Artículos

Historia del Líbano - Historia

Historia del Líbano - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

LÍBANO

Tradicional e históricamente una parte de Siria, las antiguas ciudades libanesas de Tiro, Trípoli y Sidón fueron centros clave del imperio fenicio. Más tarde, el país se dividió entre muchas sectas cristianas, drusas y musulmanas. La región estuvo fuertemente dominada por Francia desde finales del siglo XVIII y después de la Primera Guerra Mundial, Francia recibió Líbano y Siria como mandato de la Liga de Naciones. Aunque Líbano se convirtió en república en 1926, la independencia total no se logró hasta 1944. Entre 1944 y principios de la década de 1970, Líbano disfrutó de una cómoda prosperidad basada en la banca y el comercio internacionales. Este período llegó a su fin cuando los palestinos comenzaron a utilizar el territorio libanés desde el que lanzar ataques contra Israel. En 1975, estalló la guerra civil entre los cristianos contra los musulmanes y los palestinos que se unieron contra los cristianos maronitas. Miles de personas murieron y gran parte de la antiguamente cosmopolita Beirut quedó en ruinas. En 1981, los milicianos cristianos lucharon contra las tropas sirias y todos los demás combatientes se unieron. Israel se colocó en la posición de apoyar a los milicianos cristianos y en 1982, Israel invadió el Líbano para expulsar a la OLP. De hecho, la OLP se retiró de Beirut. En respuesta al asesinato del recién elegido presidente cristiano Bashir Gemayel, las fuerzas israelíes ocuparon las zonas musulmanas del oeste de Beirut. La guerra civil continuó, enredando al personal estadounidense mientras se producían ataques contra la embajada y las instalaciones militares de Estados Unidos. (Los soldados estadounidenses muertos eran parte de una fuerza internacional enviada al Líbano como parte de un plan de alto el fuego). Más de 240 infantes de marina murieron en un ataque. En junio de 1985, Israel se retiró a una denominada zona de seguridad en el sur del país. La guerra civil tardó otros 5 años en calmarse por completo: le había costado al Líbano unos 150.000 muertos y había dejado la economía en ruinas. En la primavera de 2000, Israel completó su retirada de la zona de seguridad del sur. Queda por ver cómo el Líbano hará malabarismos con las demandas conflictivas de los palestinos, la facción de Hezbolá, los sirios y los israelíes, que han advertido al Líbano que el país será considerado responsable si las actividades terroristas se reanudan en la frontera libanés-israelí.

MAS HISTORIA


En tiempos de crisis, los ancianos del Líbano deben valerse por sí mismos

1 de 18 Una mujer mira a un libanés sin hogar que duerme en el suelo en la calle comercial Hamra, en Beirut, Líbano, el viernes 17 de julio de 2020. Sin prácticamente ningún sistema de bienestar nacional, el Líbano y los ancianos # 8217 deben valerse por sí mismos en medio de la agitación económica de su país. En sus mejores años, sobrevivieron a 15 años de guerra civil que comenzó en 1975 y episodios de inestabilidad. Ahora, en su vejez, muchos han sido arrojados a la pobreza por una de las peores crisis financieras del mundo en los últimos 150 años. Hassan Ammar / AP Mostrar más Mostrar menos

2 de 18 Rafka Nassim, 71, izquierda, se reúne con su hija Claudette Rizk a través de una barrera plástica para evitar contraer el coronavirus, en la Asociación Médica de Servicios Sociales, un hospital de rehabilitación y asilo de ancianos en la ciudad norteña de Trípoli, Líbano, el jueves. 10 de junio de 2021. Sin prácticamente ningún sistema de bienestar nacional, los ancianos del Líbano y # 8217 deben valerse por sí mismos en medio de la agitación económica de su país. Hassan Ammar / AP Mostrar más Mostrar menos

4 de 18 Una enfermera empuja a una anciana en silla de ruedas en la Asociación Médica de Servicios Sociales, un hospital de rehabilitación y un hogar de ancianos en la ciudad norteña de Trípoli, Líbano, el jueves 10 de junio de 2021. Líbano tiene el mayor número de ancianos en el Oriente Medio: el 10% de la población de 6 millones tiene más de 65 años. Alrededor del 80% de la población mayor de 65 años no tiene beneficios de jubilación ni cobertura de atención médica, según la Organización Internacional del Trabajo de las Naciones Unidas. Hassan Ammar / AP Mostrar más Mostrar menos

5 de 18 Una mujer libanesa sin hogar y su gato duermen en un banco mientras el sol sale sobre el mar Mediterráneo en Beirut, Líbano, el viernes 18 de junio de 2021. Sin prácticamente ningún sistema de bienestar nacional, el Líbano y los ancianos tienen que luchar ellos mismos en medio de la agitación económica de su país. Hassan Ammar / AP Mostrar más Mostrar menos

7 de 18 Marie Orfali, de 76 años, se refleja en un espejo debajo de una imagen de Jesús en su apartamento en Beirut, Líbano, el martes 15 de junio de 2021. Pequeña y encorvada por la edad, Marie Orfali hace el viaje cinco veces a la semana desde su casa. Apartamento de Beirut a la iglesia local, una organización benéfica y un comedor de beneficencia cercano para traer una comida cocinada para ella y su esposo de 84 años, Raymond. Hassan Ammar / AP Mostrar más Mostrar menos

8 de 18 Un libanés sin hogar duerme en un refrigerador dentro de una vieja casa abandonada en Beirut, Líbano, el jueves 13 de mayo de 2021. Líbano tiene la mayor cantidad de ancianos en el Medio Oriente: el 10% de la población de 6 millones es mayores de 65 años. Alrededor del 80% de la población mayor de 65 años no tiene beneficios de jubilación ni cobertura de atención médica, según la Organización Internacional del Trabajo de la ONU. Hassan Ammar / AP Mostrar más Mostrar menos

10 de 18 Abu Omar, de 81 años, posa para una fotografía en la Asociación Médica de Servicios Sociales, un hospital de rehabilitación y un hogar de ancianos en la ciudad norteña de Trípoli, Líbano, el jueves 10 de junio de 2021. Prácticamente sin un sistema nacional de bienestar, Líbano & # Los ancianos de 8217 deben valerse por sí mismos en medio de la agitación económica de su país. En sus mejores años, sobrevivieron a 15 años de guerra civil que comenzó en 1975 y episodios de inestabilidad. Ahora, en su vejez, muchos han sido arrojados a la pobreza por una de las peores crisis financieras del mundo en los últimos 150 años. Hassan Ammar / AP Mostrar más Mostrar menos

