hombres tuvieron que soportar todo el peso de la fuerza alemana hacia Bastogne y se mantuvieron firmes. Cuando el cielo se despejó, las Fuerzas Aéreas Aliadas volvieron a golpear los blindados alemanes y pudieron reabastecer a las tropas. El 25 de enero, las fuerzas alemanas fueron rechazadas y la batalla terminó.

La pérdida de hombres y material fue algo que el ejército alemán no pudo reemplazar en esta etapa de la guerra. Adolf Hitler había hecho su última apuesta. En ese momento estaba muy enfermo y delirante, moviendo la división en mapas que habían desaparecido hacía mucho tiempo.

Diorama del general de brigada Anthony McAuliffe en su sede de Bastogne & # 8211 Bastogne Barracks

En un momento de la batalla, que parece un punto muerto, el comando alemán envía una nota para la rendición de las fuerzas aliadas hacia el comandante estadounidense, Anthony McAuliffe, que tenía su base en el cuartel de Bastogne. & # 8216Nuts & # 8217 fue su respuesta, pero no muchos saben de dónde vino esto. Anthony McAuliffe tuvo una gran madre, que no permitió que su hijo jurara. Entonces Anthony siempre respondió con & # 8216Nuts & # 8217 en lugar de una maldición, que fue su reacción a la rendición sugerida. Los alemanes no entendieron la respuesta, por lo que Joseph Harper, el recado estadounidense de Amry tuvo que explicárselo y hacerlo un poco más obvio para los comandantes alemanes y respondió con & # 8216 Go to hell & # 8217 & # 8230.

Hechos menos conocidos

La batalla por las Ardenas fue mucho más grande que la batalla de las Ardenas. La batalla de las Ardenas revirtió la forma de las fuerzas de combate en el mapa, parece un Caldero. Además de las tres estocadas en Bélgica, hubo una estocada fallida en los Países Bajos llamada & # 8220Operation Wanssum Bridgehead & # 8221, o & # 8220Schneeman & # 8221 (Ing: snowman) y fue ejecutada desde el 1 hasta el 8 de enero de 1945 con German Fallschirmjäger. (paracaidistas) utilizados como tropas terrestres.

Al sur de las Ardenas, en el norte de Francia, hubo un asalto más grande con el 1. ° y el XIX ejércitos alemanes, entre ellos la 6.a División SS-Gebirgs-Nord. & # 8216Operation Nordwind & # 8217 se ejecutó a partir del 31 de diciembre de 1944 & # 8211 25 de enero de 1945. Después de Nordwind, el plan era ejecutar & # 8216Operation Zahnarzt & # 8217 (Ing: Operation Dentist), para eliminar el 3er ejército controlado por George Patton. La operación Nordwind fue detenida por el ejército de los Estados Unidos y el seguimiento & # 8220Operation Zahnartzt & # 8221 nunca se llevó a cabo.

El primero de enero de 1945, cuando el cielo estaba despejado, la Luftwaffe se atrevió a atacar a la Fuerza Aérea Aliada sobre Bélgica, y sus pérdidas fueron grandes. Su nombre operativo era & # 8220Operation Bodenplatte & # 8221. La última vez que los paracaidistas alemanes participaron en una misión y fueron lanzados al territorio ocupado fue durante & # 8216The Battle of the Bulge & # 8217, no fue tan exitoso como se esperaba y los FallschirmJägers no marcaron la diferencia a pesar de que 1200 fueron arrojados detrás de las líneas enemigas. la noche del 16 al 17 de diciembre de 1944.

Joachim Peiper

Retrato de Joachim Peiper. Fuente: Bundesarchiv, Bild 183-R65485

Joachim Peiper y su Kampfgruppe, fueron acusados ​​de crímenes de guerra debido a la masacre cerca de Malmedy y St. Vith. El Grupo de Batalla de Peiper fue parte de la 1a División Panzer SS Leibstandarte & # 8220Adolf Hitler & # 8221. También fueron responsables de la muerte de 11 miembros afroamericanos del 333 ° Batallón de Artillería Archivado en Wereth Bélgica. En total, Kampfgruppe Peiper fue acusado de la muerte de 362 prisioneros de guerra y 111 civiles.

