Artículos

George II (1683-1760), rey de Gran Bretaña e Irlanda (1727-1760)

George II (1683-1760), rey de Gran Bretaña e Irlanda (1727-1760)



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

George II (1683-1760), rey de Gran Bretaña e Irlanda (1727-1760)

Hijo de Jorge I, Jorge II fue el último rey británico en liderar sus tropas en la batalla. Estuvo presente en la batalla de Oudenarde (1708), donde se destacó. Creció en Hannover y no llegó a Gran Bretaña hasta 1714, y Hannover siguió siendo más importante para él, a veces causando problemas durante las guerras de su reinado. Su relación con su padre a veces fue tensa y se separaron entre 1717 y 1720. Discutió con Federico de Prusia a principios de su reinado y, aunque se reconciliaron en 1730, nunca fueron aliados fáciles.

Durante la Guerra de Sucesión de Austria, su preocupación inicial era la seguridad de Hannover, pero Gran Bretaña finalmente entró en la guerra en el lado austriaco, y George II estuvo personalmente a cargo de las tropas aliadas en la batalla de Dettingen (27 de junio de 1743). la última vez que un monarca británico dirigió a sus tropas en persona, y la victoria restauró su popularidad. Sin embargo, la guerra se volvió contra Gran Bretaña y Austria. La segunda revuelta jacobita (la 45) obligó a Gran Bretaña a retirar las tropas del continente, aunque los jacobitas fueron finalmente derrotados en Escocia por el tercer hijo de Jorge II, el duque de Cumberland, quien les infligió una derrota final en Culloden (16 de abril). 1746). Los éxitos franceses y prusianos obligaron a poner fin a la guerra con una restauración mutua de tierras, confirmada por el tratado de Aix-le-Chapelle (18 de octubre de 1748).

Cuando se reanudó el conflicto, como la Guerra de los Siete Años (1754-1763), Gran Bretaña se encontró aliada con Prusia contra Francia y Austria, en una reversión de alianzas. Se vio obligado a aceptar a William Pitt el Viejo como comandante en jefe efectivo y, en el momento de la muerte de George, se había retirado de la política activa, un hito en el desarrollo de la constitución. Fue seguido en el trono por su nieto, Jorge III.


Jorge II

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Jorge II, en su totalidad George Augustus, Alemán Georg agosto, también llamado (1706-27) marqués y duque de Cambridge, (nacido el 10 de noviembre [30 de octubre, estilo antiguo], 1683, Palacio de Herrenhausen, Hannover; muerto el 25 de octubre de 1760, Londres), rey de Gran Bretaña y elector de Hannover de 1727 a 1760. Aunque poseía un buen juicio político, su la falta de confianza en sí mismo lo llevó a depender en gran medida de sus ministros, el más notable de los cuales fue Sir Robert Walpole.

George Augustus era el único hijo del príncipe alemán George Louis, elector de Hannover (el rey George I de Gran Bretaña de 1714 a 1727), y Sophia Dorothea de Celle. Creció en Hannover y se casó (1705) con la bella e inteligente Caroline de Ansbach. Tras el ascenso de su padre al trono inglés, fue designado príncipe de Gales. En 1717, Jorge I y su hijo, que durante años se habían odiado mutuamente, se peleaban abiertamente. La residencia londinense del príncipe, Leicester House, se convirtió en el lugar de reunión de un grupo disidente de los whigs encabezado por Walpole y el vizconde Charles Townshend. La tibia reconciliación que tuvo lugar entre Jorge I y el príncipe en 1720 llevó a la inclusión de Walpole en la administración de Jorge I, y Walpole perdió el favor del príncipe cuando se convirtió en uno de los principales ministros de Jorge I. El príncipe, tras su ascenso como Jorge II, habría destituido a Walpole de su cargo si Caroline no hubiera intervenido en nombre del ministro.

Durante las dos primeras décadas de su reinado, Jorge II siguió de cerca los desarrollos nacionales y extranjeros. Apoyó la política de paz y reducción de personal de Walpole y permitió que el ministro usara el patrocinio de la corona para construir su mayoría en el Parlamento. Walpole ganó el reconocimiento de la legitimidad de George por parte de muchos conservadores influyentes que habían sido jacobitas, partidarios del exiliado pretendiente Estuardo al trono inglés. Por lo tanto, ningún político prominente abandonó la causa de George durante la abortada rebelión jacobita de 1745. Sin embargo, la oposición a George y Walpole creció a medida que se repitió el patrón del reinado de George I: George II y su hijo Frederick Louis, príncipe de Gales, se pelearon y el príncipe se convirtió en líder de una facción contraria a la administración. En 1742, estos disidentes eran lo suficientemente fuertes como para obligar a Walpole a dimitir. George II encontró rápidamente otro mentor en John Carteret (más tarde Earl Granville), cuyas costumbres altivas resultaron impopulares en los círculos políticos. Los dos hombres llevaron a Inglaterra a la Guerra de Sucesión de Austria (1740-1748) y, al hacerlo, dieron a sus oponentes la oportunidad de acusarlos de subordinar los intereses de Inglaterra a las necesidades de las posesiones alemanas de George. En noviembre de 1744, George cedió ante la presión parlamentaria y aceptó la dimisión de Carteret. Quince meses después, los ministros del rey, al renunciar (temporalmente) en masa, obligaron a George a aceptar en el cargo al principal oponente de Carteret, William Pitt (más tarde conde de Chatham).

Durante la última década de su vida, el interés de Jorge II por la política declinó. Fue poco más que un observador de los acontecimientos de la Guerra de los Siete Años (1756-1763) contra Francia, porque fue Pitt quien ideó la brillante estrategia que finalmente condujo a la victoria británica. George murió repentinamente y fue sucedido por su nieto (hijo de Frederick Louis), el rey Jorge III.

A lo largo de su vida, Jorge II mantuvo una pasión por todo lo militar. Mostró coraje mientras luchaba contra los franceses en la batalla de Dettingen en 1743, la última vez que un rey británico apareció en el campo de batalla, y organizó cada día con la precisión de un sargento de instrucción. Su otro gran interés era la música, amaba la ópera y fue mecenas del compositor alemán George Frideric Handel.

Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Adam Augustyn, editor gerente, contenido de referencia.


BIBLIOGRAFÍA

De-la-Noy, Michael. El rey que nunca fue: la historia de Frederick, Príncipe de Gales. Londres y Chester Springs, Pensilvania, 1996.

van der Kiste, John. El rey Jorge II y la reina Carolina. Nueva York, 1997.

Whitworth, Rex. William Augustus, duque de Cumberland: A Vida. Londres, 1992.

Citar este artículo
Elija un estilo a continuación y copie el texto para su bibliografía.

BLACK, JEREMY "Jorge II (Gran Bretaña) (1683-1760 gobernó 1727-1760)". Europa, 1450 a 1789: Enciclopedia del mundo moderno temprano. . Encyclopedia.com. 16 de junio de 2021 & lt https://www.encyclopedia.com & gt.

BLACK, JEREMY "Jorge II (Gran Bretaña) (1683-1760 gobernó 1727-1760)". Europa, 1450 a 1789: Enciclopedia del mundo moderno temprano. . Encyclopedia.com. (16 de junio de 2021). https://www.encyclopedia.com/history/encyclopedias-almanacs-transcripts-and-maps/george-ii-great-britain-1683-1760-ruled-1727-1760

BLACK, JEREMY "Jorge II (Gran Bretaña) (1683-1760 gobernó 1727-1760)". Europa, 1450 a 1789: Enciclopedia del mundo moderno temprano. . Obtenido el 16 de junio de 2021 de Encyclopedia.com: https://www.encyclopedia.com/history/encyclopedias-almanacs-transcripts-and-maps/george-ii-great-britain-1683-1760-ruled-1727-1760

Estilos de citas

Encyclopedia.com le brinda la posibilidad de citar entradas y artículos de referencia de acuerdo con estilos comunes de la Asociación de Idiomas Modernos (MLA), el Manual de Estilo de Chicago y la Asociación Estadounidense de Psicología (APA).

Dentro de la herramienta "Citar este artículo", elija un estilo para ver cómo se ve toda la información disponible cuando se formatea de acuerdo con ese estilo. Luego, copie y pegue el texto en su bibliografía o lista de trabajos citados.

Debido a que cada estilo tiene sus propios matices de formato que evolucionan con el tiempo y no toda la información está disponible para cada entrada de referencia o artículo, Encyclopedia.com no puede garantizar cada cita que genera. Por lo tanto, es mejor usar las citas de Encyclopedia.com como punto de partida antes de comparar el estilo con los requisitos de su escuela o publicación y la información más reciente disponible en estos sitios:

Asociación de Lenguas Modernas

El manual de estilo de Chicago

Asociacion Americana de Psicologia

Notas:
  • La mayoría de las entradas y artículos de referencia en línea no tienen números de página. Por lo tanto, esa información no está disponible para la mayoría del contenido de Encyclopedia.com. Sin embargo, la fecha de recuperación suele ser importante. Consulte la convención de cada estilo con respecto a la mejor manera de formatear los números de página y las fechas de recuperación.
  • Además de los estilos MLA, Chicago y APA, su escuela, universidad, publicación o institución puede tener sus propios requisitos para las citas. Por lo tanto, asegúrese de consultar esas pautas al editar su bibliografía o lista de trabajos citados.

Princesa real. Variaciones de nombre: Caroline Guelph. Caroline Elizabeth nacida en Hannover, Baja Sajonia, Alemania, el 10 de junio de 1713 murió en el Palacio de St. James, Londres, Inglaterra, el 28 de diciembre de 1757 enterrada en la Abadía de Westminster, Londres, hija de George II (1683-1760), rey de Gran Bretaña e Irlanda (r. 1727-1760) y Carolina de Ansbach (1683–1737).

Una reconciliación formal con Jorge I tuvo lugar en 1720. A su muerte en octubre de 1727, Jorge II y su reina fueron coronados. Durante el resto de su vida, la influencia de la reina Carolina en la política inglesa se ejerció principalmente en apoyo de su amigo Sir Robert Walpole, un ministro a quien mantuvo en el poder y en control del patrocinio de la iglesia. Caroline era sumamente tolerante, y los obispos nombrados por ella se distinguían más por su conocimiento que por su

sus doctrinas. Durante las ausencias del rey de Inglaterra, fue regente del reino en cuatro ocasiones. Decía una rima mal mesurada del día: "Puedes pavonearte, apuesto George, pero todo será en vano, / Sabemos que es la reina Carolina, no tú, la que reina".

En general, las relaciones de Caroline con su esposo, con quien tuvo ocho hijos, fueron satisfactorias. Mujer inteligente y paciente, se mostró complaciente con el rey, halagando su vanidad y reconociendo a sus amantes, incluso Henrietta Howard , condesa de Suffolk, y Caroline conservó su influencia sobre él hasta el final. A los 54 años, el 20 de noviembre de 1737, murió a causa de una denuncia interna que había ocultado durante años. Su afligido esposo ordenó que, tras su muerte, se retiraran los lados de sus ataúdes para que pudieran pasar la eternidad juntos.


Jorge II (1683-1760), rey de Gran Bretaña e Irlanda (1727-1760) - Historia

George II y Turnip Townsend
En 1727, Jorge II accedió al trono. George II despidió a Walpole y le pidió a Sir Spencer Compton que formara un gobierno. Esto resultó imposible. Compton tuvo escaso apoyo en el Parlamento. La reina Carolina comprendió el equilibrio en el Parlamento y convenció a George de que retirara a Walpole.

La política de Walpole consistía en solucionar los problemas dentro de la nación y evitar aventuras en el extranjero, especialmente aquellas queridas por el rey, a saber, las que involucraban a Hannover.

La mayoría de los hombres en el gobierno estaban acostumbrados a las glorias de las guerras europeas y les resultaba difícil ignorar la política europea. Pero Charles Townshend fue uno de los despedidos por ser demasiado aventurero en los asuntos exteriores.