11 de 18 Marie Orfali, 76, a la izquierda, y su esposo Raymond, posan para una fotografía en su apartamento en Beirut, Líbano, el martes 15 de junio de 2021. Orfali, pequeña e inclinada por la edad, hace el viaje cinco veces a la semana desde ella. Apartamento de Beirut a la iglesia local, una organización benéfica y un comedor de beneficencia cercano para traer una comida cocinada para ella y su esposo de 84 años. Hassan Ammar / AP Mostrar más Mostrar menos

13 de 18 Rafka Nassim, 71, derecha, se reúne con su hija Claudette Rizk a través de una barrera plástica para evitar contraer el coronavirus, en la Asociación Médica de Servicios Sociales, un hospital de rehabilitación y asilo de ancianos en la ciudad norteña de Trípoli, Líbano, el jueves. 10 de junio de 2021. Sin prácticamente ningún sistema de bienestar nacional, los ancianos del Líbano y # 8217 deben valerse por sí mismos en medio de la agitación económica de su país. Hassan Ammar / AP Mostrar más Mostrar menos

14 de 18 Marie Orfali, de 76 años, y su esposo Raymond, comparten un momento en su apartamento en Beirut, Líbano, el martes 15 de junio de 2021. Orfali, diminuta e inclinada por la edad, hace el viaje cinco veces a la semana desde su apartamento de Beirut a la iglesia local, una organización benéfica y un comedor de beneficencia cercano para traer una comida cocinada para ella y su esposo de 84 años. Hassan Ammar / AP Mostrar más Mostrar menos

16 de 18 Suleiman Ali Yousef, un comerciante de 81 años, llora al recordar a su esposa que murió por el coronavirus durante una entrevista con Associated Press en la Asociación Médica de Servicios Sociales, un hospital de rehabilitación y asilo de ancianos en la ciudad del norte. de Trípoli, Líbano, jueves 10 de junio de 2021. Yousef y su esposa contrajeron coronavirus juntos el año pasado. A diferencia de todo lo que hicieron juntos en los últimos 50 años, ella falleció sola. Hassan Ammar / AP Mostrar más Mostrar menos

17 de 18 Abu Omar, de 81 años, camina de la mano de un asistente en la Asociación Médica de Servicios Sociales, un hospital de rehabilitación y un hogar de ancianos en la ciudad norteña de Trípoli, Líbano, el jueves 10 de junio de 2021. Líbano es uno de los 16 países del mundo sin un plan de pensiones para los trabajadores del sector privado en caso de vejez, invalidez y muerte, según la OIT. El programa nacional de seguridad social cubre solo el 30% de la fuerza laboral, principalmente dando pagos únicos al momento de la jubilación, y está peligrosamente subfinanciado. Hassan Ammar / AP Mostrar más Mostrar menos

BEIRUT (AP) & mdash Diminuta e inclinada por la edad, Marie Orfali hace el viaje cinco veces a la semana desde su apartamento de Beirut a la iglesia local, una organización benéfica y un comedor de beneficencia cercano para traer una comida cocinada para ella y su hija de 84 años. esposo, Raymond.

Su único apoyo & mdash Raymond & rsquos $ 15,000 pago único por fin de servicio desde que se jubiló hace más de 20 años & mdash hace mucho tiempo se agotó.

Desde entonces, han dependido de la caridad para cubrir casi todo: alquiler, artículos de limpieza, analgésicos y comida para su perro blanco Snoopy. Pero la caridad cubre cada vez menos a medida que se derrumba la moneda del Líbano y los rsquos. El dinero que reciben de un benefactor y de la iglesia cada mes, que alguna vez ascendió a $ 400, ahora apenas vale $ 40.

Marie, de 76 años, rompió a llorar cuando se le preguntó cómo estaba. "Me he asustado, me he puesto nerviosa", dijo. "Me siento y lloro y pienso: quiero dinero. Quiero comprar cosas para la casa".

Prácticamente sin un sistema de bienestar nacional, los ancianos del Líbano y los rsquos tienen que valerse por sí mismos en medio de la agitación económica de su país y de los rsquos. En sus mejores años, sobrevivieron a 15 años de guerra civil que comenzó en 1975 y episodios de inestabilidad. Ahora, en su vejez, muchos han sido arrojados a la pobreza por una de las peores crisis financieras del mundo en los últimos 150 años.

El Líbano tiene el mayor número de ancianos en el Medio Oriente y mdash el 10% de la población de 6 millones tiene más de 65 años. Alrededor del 80% de la población mayor de 65 años no tiene beneficios de jubilación ni cobertura de atención médica, según la ONU y rsquos International. Organización Laboral.

Los miembros de la familia y las organizaciones benéficas, tradicionalmente la principal fuente de apoyo, están luchando con las crecientes necesidades a medida que aumenta el desempleo.

Los ahorros en dólares que los ancianos tenían de toda una vida de trabajo están encerrados en los bancos, inaccesibles en la crisis bancaria. Los ahorros perdieron casi el 90% de su valor cuando la moneda local colapsó frente al dólar. Los medicamentos y los productos básicos importados están en peligro, y un sistema de atención de la salud que alguna vez fue confiable se está desmoronando.

"No tengo dinero para comprar ropa o zapatos", dijo Marie en un susurro. No quería que Raymond la oyera quejarse. Recientemente pasó por una infección por COVID-19 y una cirugía cerebral y se agita, y esto solo empeoró con los bloqueos y la crisis financiera.

Raymond trabajó durante 26 años como ordenanza en uno de los hospitales de Beirut & rsquos, y Marie como conserje en una universidad.

Ahora viven entre montones de sus pertenencias en un apartamento alquilado en el este de Beirut, con baratijas llenando los estantes y cuadros de Jesús y la sagrada familia que adornan cada pared. Los trajes negros que Raymond usó una vez para las fiestas y mdash era un bailarín animado y mdash todavía cuelgan sobre su cama. Hay una bolsa de pan debajo de la cama para facilitar el acceso. Se mueve por el apartamento con un andador. Sus cinco hijos también están luchando y no pueden ayudar.