Peiper quiso asumir toda la responsabilidad y pidió una reducción del castigo para sus hombres para que no fueran ahorcados sino fusilados, esto fue negado. Al final, el veredicto se cambió de la pena de muerte a la cadena perpetua. Peiper finalmente fue liberado en 1956 después de 11 años de prisión. En 1972 se trasladó a Traves & # 8211 Francia para vivir una vida tranquila traduciendo libros. Fue asesinado el 14 de julio de 1976 (día de la Bastilla) cuando se defendió de sus atacantes mientras se encontraba en su casa. Un grupo que se hacía llamar los Vengadores quemó su casa y Peiper en ella. El grupo nunca fue identificado, pero hay fuertes sugerencias de que son ex miembros de la Resistencia francesa.


Bastogne, Bélgica & # 8212 Rastreando la Batalla de las Ardenas

Bastogne, una pequeña ciudad en el sur de Bélgica, se encuentra en tierras de cultivo onduladas, con rodales del bosque de las Ardenas a las afueras de la ciudad. En nuestra visita, sombrillas de colores decoraron la calle principal.

En el camino de la batalla

Bastogne probablemente habría permanecido desconocido para el mundo, pero Bastogne sufrió la desgracia de quedar atrapado en la Batalla de las Ardenas, una de las batallas terrestres más grandes de la Segunda Guerra Mundial. Cuando visite esta hermosa zona belga, podrá rastrear lo que sucedió aquí en el invierno de 1944-1945. Quizás se pregunte por qué Bastogne fue el escenario de una batalla fundamental de esta última ofensiva de las fuerzas alemanas. Después de todo, sólo unos meses antes Bastogne fue liberado por los aliados y los residentes se acomodaron para un tiempo de calma mientras la guerra terminaba. Luego, a mediados de diciembre, los alemanes atacaron. Su objetivo era el puerto de Amberes, y pasaron por alto Bastogne, avanzando para crear el "bulto".

Aún así, los alemanes necesitaban esta ciudad. Bastogne se encuentra en el centro de 7 caminos, y estos fueron cruciales para mover tropas y suministros. Una a una, las carreteras cayeron bajo el control alemán. El 21 de diciembre, las tropas estadounidenses en Bastogne estaban completamente rodeadas.

Para saber qué sucedió en Bastogne durante esos días desgarradores, hicimos una gira con Reg Jans. Es un guía local cuyo abuelo luchó en la Segunda Guerra Mundial. Al profundizar en la vida de su abuelo, Reg se dio cuenta de que "la libertad no es gratuita y que el conocimiento histórico debe preservarse y transmitirse". Constantemente investiga la historia de esta zona durante la Segunda Guerra Mundial. Es el guía perfecto para un tour de un día por Bastogne.

Recorriendo la ciudad

Comenzamos en la ciudad, en la calle donde las tropas aerotransportadas 101 marcharon el 16 de diciembre. Estos son los hombres de la serie Band of Brothers. Este excelente video de 10 partes sigue el camino de Easy Company of the 101st, incluido su tiempo en las trincheras de Bastogne. Pronto estábamos viajando por caminos que tenían siglos de antigüedad, a través de las tierras de cultivo, en la camioneta Battle Bus de Reg. De inmediato, nos enteramos de que la disposición del terreno ha cambiado, debido a que esta área en realidad cultiva árboles. El área de bosque durante la batalla es hoy pastizales y se plantan nuevos bosques. Nuestro guía ha alojado a veteranos y familiares de la 101st, y ha descubierto dónde tuvo lugar la acción.