  • Rey de Gran Bretaña e Irlanda 1727-1760
  • Elector de Hannover
  • Hijo único de George I y Sophia Dorothea de Celle
  • Recordado como el último monarca inglés en llevar a sus tropas a la batalla (en Dettingen en 1743)
  • Se casó con Carolina de Ansbach en 1705.
  • En 1714 fue nombrado Príncipe de Gales
  • En 1717 se peleó con su padre (un rasgo de todos los príncipes georgianos)
  • Establecer una cancha rival en Leicester House
  • Hubo reconciliación antes de la muerte de su padre en 1727.

Jorge II fue el último monarca británico reinante en comandar la batalla. Estuvo al mando del ejército aliado en los Países Bajos durante la Guerra de Sucesión de Austria y fue criticado por usar los colores de Hannover para la ocasión.


MEMORIA DE JOHN HERVEY SOBRE LA ACTITUD DE GEORGE II HACIA EL INGLÉS
"Ningún cocinero inglés, ni siquiera francés, podía preparar una cena, ningún pastelero preparaba un postre, ningún jugador inglés podía actuar, ningún cochero inglés podía conducir ni montar jinetes ingleses, ni ningún caballo inglés era apto para ser vagabundo ni apto para ser montado, ningún inglés sabía cómo hacerlo. para entrar en una habitación, o cualquier mujer inglesa cómo vestirse, ni había ninguna diversión en Inglaterra, pública o privada, ni ningún hombre o mujer en Inglaterra cuya conversación iba a ser soportada - el que, como él dijo, no hablaba de nada pero su política aburrida, y el otro nada más que su ropa fea ".


Jorge II

Su cuenta de fácil acceso (EZA) permite a los miembros de su organización descargar contenido para los siguientes usos:

  • Pruebas
  • Muestras
  • Composicion
  • Diseños
  • Cortes ásperos
  • Ediciones preliminares

Anula la licencia compuesta en línea estándar para imágenes fijas y videos en el sitio web de Getty Images. La cuenta EZA no es una licencia. Para finalizar su proyecto con el material que descargó de su cuenta de EZA, necesita obtener una licencia. Sin una licencia, no se puede hacer ningún uso adicional, como:

  • presentaciones de grupos focales
  • presentaciones externas
  • materiales finales distribuidos dentro de su organización
  • cualquier material distribuido fuera de su organización
  • cualquier material distribuido al público (como publicidad, marketing)

Debido a que las colecciones se actualizan continuamente, Getty Images no puede garantizar que ningún artículo en particular esté disponible hasta el momento de la licencia. Revise cuidadosamente las restricciones que acompañan al Material con licencia en el sitio web de Getty Images y comuníquese con su representante de Getty Images si tiene alguna pregunta al respecto. Su cuenta EZA permanecerá en su lugar durante un año. Su representante de Getty Images hablará con usted sobre la renovación.

Al hacer clic en el botón Descargar, acepta la responsabilidad de utilizar contenido no publicado (incluida la obtención de las autorizaciones necesarias para su uso) y acepta cumplir con las restricciones.


Contenido

George nació en la ciudad de Hannover en Alemania, seguido por su hermana, Sophia Dorothea, tres años después. Sus padres, George Louis, príncipe heredero de Brunswick-Lüneburg (más tarde el rey Jorge I de Gran Bretaña) y Sophia Dorothea de Celle, cometieron adulterio. En 1694, el matrimonio se disolvió con el pretexto de que Sofía había abandonado a su marido. [3] Fue confinada en Ahlden House y se le negó el acceso a sus dos hijos, quienes probablemente nunca volvieron a ver a su madre. [4]

George solo habló francés, el idioma de la diplomacia y la corte, hasta los cuatro años, después de lo cual uno de sus tutores, Johann Hilmar Holstein, le enseñó alemán. [5] Además de francés y alemán, también aprendió inglés e italiano, y estudió genealogía, historia militar y tácticas de batalla con especial diligencia. [6]

Una vez quitada la prima segunda de George, la reina Ana, ascendió a los tronos de Inglaterra, Escocia e Irlanda en 1702. No tenía hijos supervivientes, y por la Ley de liquidación de 1701, el Parlamento inglés designó a los parientes consanguíneos protestantes más cercanos de Ana, la abuela de George, Sofía y sus descendientes, como herederos de Anne en Inglaterra e Irlanda. En consecuencia, después de su abuela y su padre, George fue el tercero en la fila para suceder a Anne en dos de sus tres reinos. Se naturalizó como súbdito inglés en 1705 por la Ley de naturalización de Sophia, y en 1706 fue nombrado Caballero de la Jarretera y creó Duque y Marqués de Cambridge, Conde de Milford Haven, Vizconde Northallerton y Barón Tewkesbury en la Nobleza de Inglaterra. . [7] Inglaterra y Escocia se unieron en 1707 para formar el Reino de Gran Bretaña, y aceptaron conjuntamente la sucesión establecida por la Ley de establecimiento inglesa. [8]

El padre de George no quería que su hijo contrajera un matrimonio arreglado sin amor como él lo había hecho y quería que tuviera la oportunidad de conocer a su novia antes de que se hicieran los arreglos formales. [9] Las negociaciones de 1702 por la mano de la princesa Hedvig Sophia de Suecia, duquesa viuda y regente de Holstein-Gottorp, fracasaron. [10] En junio de 1705, con el nombre falso de "Monsieur de Busch", George visitó el tribunal de Ansbach en su residencia de verano en Triesdorf para investigar incógnito una perspectiva de matrimonio: Carolina de Ansbach, ex pupila de su tía, la reina Sofía Carlota de Prusia. El enviado inglés a Hannover, Edmund Poley, informó que George estaba tan cautivado por "el buen carácter que tenía de ella que no pensaba en nadie más". [11] Se celebró un contrato de matrimonio a finales de julio. [12] El 22 de agosto / 2 de septiembre de 1705 O.S./N.S. Caroline llegó a Hannover para su boda, que se celebró esa misma noche en la capilla de Herrenhausen. [9]