En los últimos dos años, más ancianos han salido a las calles, buscando entre la basura o pidiendo limosna, dijo Joe Taoutel, que dirige Rafiq el-Darb, o Amigos hasta el final, la organización benéfica donde Marie recibe algunas de las comidas cada semana.

Taoutel entrega comidas a domicilio a más de 60 familias de ancianos, frente a las cinco que tenían antes de la crisis.

"Aquellos que solían dar ahora lo necesitan", dijo Taoutel. & ldquoAl principio, los grupos ayudarían a sus sectas. Ahora, las necesidades han aumentado y nadie puede reemplazar al estado. & Rdquo

El Líbano es uno de los 16 países del mundo que no tienen un plan de pensiones para los trabajadores del sector privado en caso de vejez, discapacidad y muerte, según la OIT. El programa nacional de seguridad social cubre solo el 30% de la fuerza laboral, principalmente dando pagos únicos al momento de la jubilación, y está peligrosamente subfinanciado.

Para echar sal en la herida, una explosión masiva en Beirut el verano pasado devastó partes de la ciudad donde se encontraban cientos de hogares de población cristiana mayor del Líbano y rsquos, desplazándolos temporal o permanentemente.

El gobierno está luchando para mantener a una población donde ahora el 55% vive por debajo del umbral de pobreza desde que comenzó la crisis a fines de 2019.El Banco Mundial ha otorgado al Líbano un préstamo de $ 246 millones para ofrecer asistencia en efectivo a unas 160.000 familias libanesas y mdash, pero el desembolso ha se ha retrasado. La institución financiera dijo que no tenía datos sobre cuántos ancianos están por debajo del umbral de pobreza.

A medida que la economía se tambalea, más jóvenes libaneses están migrando, dejando atrás a padres ancianos.

La ONU estima que para 2030, los mayores de 65 años pueden representar más del 15% de la población de Líbano y rsquos, una tendencia que podría acelerarse con la fuga de cerebros y un sistema de atención médica en deterioro.

& ldquoLos ​​ancianos y los discapacitados se quedan. Si la sociedad no es consciente de este problema, creo que nos encaminamos hacia más crisis ”, dijo Mustafa Helweh, director de la Asociación Médica de Servicios Sociales, un hospital de rehabilitación y asilo de ancianos en Trípoli, en el norte del Líbano.

Miles de trabajadores domésticos extranjeros, que son la columna vertebral del sistema de atención a las personas mayores, se fueron cuando los dólares escasearon. El sistema de salud abrumado ya no se considera confiable.

En el apogeo de la pandemia, los hogares de ancianos se consideraban de alto riesgo en todo el mundo. En el Líbano, algunas familias los vieron como la respuesta.


Se busca & # 8211 Historia!

¡Es un nuevo día y estamos mirando al pasado! Bueno, en realidad estamos buscando información sobre el pasado.

Si tiene información relacionada con CUALQUIER COSA en la historia del Líbano y sus alrededores, estamos muy interesados ​​en conocerla.

Como siempre, los artefactos, los documentos y las imágenes pueden contar la historia. La historia oral es igualmente importante.

Comuníquese con Al Gerdes o con cualquiera de los miembros de la Sociedad Histórica con sus artículos de interés histórico. ¡Queremos saber al respecto!

¿Sabías que hay un & # 8220Oral History Project & # 8221 en curso en este momento para todas y cada una de las cosas que sucedieron en el cuadrante sureste de la ciudad? ¿Tiene información que se ha transmitido, o tal vez vivió y que puede compartir?

Belinda McAllister está trabajando para recopilar todo lo que pueda como parte de un proyecto para preservar esta información antes de que se pierda.


Relaciones de Estados Unidos con el Líbano

La historia del Líbano desde la independencia en 1943 ha estado marcada por períodos de agitación política intercalados con prosperidad construida sobre su posición como centro regional de finanzas y comercio. A la guerra civil del país de 1975 a 1990 le siguieron años de inestabilidad social y política. El sectarismo es un elemento clave de la vida política libanesa. La vecina Siria influyó durante mucho tiempo en la política exterior y las políticas internas del Líbano, y sus fuerzas militares estuvieron en el Líbano desde 1976 hasta 2005. Después de la retirada del ejército sirio, el grupo terrorista con sede en el Líbano Hezbollah e Israel continuaron participando en ataques y contraataques entre sí, luchando una breve guerra en 2006 y la participación en escaramuzas transfronterizas en 2019 y 2020. Las fronteras del Líbano con Siria e Israel aún deben resolverse.

Estados Unidos busca ayudar al Líbano a preservar su independencia, soberanía, unidad nacional, estabilidad e integridad territorial. Estados Unidos, junto con la comunidad internacional, apoya la plena implementación de las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (RCSNU) 1559, 1680 y 1701, incluido el desarme de todas las milicias, la delimitación de la frontera sirio-libanesa y el despliegue de la Fuerzas Armadas Libanesas (LAF) en todo el Líbano. Estados Unidos cree que un Líbano pacífico, próspero y estable puede hacer una contribución importante a la paz general en el Medio Oriente.

Asistencia de Estados Unidos al Líbano

Desde 2010, Estados Unidos ha proporcionado más de $ 4 mil millones en total en asistencia extranjera al Líbano.

Específicamente, Estados Unidos ha proporcionado más de $ 2 mil millones en asistencia desde 2010 para abordar tanto el apoyo económico como las necesidades de seguridad. Esta asistencia tiene como objetivo fortalecer a los socios estratégicos, como las fuerzas de seguridad del Líbano, garantizar que los servicios clave lleguen al pueblo libanés, preservar el carácter multisectario del Líbano y contrarrestar la narrativa y la influencia de Hezbollah. El apoyo a los organismos de seguridad del Líbano y otros socios estratégicos sigue siendo el núcleo de nuestros esfuerzos por preservar la estabilidad y, al mismo tiempo, contrarrestar y deslegitimar la falsa narrativa y la justificación de Hezbollah para retener sus armas en el Líbano y en la región.