El Bois Jacques

El corazón de nuestro recorrido tuvo lugar en el Bois Jacques. Este es el bosque donde Easy Company se atrincheró y mantuvo a raya a los alemanes a pesar de la falta de ropa de invierno, comida, municiones y suministros médicos. Algunas de las trincheras existen hoy. Puede presentar sus respetos a estos hombres en este terreno sagrado. Una ventaja de nuestra gira vino cuando conocimos a uno de los actores de Band of Brothers, James Madio, que interpreta al soldado Frank Perconte. Habló con los veteranos cuando se preparaba para su papel y hablamos con él sobre Perconte. Era conocido por su limpieza, incluso en las trincheras. Entonces, en la serie, Madio decidió cepillarse los dientes en una escena, sabiendo que esto retrataría bien a Perconte. Cuando los aliados se estremecieron en sus trincheras en diciembre de 1944, los alemanes enviaron a dos hombres a la ciudad para ver al comandante, Brig. General Anthony McAuliffe, y presentar una demanda de rendición. Los aliados fueron privados de toda ayuda, así que era hora de darse por vencidos, ¿verdad? La famosa respuesta de McAuliffe fue "¡Nueces!" Los alemanes, probablemente desconcertados, volvieron a sus filas. Unos días más tarde, Patton rodó por una de las carreteras con sus tanques y ese fue el comienzo del fin del asedio de Bastogne. Aquí & # 8217s la masía donde tuvo lugar esa reunión.

La cercana ciudad de Foy

Continuamos hacia la cercana ciudad de Foy, donde Easy Company luchó después de que Patton rompió con sus tanques para liberar a Bastogne. Esta tranquila ciudad rural se parece hoy en día a la de 1944. El edificio donde un francotirador disparó desde una ventana alta sigue en pie, con agujeros de bala y todo.

Pagando respeto

En los campos y en la ciudad se pueden encontrar monumentos a los hombres que ocuparon Bastogne. Porque nunca debemos olvidar el precio que pagaron los soldados de ambos bandos, así como los civiles de esta pequeña encrucijada que se vieron arrastrados a la batalla.

La plaza principal de Bastogne

La plaza principal ahora se conoce como plaza McAuliffe, y almorzamos en el Café llamado "Nuts". Sirven un plato de cacahuetes con cada comida. Esa noche fuimos a cenar al restaurante italiano de la esquina de la plaza principal. Este fue el hogar de la infancia de la enfermera Renee Lamaire, "Ángel de Bastogne", que murió en el bombardeo de Nochebuena de 1944. Los ecos del pasado están por todas partes y, al recordar, mantenemos vivos a los que se perdieron demasiado pronto. Si vas, te recomiendo hospedarte en el Hotel Melba, a solo 5 minutos a pie de la plaza principal, con este encantador patio delantero.


Este día en la historia: Patton alivia a los estadounidenses sitiados en Bastogne (1944)

En este día, en 1944, el general estadounidense George S Patton releva a las unidades estadounidenses que habían estado sitiadas en la ciudad de Bastogne durante la Batalla de las Ardenas. El general George S. Patton utilizó una estrategia audaz para romper el asedio alemán. Los alemanes habían atacado a los estadounidenses en la región de las Ardenas de Bélgica y los habían hecho retroceder muchas millas. Habían obligado a rendirse a unos 7000 soldados estadounidenses en un par de días. Sin embargo, hubo un grupo de estadounidenses que se negaron a rendirse y estas fueron las unidades que estaban estacionadas en la ciudad clave de Bastogne. La ciudad era un punto clave en las redes de comunicación de la zona y los alemanes tuvieron que tomarla para asegurarse de que podían mover sus tanques y hombres a través de la región y más allá de Bélgica.

La ciudad de Bastogne pronto se convertiría en el punto focal de la Batalla. El bando que lo controlaba podría emerger como el vencedor. La ciudad belga fue defendida por tropas de primera de la 101ª División Aerotransportada. Fueron reforzados por hombres de varias unidades, que habían sido rechazados y dispersados ​​durante el avance alemán. Los alemanes rodearon la ciudad y la atacaron sin descanso. Los suministros de alimentos, municiones y medicinas comenzaron a agotarse. Los defensores de Bastogne también sufrieron terriblemente con el frío. El alemán exigió que los estadounidenses se rindieran. El líder de los estadounidenses en Bastogne, el general de brigada Anthony C. MacAuliffe respondió a una demanda de rendición alemana con un mensaje escrito con una sola palabra: "ldquoNuts". Esto confundió totalmente a los alemanes.