George estaba ansioso por participar en la guerra contra Francia en Flandes, pero su padre se negó a permitirle unirse al ejército en un papel activo hasta que tuviera un hijo y un heredero. [13] A principios de 1707, las esperanzas de George se cumplieron cuando Caroline dio a luz a un hijo, Frederick. [14] En julio, Caroline se enfermó gravemente de viruela y George contrajo la infección después de permanecer devotamente a su lado durante su enfermedad. [15] Ambos se recuperaron. En 1708 George participó en la batalla de Oudenarde en la vanguardia de la caballería de Hannover, su caballo y un coronel inmediatamente a su lado murieron, pero George sobrevivió ileso. [16] El comandante británico, Marlborough, escribió que George "se distinguió extremadamente, cargando a la cabeza y animando con su ejemplo a las tropas [de Hannover], que jugaron un buen papel en esta feliz victoria". [17] Entre 1709 y 1713, George y Caroline tuvieron tres hijos más, todas niñas: Anne, Amelia y Caroline. [18]

En 1714, la salud de la reina Ana había empeorado y los whigs británicos, que apoyaron la sucesión de Hannover, consideraron prudente que uno de los hannoverianos viviera en Inglaterra para salvaguardar la sucesión protestante tras la muerte de Ana. Como George era un par del reino (como duque de Cambridge), se sugirió que fuera convocado al Parlamento para sentarse en la Cámara de los Lores. Tanto el padre de Anne como de George se negaron a apoyar el plan, aunque George, Caroline y Sophia estaban a favor. [19] George no fue. Al cabo de un año, tanto Sofía como Ana estaban muertas y el padre de George era rey. [20]

Pelea con el rey Editar

George y su padre zarparon hacia Inglaterra desde La Haya el 16/27 de septiembre de 1714 y llegaron a Greenwich dos días después. [21] Al día siguiente, entraron formalmente en Londres en una procesión ceremonial. [22] George recibió el título de Príncipe de Gales. Caroline siguió a su esposo a Gran Bretaña en octubre con sus hijas, mientras que Frederick permaneció en Hannover para ser criado por tutores privados. [23] Londres no se parecía a nada que George hubiera visto antes, era 50 veces más grande que Hannover, A y la multitud se estimaba en un millón y medio de espectadores. [24] George buscó popularidad con expresiones volubles de elogio para los ingleses y afirmó que no tenía una gota de sangre que no fuera inglesa. [25]

En julio de 1716, el rey regresó a Hannover durante seis meses, y George recibió poderes limitados, como "Guardián y Teniente del Reino", para gobernar en ausencia de su padre. [26] Hizo un progreso real a través de Chichester, Havant, Portsmouth y Guildford en el sur de Inglaterra. [27] A los espectadores se les permitió verlo cenar en público en Hampton Court Palace. [28] Un atentado contra su vida en el Theatre Royal, Drury Lane, en el que una persona fue asesinada a tiros antes de que el agresor estuviera bajo control, aumentó su alto perfil público. [29]

Su padre desconfiaba o estaba celoso de la popularidad de George, lo que contribuyó al desarrollo de una mala relación entre ellos. [30] El nacimiento en 1717 del segundo hijo de George, el príncipe George William, resultó ser un catalizador de una disputa familiar. El rey, supuestamente siguiendo la costumbre, nombró al señor chambelán Thomas Pelham-Holles, primer duque de Newcastle, como uno de los bautismales patrocinadores del niño. El rey se enfureció cuando George, a quien no le gustaba Newcastle, insultó verbalmente al duque en el bautizo, lo que el duque interpretó mal como un desafío a un duelo. B George y Caroline fueron confinados temporalmente en sus apartamentos por orden del rey, quien posteriormente desterró a su hijo del Palacio de St. James, la residencia del rey. [31] El príncipe y la princesa de Gales abandonaron la corte, pero sus hijos permanecieron al cuidado del rey. [32]

George y Caroline extrañaban a sus hijos y estaban desesperados por verlos. En una ocasión, visitaron en secreto el palacio sin la aprobación del rey Caroline se desmayó y George "lloró como un niño". [33] El rey cedió parcialmente y les permitió visitarlos una vez a la semana, aunque más tarde le permitió a Caroline el acceso incondicional. [34] En febrero siguiente, George William murió, con su padre a su lado. [35]

Oposición política Editar

Expulsado del palacio y rechazado por su propio padre, el Príncipe de Gales fue identificado durante los siguientes años con la oposición a las políticas de George I, [36] que incluían medidas diseñadas para aumentar la libertad religiosa en Gran Bretaña y expandir los territorios alemanes de Hannover en el gasto de Suecia. [37] Su nueva residencia en Londres, Leicester House, se convirtió en un lugar de encuentro frecuente para los oponentes políticos de su padre, incluidos Sir Robert Walpole y Lord Townshend, que habían dejado el gobierno en 1717. [38]

El rey visitó Hannover nuevamente de mayo a noviembre de 1719. En lugar de nombrar a Jorge para la tutela, estableció un consejo de regencia. [39] En 1720, Walpole animó al rey y su hijo a reconciliarse, en aras de la unidad pública, lo que hicieron a medias. [40] Walpole y Townshend regresaron a la oficina política y se reincorporaron al ministerio. [41] George pronto se desilusionó con los términos de la reconciliación, sus tres hijas que estaban al cuidado del rey no fueron devueltas y todavía se le prohibió convertirse en regente durante las ausencias del rey. [42] Llegó a creer que Walpole lo había engañado para que se acercara como parte de un plan para recuperar el poder. Durante los años siguientes, Caroline y él vivieron en silencio, evitando la actividad política abierta. Tuvieron tres hijos más: William, Mary y Louisa, que se criaron en Leicester House y Richmond Lodge, la residencia de verano de George. [43]

En 1721, el desastre económico de la burbuja de los mares del Sur permitió a Walpole ascender a la cima del gobierno. [44] Walpole y su Partido Whig dominaban la política, ya que el rey temía que los conservadores no apoyaran la sucesión establecida en el Acta de Asentamiento. [45] El poder de los Whigs era tan grande que los Tories no llegarían a tener el poder hasta dentro de medio siglo. [46]