La financiación de apoyo económico (FSE) al Líbano desde 2010 ascendió a casi mil millones de dólares y ha apoyado programas que promueven el crecimiento económico, la empleabilidad y la productividad de la fuerza laboral, la buena gobernanza y la cohesión social. Esta asistencia también ha apoyado el acceso al agua potable y la mejora de los servicios educativos para las comunidades libanesas, especialmente aquellas profundamente afectadas por la afluencia de refugiados sirios. En esta cantidad se incluyen casi $ 210 millones en programas de educación básica y más de $ 150 millones en programas de educación superior en el Líbano, lo que respalda el acceso de más de 1,170 estudiantes libaneses y refugiados de entornos desfavorecidos a las mejores universidades libanesas, incluida la Universidad Americana de Beirut y la Universidad Libanesa Americana. Universidad.

Estados Unidos es el principal socio de seguridad del Líbano y ha proporcionado más de $ 2 mil millones en asistencia de seguridad bilateral a las Fuerzas Armadas Libanesas (LAF) desde 2006. La asistencia de los EE. UU. Respalda la capacidad de las LAF para proteger las fronteras del Líbano, contrarrestar las amenazas internas y demostrar que es el único defensor legítimo de la soberanía del Líbano. Mediante la provisión de aeronaves de ala fija y giratoria, municiones, vehículos y capacitación asociada, las LAF se ha convertido en un socio comprometido y ha aumentado considerablemente su capacidad como fuerza de lucha contra los extremistas violentos. Nuestra inversión en capacitar y equipar a las Fuerzas Armadas del Líbano ha pagado dividendos descomunales para los intereses de Estados Unidos en el Líbano y la región al permitir que el ejército libanés derrote al Estado Islámico de Irak y Siria en el Líbano, lleve a cabo operaciones contra Al Qaeda y reafirme el control sobre el territorio libanés. a lo largo de su frontera con Siria. La asistencia de seguridad de los EE. UU. Ha incluido más de $ 235 millones en asistencia de seguridad civil desde 2011. Esta asistencia ha mejorado las capacidades y el profesionalismo de las instituciones de seguridad, entre ellas las Fuerzas de Seguridad Interna (ISF), que trabajan para prevenir, contrarrestar y responder a los delitos y amenazas terroristas y sus causas subyacentes, para asegurar y salvaguardar el territorio y el pueblo del Líbano, interceptar artículos que preocupan a la proliferación y extender el estado de derecho en todo el país.

Estados Unidos también ha proporcionado más de 2.300 millones de dólares en asistencia humanitaria en el Líbano desde el inicio de la crisis de Siria. El Líbano alberga el segundo mayor número de refugiados per cápita del mundo y el segundo mayor número total de refugiados sirios del mundo. Hay aproximadamente 880.000 refugiados sirios registrados en el Líbano por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y cerca de 27.000 refugiados palestinos de Siria registrados en el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA). Hay aproximadamente 1,3 millones de refugiados sirios en el Líbano, pero se desconoce el número real ya que el registro de refugiados sirios se suspendió en 2015. También hay aproximadamente 475.000 refugiados palestinos registrados en las Naciones Unidas y aproximadamente 18.000 iraquíes y otros refugiados que residen en el Líbano. Desde el inicio de la crisis de Siria, la asistencia humanitaria de Estados Unidos en el Líbano ha cubierto una variedad de necesidades críticas de los refugiados sirios y las comunidades de acogida, que incluyen alimentos, refugio, atención médica, agua potable y saneamiento, educación y apoyo psicosocial.

Relaciones económicas bilaterales

El Líbano ha sido históricamente una economía de libre mercado con una fuerte tradición comercial de laissez-faire. Sin embargo, desde el otoño de 2019, Líbano se ha visto envuelto en una crisis económica y financiera de la que aún no se ha recuperado. En marzo de 2020, el gobierno incumplió con 31.000 millones de dólares en eurobonos, lo que supuso un duro golpe para la solvencia del país. En agosto de 2020, el gobierno aún no ha implementado las reformas económicas necesarias para reducir la deuda general y poner al país en una base económica sólida. En 2018, las principales exportaciones estadounidenses al Líbano fueron vehículos, combustible y aceite mineral, productos de la industria química, maquinaria e instrumentos eléctricos, alimentos preparados, bebidas y tabaco, y productos vegetales. Estados Unidos y el Líbano han firmado un Acuerdo Marco de Comercio e Inversión para ayudar a promover un clima de inversión atractivo, ampliar las relaciones comerciales y eliminar los obstáculos al comercio y la inversión entre los dos países. Estados Unidos no tiene un tratado bilateral de inversión con el Líbano ni un acuerdo para evitar la doble imposición. El programa de larga data del Sistema de Preferencias Generalizadas de los EE. UU. Permite a Líbano exportar productos selectos a los Estados Unidos sin pagar aranceles ni aduanas.

Líbano y membresía n. ° 8217 en organizaciones internacionales

El Líbano y los Estados Unidos pertenecen a varias de las mismas organizaciones internacionales, incluidas las Naciones Unidas, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Representación bilateral

Los principales funcionarios de la embajada figuran en la Lista de funcionarios clave del Departamento.

Líbano tiene una embajada en los Estados Unidos en 2560 28th Street, NW, Washington, DC 20008, tel. (202) 939-6300.

Más información sobre el Líbano está disponible en el Departamento de Estado y otras fuentes, algunas de las cuales se enumeran aquí:


Líbano: la tierra de los fenicios

Escarabajo fenicio con adorador y deidad alada engastado en un anillo giratorio de oro , Siglos VII-V a.C., a través del Museo de Arte Walters, Baltimore

La historia del Líbano se remonta a las brumas del tiempo. Fue la tierra de los fenicios, los navegantes fundadores de Cartago, tierra de grandes reyes y héroes, grandes ciudades y puertos y escenario de muchas historias bíblicas.

A menudo nos referimos al Cercano Oriente como la cuna de la civilización. Antes de la Edad del Hierro, los habitantes de estas ciudades-estado se llamaban cananeos. Durante la Edad del Bronce, los cananeos habitaban en la costa sur de Siria y el Líbano, buscando refugio de vecinos hostiles como los egipcios, los persas y los imperios babilónico-asirio. El nombre de fenicios les fue dado por los griegos, deriva del griego Phoinikes, en referencia al tinte de color púrpura que los fenicios extraían de la concha de murex, y con el que producían tejidos muy preciados.