El daño en Bastogne (1944)

El asedio continuó y los estadounidenses se vieron sometidos a una presión cada vez mayor en Bastogne. Patton o & acirc & # 128 & # 152Old Blood and Guts & rsquo avanzaron para romper el asedio. Ordenó a su ejército que realizara un movimiento de contraataque de 90 grados. Esto sorprendió a los alemanes y Patton pudieron romper las líneas alemanas. Los tanques Sherman de Patton pudieron avanzar hacia Bastogne y pudieron relevar a las unidades estadounidenses sitiadas en Bastogne. El relevo de Bastogne fue un punto de inflexión en la Batalla de las Ardenas y prácticamente aseguró que la ofensiva alemana sería rechazada. La maniobra para aliviar Bastogne fue quizás una de las mayores estrategias de Patton & rsquos en la guerra. Después de su derrota en la Batalla de las Ardenas, los estadounidenses pudieron hacer retroceder a los alemanes al Rin. A principios de 1945, los estadounidenses con sus aliados pudieron cruzar el Rin y entrar en Alemania.

George Patton


Historia de la Segunda Guerra Mundial: cómo los pilotos de planeadores aliados salvaron Bastogne

En Marvie, la 327.a Infantería de Planeador mostró su temple y se ganó el apodo de Bastogne Bulldogs.

Al norte de la carretera había otro pelotón de la Compañía B. Al igual que el pelotón del sur, O'Hara lo había apoyado con dos tanques, uno tenía un cañón de 75 mm, mientras que el otro era un obús de 105 mm montado en un Sherman. Entre los dos pelotones, O’Hara había colocado un par de puestos de avanzada para pasar por alto la barricada, mientras que en el edificio justo al sur de la carretera estaba el puesto de mando de la Compañía B. On the far northern flank were two heavy machine guns, and their principal direction of fire was to the north. Behind the primary fighting positions were O’Hara’s headquarters and a heavy machine gun, which his engineers operated. Finally, far to the rear was his platoon of five light tanks, which were laagering at the main intersection where the east-west Wiltz Road crossed the north-south Marvie Road.

Setting Up the Attack

The terrain around Marvie favored the attackers. For observation and fields of fire, the Germans possessed the high ground to the south of Marvie, and with it they could observe most of the American perimeter in this sector. An extensive forest called the Te’re dol’Hesse ran along the southern length of the Remoifosse Road, which would screen the German forces assembling for an attack on Marvie. The same woods that provided concealment would also, however, be an obstacle for the German forces and would severely restrict much of their mechanized units. Therefore, the German tanks would have to use the roads and trails until they reached the open fields.

From Hill 500 the Americans could observe German movement within the wood line. If the Germans seized it, however, they could lay enfilade fire on the American forces in Marvie to the northeast. The most likely avenue of approach for German mechanized forces would be along the north-south road that bisected the Remoifosse Road and led directly into Marvie and on to Bastogne.

Colonel Paul von Hauser, who commanded the 901st Panzergrenadier Regiment, planned his attack along several lines. The decisive operation would advance up the road that ran directly north into Marvie, while the main shaping operation would move up the highway that ran between Remoifosse and Bastogne. A second shaping operation would inch its way northward along the road that connected Wiltz and Bastogne to fix the American forces to the northeast of Marvie. If everything went according to plan, Kokott would then order his general assault once his forces had achieved a decisive penetration. The only variable was the glider men of the 327th. How would they react to Kokott’s plan? He would have his answer soon.

The Assault Begins

At approximately 5:15 pm, the German attack began. Tanks fired from a position in the forest hollow of Martaimont several hundred meters to the southeast of Marvie, while German machine guns opened up along the entire wood line. Their target was the men of 2nd Battalion. Their mission was to suppress the glider men in order to prevent them from responding with accurate fire against the German forces. Meanwhile, panzergrenadiers dressed in snowsuits edged their way forward from concealed positions in the wood line. Tracers crisscrossed the night sky.

Around 5:35, as the panzergrenadiers dashed and rolled from covered position to covered position, their first objective became clear to the glider men. It was the lone platoon from G Company at the base of Hill 500. The American platoon leader was Lieutenant Stanley Morrison. He had already been a POW briefly during the attack on Marvie on the 20th, but when that attack broke down the Germans left him behind in the town. For this attack, the Germans committed the 2nd and 6th Companies of the 901st Panzergrenadier Regiment to seize the vital hill and then the town. In addition to the panzergrenadiers, four tanks accompanied the infantry to provide suppression fire, while a platoon of 120mm mortars and a platoon of 75mm guns provided indirect artillery fire to secure the flanks of the attack.