Jorge I murió el 22 de noviembre de 1727 durante una de sus visitas a Hannover, y Jorge II lo sucedió como rey y elector a la edad de 43 años. El nuevo rey decidió no viajar a Alemania para el funeral de su padre, que lejos de traer Las críticas llevaron a los elogios de los ingleses que lo consideraron una prueba de su afición por Inglaterra. [47] Reprimió el testamento de su padre porque intentaba dividir la sucesión de Hannover entre los futuros nietos de Jorge II en lugar de ceder todos los dominios (tanto británicos como de Hannover) a una sola persona. Tanto los ministros británicos como los de Hannover consideraron que el testamento era ilegal, ya que George I no tenía el poder legal para determinar la sucesión personalmente. [48] ​​Los críticos suponían que Jorge II escondió el testamento para evitar pagar los legados de su padre. [49]

George II fue coronado en la Abadía de Westminster el 22/11 de octubre de 1727. [47] George Frideric Handel recibió el encargo de escribir cuatro nuevos himnos para la coronación, entre ellos Zadok el sacerdote. [50]

Se creía ampliamente que George despediría a Walpole, que lo había angustiado al unirse al gobierno de su padre, y lo reemplazaría con Sir Spencer Compton. [51] George le pidió a Compton, en lugar de Walpole, que escribiera su primer discurso como rey, pero Compton le pidió a Walpole que lo redactara. Caroline aconsejó a George que conservara a Walpole, quien continuó ganando el favor real al asegurarse una generosa lista civil (una cantidad fija anual establecida por el Parlamento para los gastos oficiales del rey) de £ 800,000, [52] equivalente a £ 111,100,000 en la actualidad. [53] Walpole tenía una mayoría sustancial en el Parlamento y George no tuvo más remedio que retenerlo o arriesgarse a la inestabilidad ministerial. [54] Compton fue ennoblecido como Lord Wilmington al año siguiente. [55]

Walpole dirigió la política interior y, tras la dimisión de su cuñado Townshend en 1730, también controló la política exterior de George. [56] Los historiadores generalmente creen que George jugó un papel honorífico en Gran Bretaña y siguió de cerca el consejo de Walpole y los ministros principales, quienes tomaron las decisiones más importantes. [57] Aunque el rey estaba ansioso por la guerra en Europa, sus ministros fueron más cautelosos. [58] Se acordó una tregua en la Guerra Anglo-Española, y George presionó sin éxito a Walpole para que se uniera a la Guerra de Sucesión Polaca del lado de los estados alemanes. [59] En abril de 1733, Walpole retiró la impopular Ley de Impuestos Especiales que había atraído una fuerte oposición, incluso dentro de su propio partido. George prestó apoyo a Walpole despidiendo a los oponentes del proyecto de ley de sus oficinas judiciales. [60]

La relación de Jorge II con su hijo Frederick, Príncipe de Gales, empeoró durante la década de 1730. Frederick se había quedado en Alemania cuando sus padres llegaron a Inglaterra, y no se habían visto en 14 años. En 1728, fue llevado a Inglaterra y rápidamente se convirtió en un testaferro de la oposición política. [61] Cuando George visitó Hannover en los veranos de 1729, 1732 y 1735, dejó a su esposa para presidir el consejo de regencia en Gran Bretaña en lugar de a su hijo. [62] Mientras tanto, la rivalidad entre Jorge II y su cuñado y primo hermano Federico Guillermo I de Prusia provocó tensiones a lo largo de la frontera entre Prusia y Hannover, que finalmente culminó con la movilización de tropas en la zona fronteriza y sugerencias de un duelo entre los dos reyes. Las negociaciones para un matrimonio entre el Príncipe de Gales y la hija de Federico William, Wilhelmine, se prolongaron durante años, pero ninguna de las partes hizo las concesiones exigidas por la otra, y la idea fue archivada. [63] En cambio, el príncipe se casó con la princesa Augusta de Sajonia-Gotha en abril de 1736. [64]

En mayo de 1736, George regresó a Hannover, lo que provocó impopularidad en Inglaterra, incluso se colocó un aviso satírico en las puertas del Palacio de St. James denunciando su ausencia. "Perdido o extraviado de esta casa", decía, "un hombre que ha dejado una esposa y seis hijos en la parroquia". [65] El rey hizo planes para regresar ante las inclemencias del tiempo de diciembre cuando su barco fue atrapado en una tormenta, los rumores recorrieron Londres que se había ahogado. Finalmente, en enero de 1737, regresó a Inglaterra. [66] Inmediatamente, se enfermó con fiebre y almorranas, y se retiró a su cama. El Príncipe de Gales dijo que el rey se estaba muriendo, con el resultado de que George insistió en levantarse y asistir a un evento social para refutar a los chismosos. [67]

Cuando el Príncipe de Gales solicitó al Parlamento un aumento en su asignación, estalló una disputa abierta. El rey, que tenía fama de mezquindad, [68] ofreció un acuerdo privado, que Federico rechazó. El Parlamento votó en contra de la medida, pero George aumentó de mala gana la asignación de su hijo por consejo de Walpole. [69] Siguieron más fricciones entre ellos cuando Federico excluyó al rey y la reina del nacimiento de su hija en julio de 1737 al meter a su esposa, que estaba en trabajo de parto, en un carruaje y partir en medio de la noche. [70] George lo desterró a él ya su familia de la corte real, al igual que su propio padre lo había hecho con él, excepto que permitió que Frederick conservara la custodia de sus hijos. [71]

Poco después, la esposa de George, Caroline, murió el 20 de noviembre de 1737 (O.S.). Quedó profundamente afectado por su muerte y, para sorpresa de muchos, mostró "una ternura de la que el mundo antes lo consideraba completamente incapaz". [72] En su lecho de muerte, le dijo a su esposo que sollozaba que se volviera a casar, a lo que él respondió: "¡Non, j'aurai des maîtresses!" (Francés para "¡No, tendré amantes!"). [73] Era de conocimiento común que George ya había tenido amantes durante su matrimonio, y había mantenido a Caroline informada sobre ellas. [74] Henrietta Howard, más tarde condesa de Suffolk, se había trasladado a Hannover con su marido durante el reinado de la reina Ana, [75] y había sido una de las mujeres del dormitorio de Caroline. Fue su amante desde antes de la ascensión de Jorge I hasta noviembre de 1734. Fue seguida por Amalie von Wallmoden, más tarde condesa de Yarmouth, cuyo hijo, Johann Ludwig von Wallmoden, pudo haber sido engendrado por Jorge. Johann Ludwig nació mientras Amalie todavía estaba casada con su esposo, y George no lo reconoció públicamente como su propio hijo. [76]