Es de crucial importancia mencionar que Fenicia es un término griego clásico utilizado para referirse a la región de las principales ciudades portuarias cananeas y no corresponde precisamente a la identidad social y cultural que habría sido reconocida por los propios fenicios. Su civilización estaba organizada en ciudades-estado, como la de la antigua Grecia, por lo que no se identificaban necesariamente con una única entidad nacional y étnica. Sin embargo, en términos de arqueología, idioma, estilo de vida y religión, hay poco que distinga a los fenicios de otras culturas semíticas de Canaán. Como cananeos, fueron excepcionales en sus logros marineros.

Vista de la ciudad de Biblos desde el puerto , a través de la Universidad Libanesa Americana, Beirut

En un estudio reciente de genoma completo de restos antiguos del Cercano Oriente publicado en el American Journal of Human Genetics, realizado por científicos del Instituto Wellcome Trust Sanger y sus colaboradores secuenciaron los genomas completos de individuos cananeos de 4.000 años que habitaron la región durante la Edad del Bronce, y los comparó con otras poblaciones antiguas y actuales. El análisis de muestras antiguas de ADN reveló que los antiguos cananeos eran una mezcla de personas locales que se establecieron en aldeas agrícolas durante el período Neolítico y migrantes orientales que llegaron a la zona hace unos 5.000 años. Los resultados confirmaron además que los libaneses actuales son descendientes directos de los antiguos cananeos.

Sin embargo, los registros históricos de los cananeos son limitados. Se pueden encontrar varias referencias en los textos antiguos griegos y egipcios, y los textos bíblicos se refieren ampliamente a la región y su gente en un consenso general de destrucción generalizada de los asentamientos cananeos y aniquilación de las comunidades.

Ruinas de la carretera de la antigua ciudad de Tiro , a través de la UNESCO

Ya en el año 3500-2300 a. C., grandes ciudades fortificadas emergen en la región y se involucran en un floreciente comercio con el reino egipcio cada vez más unificado. La madera de las montañas del Líbano, así como la plata y los aceites aromáticos de más al norte y al este, se transportan a Egipto por mar desde la ciudad de Biblos. A través de la evidencia arqueológica, está claro que la parte norte del Levante mantenía fuertes vínculos con Mesopotamia.

A finales del siglo VIII a. C., los fenicios habían fundado puestos comerciales y colonias en todo el Mediterráneo, el mayor de los cuales era Cartago en la costa norte de África (actual Túnez). Las ciudades portuarias costeras de Tiro, Sidón y Biblos conocidas desde el Neolítico florecieron y han sobrevivido hasta hoy como vibrantes ciudades modernas.

Castillo de los Cruzados, ciudad portuaria de Sidón

Durante siglos y milenios, el Líbano se ha mantenido como un centro comercial y cultural crucial entre Oriente y Occidente, la pequeña Tierra de los Cedros es un concentrado embriagador de belleza natural y tesoros arqueológicos.

El Museo Nacional de Beirut ha producido un breve video de sus exhibiciones y nuestros lectores pueden obtener una visión de la ciudad de Byblos, una de las ciudades más antiguas del mundo, al ver el breve documental producido por la Fundación Louis Cardahi & # 8211 video en la ciudad de Biblos.


Historia del Líbano

La guerra de clanes entre varios grupos religiosos en el Líbano se remonta a siglos. Entre los combatientes se encuentran los cristianos maronitas, quienes, desde la independencia, han dominado el gobierno musulmanes sunitas, que han prosperado en los negocios y compartido el poder político con los drusos, quienes tienen una fe que incorpora aspectos del Islam y el gnosticismo y los musulmanes chiítas.

Una nueva "y más sangrienta" guerra civil libanesa que estalló en 1975 resultó en la adición de otro ingrediente más en el brebaje, los sirios. En los enfrentamientos entre facciones libanesas, se estimó que 40.000 libaneses murieron y 100.000 resultaron heridos entre marzo de 1975 y noviembre de 1976. En ese momento, las tropas sirias intervinieron a petición de los libaneses y detuvieron los combates a gran escala. En 1977, la guerra civil estalló nuevamente y continuó hasta 1990, diezmando el país.

Las guerrillas palestinas que realizaron incursiones contra Israel desde territorio libanés provocaron incursiones israelíes punitivas en el Líbano y dos invasiones israelíes a gran escala, en 1978 y nuevamente en 1982. En la primera invasión, los israelíes entraron al país en marzo de 1978 y se retiraron en junio, después de la ONU. El Consejo de Seguridad creó una fuerza de mantenimiento de la paz de 6.000 hombres para el área llamada FPNUL. Cuando la ONU partió, los israelíes entregaron sus fortalezas a una milicia cristiana que habían organizado, en lugar de a la fuerza de la ONU.


Historia del Líbano - Historia

Descripción general: historia de la ciudad de Líbano

Lebanon, CT se encuentra en el centro-este de Connecticut en el norte del condado de New London, aunque históricamente la ciudad también estuvo afiliada al condado de Windham. Desde su incorporación en 1700, Líbano fue parte del condado de New London. En 1724 pasó a formar parte del recién creado condado de Windham, donde permaneció hasta 1826, cuando fue reasignado al condado de New London.

La ciudad abarca 55,2 millas cuadradas de las cuales 1,1 millas cuadradas son agua. El punto más alto de tierra, 499 pies, es también el punto más alto de tierra en el condado.

En 2005, la población de la ciudad era de 7.334 habitantes. La población del Líbano alcanzó previamente un máximo de 4.166 en 1790 y luego disminuyó gradualmente hasta finales de la década de 1960, cuando la comunidad comenzó a atraer constructores y propietarios de viviendas suburbanas.

Los primeros habitantes de lo que se convirtió en Líbano llegaron hace unos 10.000 años y dejaron evidencia arqueológica de su presencia en un campamento cerca del lago Williams. El registro arqueológico no es claro si los nativos americanos vivieron en esta región continuamente, pero en el momento del asentamiento europeo a fines del siglo XVII, la tierra estaba ocupada por los indios Mohegan. Los moheganos, un pueblo de habla algonquina, habitaban la parte superior del valle del río Támesis cerca de Norwich y usaban el Líbano principalmente para cazar.