The Americans immediately responded with two batteries of 75mm howitzers from the 463rd Parachute Field Artillery Battalion, firing from the town of Hemroulle. Their target was the area just south of Hill 500, and by 6 pm, B and D Batteries had saturated the area with over 75 rounds of high explosives.

The other shaping operations now began in earnest. At 6 pm, 12 more tanks with accompanying infantry struck F Company near the Remoifosse-Bastogne Road. Some of the panzergrenadiers quickly overwhelmed and destroyed a squad from F Company defending a copse of trees north of the road to Remoifosse. While some of the Americans escaped, the Germans killed or captured most of the squad. In response, the B and D Batteries from the 463rd Parachute Field Artillery shifted their fire toward the intersection due south of Remoifosse. The 463rd called for additional assistance from the 377th Parachute Field Artillery, and this battalion began to fire on the same area.

Because of this massive artillery concentration and his dogged resistance, Lieutenant Leslie Smith’s platoon, which overlooked the Remoifosse–Bastogne Road, temporarily blocked the German tanks. Smith’s heaviest weapons were bazookas. The fighting was fierce. German tanks fired 15 rounds into Smith’s command post, which subsequently caught fire. Smith refused to leave the burning building and decided to continue the fight from the basement. At one point, two German tanks closed within 50 yards of Smith’s lines but were turned back. During the night, Smith’s men repelled three separate attacks.

“We’re Still Holding On”

Elsewhere, however, the American main line of resistance was beginning to buckle. Despite the massive steel storm, the German panzergrenadiers inched forward, and by 6:40 they had reached the base of Hill 500. Once there, they infiltrated the houses that surrounded the base of the hill and slowly began to envelop Morrison’s platoon.

Sensing the threat, Morrison ordered some of his men on the flanks to fall back to prevent the enemy from turning him, but the Germans had fixed his platoon. Soon they would cut him off from the rest of the battalion. Believing they had neutralized the threat, some of German tanks then turned their attention toward the town of Marvie and began to hurl rounds into the village while two Mark IV tanks began to advance toward the town.

Morrison had very little to stop the clanking metal monsters. The only significant antitank weapon available was a 57mm gun mounted in a half-track. Colonel Harper had placed the gun at the base of Hill 500 to prevent German tanks from using the road that led into Marvie and then to Bastogne. Originally, a 37mm gun had been placed there, but Harper wanted something with more punch. He asked O’Hara for a tank, but O’Hara declined and offered the 57mm instead.

The gunners had just started to set up the 57mm weapon when the attack started. The driver, seeing two German tanks emerge from the wood line to the south, reversed the vehicle and started to head back toward Marvie. The men of E Company saw the approaching half-track with the two German panzers and panzergrenadiers behind it, and opened fire on the hapless half-track crew, slaughtering them. Their smoldering vehicle rolled to a stop at the southern end of Marvie near a church, blocking one of the main avenues of approach into the town.

The two German tank commanders, probably thankful that the Americans had shot up their own vehicle, quickly advanced into the southern half of Marvie after crossing the Rau de Wez Creek, but when they reached the wrecked half-track they realized they could not get around it. Therefore, they reversed their panzers and headed back to the south.

Despite the German tanks withdrawing temporarily, the end was near for Lieutenant Morrison. Panzergrenadiers were sweeping past his hill and advancing on Marvie, while some began their final assault on Hill 500 itself. Colonel Harper, worried about his platoon leader, called the lieutenant directly over the radio. “What is your situation?” the regimental commander asked.

Morrison replied that the panzergrenadiers’ snowsuits provided them great concealment and made them difficult targets. Thus, the Germans were closing in on his positions almost unmolested.

“How are you now?” Harper then inquired.

The answer was ominous. “Now they are all around me. I see tanks just outside my window. We are continuing to fight them back, but it looks like they have us,” Morrison reported. His voice never faltered, and instead of panic, Harper heard only courage.