En contra de los deseos de Walpole, pero para el deleite de George, Gran Bretaña reabrió las hostilidades con España en 1739. [77] El conflicto de Gran Bretaña con España, la Guerra del oído de Jenkins, se convirtió en parte de la Guerra de Sucesión de Austria cuando estalló una importante disputa europea sobre el muerte del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Carlos VI en 1740. Se discutía el derecho de la hija de Carlos, María Teresa, a suceder en sus dominios austríacos. [78] George pasó los veranos de 1740 y 1741 en Hannover, donde fue más capaz de intervenir directamente en los asuntos diplomáticos europeos en su calidad de elector. [79]

El príncipe Federico hizo una campaña activa a favor de la oposición en las elecciones generales británicas de 1741, y Walpole no pudo asegurar una mayoría estable. Walpole intentó comprar al príncipe con la promesa de un aumento de la asignación y se ofreció a pagar sus deudas, pero Federico se negó. [80] Con su apoyo erosionado, Walpole se retiró en 1742 después de más de 20 años en el cargo. Fue reemplazado por Spencer Compton, Lord Wilmington, a quien George había considerado originalmente para el cargo de primer ministro en 1727. Wilmington, sin embargo, era una figura decorativa [81]. El poder real estaba en manos de otros, como Lord Carteret, el ministro favorito de George después de Walpole. [1] Cuando Wilmington murió en 1743, Henry Pelham ocupó su lugar al frente del gobierno. [82]

La facción a favor de la guerra estaba dirigida por Carteret, quien afirmó que el poder francés aumentaría si María Teresa no lograba suceder al trono austríaco. George acordó enviar 12.000 mercenarios arpilleros y daneses contratados a Europa, aparentemente para apoyar a María Teresa. Sin consultar con sus ministros británicos, George los colocó en Hannover para evitar que las tropas francesas enemigas entraran en el electorado. [84] El ejército británico no había luchado en una gran guerra europea en más de 20 años, y el gobierno había descuidado gravemente su mantenimiento. [85] George había presionado por una mayor profesionalidad en las filas y la promoción por mérito en lugar de por la venta de comisiones, pero sin mucho éxito. [86] Una fuerza aliada de tropas austríacas, británicas, holandesas, de Hannover y de Hesse se enfrentó a los franceses en la batalla de Dettingen el 16/27 de junio de 1743. George los acompañó personalmente, llevándolos a la victoria, convirtiéndose así en el último monarca británico en liderar tropas en batalla. [87] Aunque sus acciones en la batalla fueron admiradas, la guerra se volvió impopular entre el público británico, que sintió que el rey y Carteret estaban subordinando los intereses británicos a los de Hannover. [88] Carteret perdió apoyo y, para consternación de George, renunció en 1744. [89]

La tensión creció entre el ministerio de Pelham y George, ya que continuó recibiendo consejos de Carteret y rechazó la presión de sus otros ministros para incluir a William Pitt el Viejo en el gabinete, lo que habría ampliado la base de apoyo del gobierno. [90] Al rey no le agradaba Pitt porque anteriormente se había opuesto a la política del gobierno y atacó las medidas consideradas pro-Hannoverianas. [91] En febrero de 1746, Pelham y sus seguidores dimitieron. George pidió a Lord Bath y Carteret que formaran una administración, pero después de menos de 48 horas devolvieron los sellos del cargo, incapaces de asegurar el apoyo parlamentario suficiente. Pelham regresó triunfante a la oficina y George se vio obligado a nombrar a Pitt para el ministerio. [92]

George's French opponents encouraged rebellion by the Jacobites, the supporters of the Roman Catholic claimant to the British throne, James Francis Edward Stuart, often known as the Old Pretender. Stuart was the son of James II, who had been deposed in 1688 and replaced by his Protestant relations. Two prior rebellions in 1715 and 1719 had failed. In July 1745, the Old Pretender's son, Charles Edward Stuart, popularly known as Bonnie Prince Charlie or the Young Pretender, landed in Scotland, where support for his cause was highest. George, who was summering in Hanover, returned to London at the end of August. [93] The Jacobites defeated British forces in September at the Battle of Prestonpans, and then moved south into England. The Jacobites failed to gain further support, and the French reneged on a promise of help. Losing morale, the Jacobites retreated back into Scotland. [94] On 16/27 April 1746, Charles faced George's military-minded son Prince William, Duke of Cumberland, in the Battle of Culloden, the last pitched battle fought on British soil. The ravaged Jacobite troops were routed by the government army. Charles escaped to France, but many of his supporters were caught and executed. Jacobitism was all but crushed no further serious attempt was made at restoring the House of Stuart. [95] The War of the Austrian Succession continued until 1748, when Maria Theresa was recognized as Archduchess of Austria. The peace was celebrated by a fête in Green Park, London, for which Handel composed Music for the Royal Fireworks. [96]

In the general election of 1747 the Prince of Wales again campaigned actively for the opposition but Pelham's party won easily. [97] Like his father before him, the Prince entertained opposition figures at his house in Leicester Square. [98] When the Prince of Wales died suddenly in 1751, his eldest son, Prince George, became heir apparent. The king commiserated with the Dowager Princess of Wales and wept with her. [99] As her son would not reach the age of majority until 1756, a new British Regency Act was passed to make her regent, assisted by a council led by the Duke of Cumberland, in case of George II's death. [100] The king also made a new will, which provided for Cumberland to be sole regent in Hanover. [101] After the death of his daughter Louisa at the end of the year, George lamented, "This has been a fatal year for my family. I lost my eldest son – but I am glad of it . Now [Louisa] is gone. I know I did not love my children when they were young: I hated to have them running into my room but now I love them as well as most fathers." [102]