Mohegan sachem Uncas comenzó a vender partes de lo que se convertiría en Líbano a colonos de Norwich en 1663. En 1692, la mayor parte del Líbano actual había sido transferido a colonos ingleses, incluidos miembros de las familias Mason y Fitch. La Asamblea General de la Colonia de Connecticut incorporó la ciudad el 10 de octubre de 1700. La tradición sugiere que la ciudad fue nombrada porque los primeros colonos compararon la “altura de la tierra y un gran bosque de cedros” con la descripción bíblica del Líbano.

Líbano, una próspera comunidad agrícola durante el período colonial, alcanzó su mayor importancia durante la Revolución Americana. El gobernador Jonathan Trumbull, un residente, usó un almacén en su propiedad para las reuniones del Consejo de Seguridad. Este consejo organizó la defensa y participación de Connecticut en la guerra. Después de la llegada de las tropas francesas aliadas a Newport en 1780, la caballería ligera francesa estableció cuarteles de invierno en el Líbano. El comandante francés, el duque de Lauzun, comentó que "solo Siberia puede proporcionar una idea del Líbano, que consta de unas pocas chozas esparcidas entre vastos bosques".

En los años posteriores a la Revolución, otras ciudades del este de Connecticut prosperaron a medida que se construían molinos y fábricas para aprovechar la abundante energía hidráulica. En el Líbano, el enfoque económico siguió siendo agrícola y la ciudad se convirtió en una especie de remanso aunque cuatro gobernadores de Connecticut adicionales (Jonathan Trumbull, Jr. 1797-1809, Clark Bissell 1847-1849, Joseph Trumbull 1849-1850 y William Buckingham 1858-1866 y el El primer gobernador de Wisconsin (Nelson Dewey 1848-1852) nació allí. A fines del siglo XIX, la naturaleza agrícola del Líbano atrajo a inmigrantes de Italia y partes de Europa del Este. El centro de la ciudad conservó la tierra verde común de una milla de largo original utilizada para pastar mientras el centro de negocios se trasladó al norte, a Liberty Hill.

Líbano hoy:

La ciudad sigue siendo en gran parte agrícola. Mientras que las granjas familiares están desapareciendo lentamente, siguen existiendo grandes granjas comerciales de huevos y productores de plantas de vivero. El creciente número de residentes suburbanos ha provocado la expansión del sistema escolar, uno de los empleadores más grandes de la comunidad. Al carecer de un distrito comercial, la vida comunitaria se centra alrededor del Green de una milla de largo, donde se encuentran tres de las seis iglesias de la ciudad, el ayuntamiento, la biblioteca de la ciudad, el museo de la sociedad histórica y los sitios y museos históricos de la guerra revolucionaria.


Líbano Historia reciente

Lo que hizo famoso al Líbano en la antigüedad fue sin duda sus bosques de cedros, tan necesarios para la producción de esa madera preciosa con la que, en ese momento, tanto los fenicios como los egipcios, llevaban a cabo sus construcciones.

Desde las primeras dinastías de los faraones, se enviaban cargamentos al Líbano para suministrar esta madera. Therefore the Egyptian ships were forced to touch the Phoenician coasts and consequently to subjugate their cities. From which, then, the Phoenicians themselves took off for Lebanon from which, but to a small extent, they also supplied themselves with iron. Much of the prosperity of the Phoenician cities came precisely from the possession of the Lebanese forests.

But for the Phoenicians Lebanon also had great importance from a religious point of view. In fact, in that country the cult of “Ba-Al of Lebanon” arose, “Ba-Al” meant “Lord”. And this, in fact, was the attribute given to some local deities, and was different in each city. This cult was later brought to Carthage by the colonists of Tire.

In Tire it was called “Ba-Al Melquart” and in Sidon “Ba-Al Esmun”. According to Abbreviationfinder, an acronym site which also features history of Lebanon, Lebanon, although closely related to the events of the Phoenicians, was dominated by the Persians, the Macedonians, the Seleucids, the Ptolemies and the Romans.

Given the impracticability of its territory, however, the rulers who dominated it, at least nominally, never inhabited it so its population always remained Aramaic, that is Phoenician, and began, some time before the arrival of Islam, to count Arab nomadic elements, coming from the Syro-Arab desert. And because of its difficult nature, Lebanon was never invaded by the Arabs, immediately after they had completed the penetration of Syria. However, they did so later, also raised by the Byzantines who considered them allies suitable to fight against the arrival of Islam.

In the eighth century Lebanon was the ideal asylum for refugees of all ethnic groups and religious denominations.

And the Christian confession of the Maronites, dependent on the Patriarch of Antioch, had a remarkable development here and assumed, later, when it joined the Church of Rome, a very important role in the Arab-Christian civilization.

Then in Lebanon Islam took over and towards the end of the tenth century the ultra-Shiite heresy of the Druze flourished, an Islamist minority who refused to recognize the Sunna, appendix of the Koran, and who called themselves “shia” from “wake ”, Which means division. Other religious sects were then added to those existing up to now and in Lebanon the Assassins were also sheltered, Islamist fanatics who for a trifle killed the next with stabs. They were followers of Hassan-Ben-Sabah, the Persian founder of the sect in the 11th
siglo. He brought his followers to a strong state of exaltation by making them drink an intoxicating liquid called “haschich” for this reason they were called “haschinschin”, therefore, by assonance “assassins”.

At the time of the Crusades in northern Lebanon the Crusaders settled building strong fortresses, such as the “Forte dei Kurdi”, which then remained in the possession of the Knights of San Giovanni until 1271. They founded feudal states on the coast of Syria, where they applied the Latin domination.

In the 16th century the Latins were dethroned by the Mamelukes sultans, Turkish-Egyptian soldiers, and under them Lebanon enjoyed a rather peaceful period.

The Maronites had dominion of the northern area, the Tanukh emirs of the southern one and Beirut, and on the western slopes presided over the Banu Ma’n dynasty, whose main representative Fakhr Ad-Din rebelled against the Ottomans, asked for help to the various European courts, including that of the Grand Duchy of Tuscany, and, although Druze, always favored Christians.

His attempt to liberate Lebanon failed but the influence of the West was always present in Lebanon, carried on by the Maronites, who had relations with the Roman Church.

Once the Banu Ma’n dynasty had lapsed, the Banu Shihab dynasty took office. The Emir of the latter, Bashir, tried, at the beginning of the 19th century, to unify Lebanon but the Turks prevented it, then exiled it in 1840 and for another 20 years they remained masters of the country.