Harper waited three minutes and called Morrison back to get another update. Morrison answered, “We’re still holding on.” Then the line was cut.

Ambush on the Wiltz-Bastogne Road

Lieutenant Colonel Thomas J. Rouzee, the regimental executive officer, then looked over at Harper and remarked, “I guess that’s the end of Morrison.” Era. Morrison and his platoon, together with some of the nearby engineers from C Company, 326th Engineers, were gone. Time was running out. Harper needed tanks to plug the hole left by the loss of Morrison’s platoon, and he knew of one man who could provide those tanks.


Battle of the Bulge

The last German surge

In December 1944, when the Allies had advanced unto the Belgian Ardennes, they were completely surprised by three German armies. This was the beginning of the Ardennes Offensive or ‘Battle of the Bulge’. It was a last desperate attempt of the German Wehrmacht to cut through the allied lines. The battle lasted more than six weeks and took many lives on both sides.

In September 1944 the allied forces had reached the line from Luxembourg to Antwerp. Then Hitler decided to start a last counteroffensive in the Ardennes. He had to wait for bad weather conditions, with clouds and fog, to prevent the Allies from using their superior air force. Finally the battle was launched on 16 December 1944. The 6th Panzer SS Army, the 5th Armored Army and the Brandenberger’s 7th Army marched into the Ardennes.

With this operation, codenamed Wacht am Rhein, Hitler wanted to split the allied armies by a surprise counteroffensive. He wanted to seize the bridges over the Meuse River in order to advance further via Liège to the port of Antwerp. On the American side the surprise was complete.

But unlike the offensive campaign in May 1940, the Ardennes Offensive was no quick success. The wheather conditions were worse, the allied air force was much more powerful and the German fuel supplies went short. By 23 December the weather started to clear. The Americans brought their air power into force and started a counterattack. By mid-January 1945 a lack of fuel forced the Germans to simply abandon their vehicles, which was fatal to Hitler’s ambition. On 25 January 1945 the battle was over.

The Battle of the Bulge was the costliest operation ever fought by the U.S. Army. 10,733 American soldiers were killed and 42,316 wounded. German losses totalled 12,652 killed and 38,600 wounded. About 2,500 civilians lost their lives in Belgium and 500 in the Grand Duchy of Luxembourg.


Battle of the Bulge

In December 1944, when the Allies had advanced unto the Belgian Ardennes, they were completely surprised by three German armies. This was the beginning of the Ardennes Offensive or ‘Battle of the Bulge’. It was a last desperate attempt of the German Wehrmacht to cut through the allied lines. The battle lasted more than six weeks and took many lives on both sides.

In September 1944 the allied forces had reached the line from Luxembourg to Antwerp. Then Hitler decided to start a last counteroffensive in the Ardennes. He had to wait for bad weather conditions, with clouds and fog, to prevent the Allies from using their superior air force. Finally the battle was launched on 16 December 1944. The 6th Panzer SS Army, the 5th Armored Army and the Brandenberger’s 7th Army marched into the Ardennes.

With this operation, codenamed Wacht am Rhein, Hitler wanted to split the allied armies by a surprise counteroffensive. He wanted to seize the bridges over the Meuse River in order to advance further via Liège to the port of Antwerp. On the American side the surprise was complete.

But unlike the offensive campaign in May 1940, the Ardennes Offensive was no quick success. The wheather conditions were worse, the allied air force was much more powerful and the German fuel supplies went short. By 23 December the weather started to clear. The Americans brought their air power into force and started a counterattack. By mid-January 1945 a lack of fuel forced the Germans to simply abandon their vehicles, which was fatal to Hitler’s ambition. On 25 January 1945 the battle was over.


Contenido

At the time of the Roman conquest the region of Bastogne was inhabited by the Treveri, a tribe of Gauls. A form of the name Bastogne was first mentioned only much later, in 634, when the local lord ceded these territories to the St Maximin's Abbey, near Trier. A century later, the Bastogne area went to the nearby Prüm Abbey. The town of Bastogne and its marketplace are again mentioned in an 887 document. By the 13th century, Henry VII, Holy Roman Emperor and count of Luxemburg, was minting coins in Bastogne. In 1332, John the Blind, his son, granted the city its charter and had it encircled by defensive walls, part of which, the current Porte de Trèves, still exists. In 1451, the lands of the county of Luxemburg were absorbed into the Duchy of Burgundy and as a result, Bastogne became part of the lands of the Spanish Crown when the Burgundian heir Charles became king of Spain in 1516.