Seven Years' War Edit

In 1754 Pelham died, to be succeeded by his elder brother, the Duke of Newcastle. Hostility between France and Britain, particularly over the colonization of North America, continued. [103] Fearing a French invasion of Hanover, George aligned himself with Prussia (ruled by his nephew, Frederick the Great), Austria's enemy. Russia and France allied with Austria, their former enemy. A French invasion of the British-held island of Minorca led to the outbreak of the Seven Years' War in 1756. Public disquiet over British failures at the start of the conflict led to Newcastle's resignation and the appointment of William Cavendish, 4th Duke of Devonshire, as prime minister and William Pitt the Elder as Secretary of State for the Southern Department. [104] In April the following year George dismissed Pitt in an attempt to construct an administration more to his liking. Over the succeeding three months attempts to form another stable ministerial combination failed. In June Lord Waldegrave held the seals of office for only four days. By the start of July Pitt was recalled, and Newcastle returned as prime minister. As Secretary of State, Pitt guided policy relating to the war. Great Britain, Hanover, and Prussia and their allies Hesse-Kassel and Brunswick-Wolfenbüttel were pitted against other European powers, including France, Austria, Russia, Sweden and Saxony. The war involved multiple theatres from Europe to North America and India, where British dominance increased with the victories of Robert Clive over French forces and their allies at the Battle of Arcot and the Battle of Plassey. [105]

George's son, the Duke of Cumberland, commanded the king's troops in northern Germany. In 1757 Hanover was invaded and George gave Cumberland full powers to conclude a separate peace, [106] but by September he was furious at Cumberland's negotiated settlement, which he felt greatly favoured the French. [107] George said his son had "ruined me and disgraced himself". [108] Cumberland, by his own choice, resigned his military offices, [109] and George revoked the peace deal on the grounds that the French had infringed it by disarming Hessian troops after the ceasefire. [110]

En el annus mirabilis of 1759 British forces captured Quebec and Guadeloupe. A French plan to invade Britain was defeated following naval battles at Lagos and Quiberon Bay, [111] and a resumed French advance on Hanover was halted by a joint British–Hanoverian force at the Battle of Minden. [112]

Muerte Editar

By October 1760 George II was blind in one eye and hard of hearing. [113] On the morning of 25 October he rose as usual at 6:00 am, drank a cup of hot chocolate, and went to his close stool alone. After a few minutes, his valet heard a loud crash and entered the room to find the king on the floor [114] his physician, Frank Nicholls, recorded that he "appeared to have just come from his necessary-stool, and as if going to open his escritoire". [115]

The king was lifted into his bed, and Princess Amelia was sent for before she reached him, he was dead. At the age of nearly 77 he had lived longer than any of his English or British predecessors. [116] A post-mortem revealed that the king had died as the result of a thoracic aortic dissection. [115] [117] He was succeeded by his grandson George III, and buried on 11 November in Westminster Abbey. He left instructions for the sides of his and his wife's coffins to be removed so that their remains could mingle. [118] He is the most recent monarch to be buried in Westminster Abbey.

George donated the royal library to the British Museum in 1757, four years after the museum's foundation. [119] He had no interest in reading, [120] or in the arts and sciences, and preferred to spend his leisure hours stag-hunting on horseback or playing cards. [121] In 1737, he founded the Georg August University of Göttingen, the first university in the Electorate of Hanover, and visited it in 1748. [122] The asteroid 359 Georgia was named in his honour at the University in 1902. He served as the Chancellor of Trinity College, Dublin, between 1716 and 1727 and in 1754 issued the charter for King's College in New York City, which later became Columbia University. The province of Georgia, founded by royal charter in 1732, was named after him. [123]

During George II's reign British interests expanded throughout the world, the Jacobite challenge to the Hanoverian dynasty was extinguished, and the power of ministers and Parliament in Britain became well-established. Nevertheless, in the memoirs of contemporaries such as Lord Hervey and Horace Walpole, George is depicted as a weak buffoon, governed by his wife and ministers. [125] Biographies of George written during the nineteenth and first part of the twentieth century relied on these biased accounts. [126] Since the last quarter of the twentieth century, scholarly analysis of surviving correspondence has indicated that George was not as ineffective as previously thought. [127] Letters from ministers are annotated by George with pertinent remarks and demonstrate that he had a grasp of and interest in foreign policy in particular. [128] He was often able to prevent the appointment of ministers or commanders he disliked, or sideline them into lesser offices. [129] This academic reassessment, however, has not totally eliminated the popular perception of George II as a "faintly ludicrous king". [130] His parsimony, for example, may have opened him to ridicule, though his biographers observe that parsimony is preferable to extravagance. [131] Lord Charlemont excused George's short temper by explaining that sincerity of feeling is better than deception, "His temper was warm and impetuous, but he was good-natured and sincere. Unskilled in the royal talent of dissimulation, he always was what he appeared to be. He might offend, but he never deceived." [132] Lord Waldegrave wrote, "I am thoroughly convinced that hereafter, when time shall have wore away those specks and blemishes which sully the brightest characters, and from which no man is totally exempt, he will be numbered amongst those patriot kings, under whose government the people have enjoyed the greatest happiness". [133] George may not have played a major role in history, but he was influential at times and he upheld constitutional government. [134] Elizabeth Montagu said of him, "With him our laws and liberties were safe, he possessed in a great degree the confidence of his people and the respect of foreign governments and a certain steadiness of character made him of great consequence in these unsettled times . His character would not afford subject for epic poetry, but will look well in the sober page of history." [135]

Titles and styles Edit

  • From 9 November 1706 (O.S.): Duke and Marquess of Cambridge, Earl of Milford Haven, Viscount Northallerton and Baron of Tewkesbury. [136]
  • 1 August 1714 (O.S.) – 27 September 1714 (O.S.): His Royal Highness George Augustus, Prince of Great Britain, Electoral Prince of Brunswick-Lüneburg, Duke of Cornwall and Rothesay, etc. [137]
  • 27 September 1714 (O.S.) – 11/22 June 1727: His Royal Highness The Prince of Wales, etc.
  • 11/22 June 1727 – 25 October 1760: His Majesty The King.