And in 1860 the struggles between Maronites and Druze intensified, so much so that France had to intervene. It meant that Lebanon obtained some autonomy and was led by a Catholic leader, nominated by the Turks but authorized by other European forces. And this was the first step towards a wider European penetration, especially French, which favored not only the development of other ethnic groups but, with the exodus of many citizens to America, meant that libertarian currents later entered Lebanon and new yearnings for freedom.

At the outbreak of the First World War in Lebanon, Christians found themselves in the minority. And when the war ended with the victory of the Triple Entente, the Ottoman Empire completely collapsed and Lebanon had the Constitution on September 1, 1920 and became a “State of Greater Lebanon”, under French mandate.

In May 1925 the name of the state changed to the Lebanese Republic. But he did not have periods of great internal peace.

After the Second World War he participated, with other Arab states, in impeding the formation of a free Israelite state. This failed and Lebanon only gained a deep aversion from the state of Israel.

At the base of internal and external contrasts there were the rivalries between large oil complexes: in Tripoli di Soria, Syria, the outlet of an Iraq Petroleum Oil Company oil pipeline was made to arrive.

On February 14, 1951, a new Cabinet was formed following the resignation of Riyad Al-Sulh on June 7, a new government was formed under the presidency of Abdullah El-Yaffi.

On September 18, 1952, a socialist coup took place, promoted by General Fuad Shebab, which led to the resignation of President Bechara El Khuri, in office since 1943 and the election of Camillo Chamoun in his place, five days later.

On October 9, 1952, Parliament gave full power, for six years, to the government chaired by Khaled Chebab.

The country maintained good relations with the Arab states and when the Baghdad Pact was signed in 1954/55, Lebanon, however, found it difficult to try to act as peacemaker between that and the League of Arab States.

Relations with the United Arab Republic were particularly close and their respective presidents signed an economic agreement in Cairo in March and June 1959. A pressing economic problem was in Lebanon represented by the numerous Palestinian refugees who, as such, also implied political difficulties. On August 26, 1959, the Secretary General of the United Nations proposed the final settlement of these Palestinians in Lebanon, but the Lebanese Chamber rejected the proposal by wishing interested parties to return to their homes.

Between 1958 and 1959 several accidents had occurred within the country. The calm returned when, after having expanded the seats of the government and the Chamber, in June-July 1960 there were new elections.

In 1961 a crisis with Egypt had to be faced first for having given refuge to Syrian refugees and then a coup that, failed, ended with the arrest and condemnation of the advocates.

Some tension returned in 1964 when President Shihab did not re-propose his candidacy. Instead, everything was quiet and Charles Helu was elected. But then this serenity was troubled in 1965 by accidents with Israel due to retaliatory actions conducted by guerrillas.

In January 1966 the Karamah government decided to resolve once and for all the problem of the administrative and judicial organization of the state. The conduct of these negotiations was particularly tough and 150 magistrates had to leave their positions. Shortly thereafter the Karamah government fell.

He was succeeded by Abdallah el-Yafi, who immediately found himself in serious financial difficulties. A great distrust of the Lebanese banking system, which was also the largest component of the state’s economy, led to the closure of Intra Bank in October. El-Yafi called in the government to defend savers and entrepreneurs but in December he resigned and returned to the Karamah government.

With the outbreak of the Israel-Egypt conflict in 1967, Lebanon took sides with the Arab countries. The following year in March new elections took place in which three different parties prevailed which did not lead to a clear majority. In the same 1968, after a resurgence of the Palestinian resistance, Lebanon found itself under the fire of Israeli retaliation and when some guerrillas attacked an Israeli plane in the Athens airport, the Israeli air force attacked that of Beirut destroying with bombs almost all Lebanese airliners.

The government, headed by El-Yafi, was accused of incapacity therefore he resigned and the premier was replaced on January 20, 1969 by Rashid Karamah.

Lebanon’s solidarity with the Palestinian resistance still led to a problem of vast proportions in the country, which involved relations between Maronites and Muslims. The former are in favor of a moderate policy towards Israel and the latter are more likely to support the guerrillas. And since the Muslims were in prevalence over others, in the spring-summer of 1969 Syrian guerrillas managed to infiltrate and created new bases from which other attacks on Israel started, which he immediately retaliated with reprisals.

It was on the verge of civil war which was barely averted by the signing, on November 2, between the Lebanese army chief and Yasir Arafat, of an agreement by which the Palestinians agreed to limit their guerrilla warfare to certain designated areas. Despite everything, even in 1970 the situation was critical. In August of that year, Helu’s term expired and he was succeeded by Suleiman Farangiyyah who entrusted the government to Sa’Ib Sallam. The latter immediately began a policy of relaxation and removed, as a first measure, the censorship of the press. Then it lifted the ban on some extremist parties but even so, in 1971, the country was torn apart by strikes, demonstrations of workers for the life expectancy and growing unemployment, riots driven by students and by opposing factions of the population.

New elections in 1972 favored the lefts. In the meantime, Jordan had expelled the Palestinian guerrillas from its territory and those had moved to Lebanon, so the Israeli reprisals increased and the populations of the southern villages, the most affected, asked for more control by the army.

Then there was the massacre of Israeli athletes at the Munich Olympics and the inevitable revenge led to many losses in September for the Lebanese army which was forced to attack some bases of the Palestinian resistance.

In February 1973, armed actions on one side and the other forced the government to resign. The tension increased, the attacks as well, and the Arab countries en masse had to intervene to establish a truce so that a new agreement could be made. With this it was sanctioned that Palestinian refugees would be disarmed, training on Lebanese territory as well as attacks on Israel prohibited.

Meanwhile, however, the demonstrations of Sunni Muslims continued. Their requests to gain access to the government in greater numbers were examined when in 1974 the new Prime Minister Taqi ed-din Solh proposed a reform, precisely, of the distribution of offices. The reaction of the Maronites was immediate. Southern Shiite Muslims also made the same demands as Sunnis, threatening armed claims against both Israel and Lebanon itself.

At the beginning of 1975 the situation was very serious: there were many clashes between the different factions without the Arab countries being able to stop the struggles and bring back the truce. When Syria decided to intervene, a “peacekeeping force” was created which, however, could not avoid the 1978 war between Maronites, Syrians and Palestinians in Beirut and southern Lebanon.