The city's walls were quite effective at protecting it during the troubled times that followed. The city's economy actually flourished thanks to the renown of its agricultural and cattle fairs. In 1602, the walls successfully repelled an attack by forces of the Dutch Republic. In 1688, they were dismantled by order of King Louis XIV when the town was occupied by French forces during the Nine Years War.

The 19th century and Belgium's independence were favourable to Bastogne, as its forest products and cattle fairs became better known abroad. Several railway lines were built to link it to the neighbouring towns. This all came to an end with the German occupation during World War I.

Segunda Guerra Mundial Editar

Liberated by the Allies on 10 September 1944, Bastogne was attacked by German forces a few months later. Hitler's plan was to regain control of the Ardennes, splitting British from American forces, then advance to and reoccupy the strategic port of Antwerp and cut off the key Allied supply line. On 16 December, taking advantage of cold and fog, German artillery initiated the Battle of the Bulge attacking the American divisions deployed sparsely around Bastogne. A few days later, Brigadier General Anthony McAuliffe and the 101st Airborne Division along with elements of the 10th Armored Division and the 82nd Airborne Division, arrived to counter-attack but, after heavy fighting, became encircled within the town. On 22 December German emissaries asked for the American surrender, to which the General answered tersely, “Nuts!” The next day the skies cleared, allowing Allied air forces to retaliate and to drop much needed food, medicine, and weaponry to ground forces. On 26 December the Third U.S. Army, under the command of General Patton, arrived and broke the siege. The official end of the Battle of Bastogne occurred three weeks later, when all fighting in the area ceased.

Bastogne is the terminus of the Liberty Road, the commemorative way that marks the path of liberating Allied forces, and of the Third Army that subsequently relieved Bastogne.

Bastogne is located in the Belgian Ardennes, in the east of the province of Luxembourg,. The city is 12 km (7.5 mi) away from the Luxembourg border. Its altitude is 515 m (1,690 ft) high on the ridge line separating the catchment areas of the Rhine and Meuse. It is the 9th largest municipality in Belgium and the third largest in the province (after Libramont-Chevigny and Léglise). In terms of population, it is the 4th largest municipality in the province after Arlon, Marche-en-Famenne and Aubange.

The 50th degree of north latitude crosses the city.

The municipality of Bastogne comprises five sections (Bastogne proper, Longvilly, Noville, Villers-la-Bonne-Eau, and Wardin) which were separate municipalities before the 1977 merger of municipalities. Each contains a number of villages.

  • Bastogne: Bizory, Chifontaine, Hemroulle, Isle-la-Hesse, Isle-le-Pré, Savy, Senonchamps
  • Longvilly: Al-Hez, Arloncourt, Bourcy, Horritine, Michamps, Moinet, Oubourcy
  • Noville: Cobru, Fagnoux, Foy, Hardigny, Luzery, Rachamps, Recogne, Vaux, Wicourt
  • Villers-la-Bonne-Eau: Livarchamps, Losange, Lutrebois, Lutremange, Remoifosse
  • Wardin: Benonchamps, Bras, Harzy, Mageret, Marenwez, Marvie, Mont, Neffe.

Bastogne has an oceanic climate similar to the remainder of Belgium, but with more continental influences due to it being inland and elevated in comparison to lowland areas nearer the Atlantic. In spite of this the winters are heavily moderated for its latitude and although snowfall and frosts are common, means remain just above freezing.


Ver el vídeo: La olvidada Batalla de Nuremberg - Cuando los Aliados tomaron la capital del [email protected] ALEMAN (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Fegul

    Se entiende por sí mismo.

  2. Cath

    Exactamente lo que es necesario.

  3. Gaige

    Sí, de hecho. Estoy de acuerdo con todo lo anterior.

  4. Dickran

    Esto es evidente, no te has equivocado



Escribe un mensaje