George II's full style was "George the Second, by the Grace of God, King of Great Britain, France and Ireland, Defender of the Faith, Duke of Brunswick-Lüneburg, Archtreasurer and Prince-Elector of the Holy Roman Empire". [138]

Arms Edit

When George became Prince of Wales in 1714, he was granted the royal arms with an inescutcheon of gules plain in the Hanoverian quarter differenced overall by a label of three points argent. The crest included the single arched coronet of his rank. As king, he used the royal arms as used by his father undifferenced. [139]


George II

(1683–1760). Reigning from 1727 to 1760, George II was the second Hanoverian king of Great Britain. Although he was an able ruler, his lack of self-confidence caused him to leave policy largely in the hands of his ministers, most notably Sir Robert Walpole.

George Augustus was born on November 10 (October 30 on the calendar used then), 1683, at Herrenhausen Palace in the German state of Hanover. He was the only son of the German prince George Louis, elector of Hanover, and Sophia Dorothea. He grew up in Hanover and in 1705 married the beautiful and intelligent Caroline of Ansbach. In 1714 his father ascended to the British throne as King George I. The younger George was then designated prince of Wales.

George and his father disliked each other and often argued, usually about politics. The prince of Wales did not like his father’s chief minister, Robert Walpole. When he became king in 1727, George II would have dismissed Walpole from the government if his wife Caroline had not intervened on Walpole’s behalf. During his reign, however, George came to rely heavily on Walpole to handle government business.

Like his father, George II faced the threat of the Jacobites. These supporters of the exiled Stuart king James II and his descendants sought to restore the Stuarts to the throne. In 1745 Charles Edward, a grandson of James II, led a rebellion against the monarchy. Also known as the Young Pretender or Bonnie Prince Charlie, he landed in Scotland and advanced well into England before his army was crushed in the Battle of Culloden Moor in 1746. This ended the Jacobite threat.

Opposition to George and Walpole grew as the king quarrelled with his son Frederick Louis, prince of Wales. The prince became a leader of an opposition group that grew strong enough to force Walpole to resign in 1742. George II then appointed John Carteret, an opponent of Walpole, as secretary of state. The two men brought England into a broad European conflict known as the War of the Austrian Succession (1740–48). George himself fought courageously against the French at the Battle of Dettingen in 1743, the last time a British king appeared on the battlefield. The war was very unpopular in England, however, and in 1744 Parliament pressured the reluctant king to dismiss Carteret. Fifteen months later George’s ministers forced him to accept into office Carteret’s chief opponent, the elder William Pitt.

During the last decade of his life George II lost interest in politics. He was little more than an observer of the events of the Seven Years’ War (1756–63) against France. It was Pitt who devised the brilliant strategy that eventually brought about a British victory.

The king’s son and heir, Frederick Louis, died in 1751. When George himself died in 1760, his grandson became king as George III.


Licensing Edit

Public domain Public domain false false

This work is in the public domain in its country of origin and other countries and areas where the copyright term is the author's life plus 70 years or fewer.

You must also include a United States public domain tag to indicate why this work is in the public domain in the United States. Note that a few countries have copyright terms longer than 70 years: Mexico has 100 years, Jamaica has 95 years, Colombia has 80 years, and Guatemala and Samoa have 75 years. This image may no be in the public domain in these countries, which moreover do no implement the rule of the shorter term. Côte d'Ivoire has a general copyright term of 99 years and Honduras has 75 years, but they hacer implement the rule of the shorter term. Copyright may extend on works created by French who died for France in World War II (more information), Russians who served in the Eastern Front of World War II (known as the Great Patriotic War in Russia) and posthumously rehabilitated victims of Soviet repressions (more information).


George II 1683-1760

A portrait of George II from Marble Hill House, Twickenham, London. The last British monarch to be born outside Great Britain, George was brought up in Germany. During his reign Britain’s overseas colonies expanded, transforming the country into a great international power.

George was elector of Hanover and second Hanoverian king of Great Britain and Ireland.

George was born in Hanover, Germany on 10 November 1683, the only son of the elector of Hanover. In 1705 he married Princess Caroline of Brandenburg-Ansbach, and they had nine children.

In 1714, George’s father succeeded to the British throne, and created George prince of Wales. The relationship between father and son was already poor and the prince’s London residence, Leicester House, became a rival court and focus for a dissident Whig group which included Robert Walpole. He encouraged a reconciliation between father and son. This led to Walpole’s inclusion in George I’s administration, whereupon he lost the prince’s favour. Only Caroline’s intervention kept Walpole in office when the prince succeeded to the throne in 1727. He cemented his position by securing George a Civil List (allowance) from parliament of £800,000, considerably more than previous monarchs had received. Walpole also won acknowledgement of George’s legitimacy from many influential Tories who supported the exiled Stuart pretender to the English throne. As a result, no senior politician deserted George’s cause during the Jacobite Rebellion of 1745. Charles Edward Stuart, the ‘Young Pretender’ landed in Scotland but, after some initial success, was defeated at the Battle of Culloden in 1746.

George seemed destined to imitate his father, quarrelling with his son Frederick Louis, Prince of Wales, who in turn became a leader of an anti-administration faction. War broke out with Spain in 1739. In 1742 Walpole, who had dominated government since 1721, resigned. George quickly found another mentor in John Carteret who, with George, brought England into the War of the Austrian Succession (1740-1748), prompting accusations that he was subordinating English interests to those of George’s German possessions. In 1743, George led his troops into battle against the French at Dettingen, the last British king to fight in battle.

During the last decade of his life George took little interest in politics. Britain’s involvement in the Seven Years’ War (1756 – 1763) was largely overseen by William Pitt the Elder. This period also saw the expansion of British influence in India and Canada with the military successes of Robert Clive and James Wolfe respectively.

George died on 25 October 1760. Frederick had died in 1751, leaving George’s grandson to inherit the throne.


Ver el vídeo: Kings u0026 Queens of England 78: The Hanoverians Hate Each Other (Agosto 2022).