Lebanon was dominated by tensions and confusions. In 1978 a “security belt” was created on the borders with Israel and the United Nations also established a Multinational Force garrison in the south. However, despite everyone’s efforts, Israel burned Lebanon from 1982 to 1985 and never gave up on the positions it acquired.

In 1988 President al-Gumayyil, expiring his term, proposed General M. Awn as his successor. The clashes continued and even the Arab League summit, held in Casablanca in May 1989, was unable to bring the country back to peace.

After various other interventions, including that of the apostolic nuncio and the administration of the United States, on November 26, 1989 he was elected president of the republic E. Hrawi. What allowed Lebanon to find its way back to normalization was the Iraqi invasion of Kuwait. All the forces involved in that Gulf War kept Lebanon on the sidelines which could begin to deal with its dramatic situation. Work began to restore the economy and to rebuild and in May 1992 he was called to direct the Rasid al-Sulh government which took on the task of preparing the subsequent elections scheduled for August-October, in which three women were also elected.,

The new Prime Minister Rafiq al-Hariri, appointed on October 31, as authoritative and charismatic businessman, first placed the government’s attention on the extreme need to free southern Lebanon from the Israeli presence and proceed to an effective revival of the economy. His firmness was clear when in December 1992 he prevented 400 Palestinian deportees expelled from Israel from entering Lebanon. These were forced to settle in the so-called “no man’s land”, located between the “security belt” and the area controlled by the Lebanese army.

In April 1993 there was mutual recognition between Israel and the Palestine Liberation Organization.

In October 1995, Prime Minister Rafiq al-Hariri, supported by Syria, passed a constitutional amendment, whereby the National Assembly approved the term of 9 years instead of 6 years of the presidential term. He had argued the need for this variation to ensure the stability of the country which, thus, could fruitfully dedicate itself to reconstruction.

This operation had, however, been opposed by some Lebanese political sectors and labeled as unconstitutional and undemocratic, even if the president in office could not reply to his candidacy.

Instead, the government was strengthened and even in the political elections of August 1996, the seats for government candidates represented the majority.

In November 1996 al-Hariri was confirmed as prime minister and continued his national economic recovery program involving many private companies in the reconstruction.

He never allowed the secularization of the country and imposed a certain censorship on the “media”, so much so that in 1998 he assumed the monopoly of state television on the news.

In December 1998 a new coalition formation took over the government, led by S. al-Hoss. He based his economic policy on wider liberalization, eased censorship and fought corruption. In this regard, much of the year 1999 passed with a series of trials and convictions for politicians, even of a certain importance.


Historia

Created by East Lebanon residents after the fires of 1947, led by Theodore "Bucky" Gerrish Jr. who became our first chief. An association was also formed at this time by citizens to help support the Department by dances, suppers, etc.The first truck, constructed from the chassis of a coca-cola delivery truck was garaged in an unheated bay at the country store which had a small extension built on the back to enclose the whole truck. Incorporated in 1956 for liability reasons with Buck elected Chief. The Depot school was purchased by the firemen and the Ladies auxiliary with a heated addition built by the members.

In the 70's the first real used commercial trucks were purchased First a pumper for $600 and later a 54 Bull Dog Mack. Professional gear was purchased during this time, first boots, then Helmets, and flammable canvas coats. (updated after having to hose down a member who got to close.) Air packs also became available in small numbers. In 78 construction was started on the present building. In 1980 Our first new truck was purchased and in the 80's we became one of two town Depts. soon to be joined as one under Chief Glen Gerrish.

Since then the Dept has been steadily acquiring better equipment and spends extensive time training the members to be able to respond to any incident that threatens our citizens. We are members of an extensive mutual aid system that brings adequate aid to any community experiencing a major disaster.


ICC granted Observer Status at the United Nations General Assembly

It is with great pleasure that we announce the launching of the new version of the ICC-Lebanon website, an informative platform to keep you updated with the most recent news of the Lebanese National Committee, and the economic themes covered by ICC the World business Organization.

ICC represents the Lebanese private sector in the international community and we are happy to enhance our presence through the various contributions in the different tasks that ICC aims to highlight, undertake and develop.

Over the years, we constantly endeavor to offer the best services to our members of different backgrounds and sectors, from local networking to international contacts. This was effectively achieved by hosting regional and international events, assisting our members within the global business community, in addition to introducing them to the ICC international experts in every field, by proposing candidates for the different Commissions and Task-Forces.

More over our presence internationally has received recognition, as the ICC selection committee approved the membership of Dr. Nayla Comair Obeid as a member of the ICC Executive Board for a mandate of three years upon the recommendation of ICC-Lebanon.

On the eve of our Golden Jubilee, ICC Lebanon aims to attract more members from different economic sectors. We pride ourselves on the rapid expansion of the members of our arbitration members which has expanded significantly in the last decade. We now aim at similarly expanding our network to the different Chambers, joint Business Councils and Business Associations, in order to set a platform for Lebanese businesses, where they can find the needed support and assistance to establish their businesses or to connect with their local or international counterparts.

Our plan for the coming years, despite the critical circumstances we are passing through, is to re-activate the pivotal economic role that Lebanon has played in the region. This mission requires coordination with the different players in the Lebanese scene and ensure an effective cooperation with our colleagues from all over the world.


Ver el vídeo: QUÉ ES PALESTINA? QUIÉNES SON LOS PALESTINOS? (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Dour

    Viajó en Internet y terminó aquí. Qué maravillosa invención de la humanidad. Con la ayuda de la red, te comunicas, estudias, lees ... así que te conocí.

  2. Monty

    The crisis is not in business, the crisis is in the minds. Even Putin recognized the economic crisis, although he did not recognize it before, so there is something to think about

  3. Tonauac

    Bien hecho, que palabras..., la idea notable

  4. Faelkis

    No irá por ese camino.

  5. Felar

    Quiero decir que no tienes razón. Ingrese lo discutiremos. Escríbeme en PM, hablaremos.

  6. Weylin

    Esperar.

  7. Albinus

    Felicito, por cierto, este brillante pensamiento cae en este momento

  8. Corren

    ¡Este asunto de tus manos!



Escribe un mensaje