Artículos

Cantante Isaac Merritt

Cantante Isaac Merritt



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Isaac Merritt Singer, octavo hijo de inmigrantes alemanes, nació en Troya, el 27 de octubre de 1811. Poco después de su nacimiento, la familia se trasladó a la ciudad fronteriza de Oswego. En 1821, su madre abandonó el hogar familiar: "Su padre, entonces de 68 años, era una figura remota y poco comprensiva, y su madrastra, con quien su padre se casó poco después del divorcio, empeoró las cosas en lugar de mejorarlas". (1)

A los doce años se fue de casa y se fue a vivir a Rochester con un hermano mayor y dos años después comenzó un aprendizaje en un taller de máquinas. Durante los años siguientes, se convirtió en un mecánico talentoso y obtuvo contratos para construir una maquinaria para hacer tornos. Sin embargo, en 1830 se unió a una compañía de teatro local que interpretó obras de William Shakespeare. (2)

Se afirma que, aunque Singer no tenía educación formal y apenas sabía leer y escribir, era un actor talentoso. "Singer estaba bien preparado para el escenario, su hermoso rostro ayudaba - mandíbula cuadrada, ojos grises, frente enorme, enmarcada por un espeso cabello castaño - pero eran las energías casi aterradoras que irradiaba su presencia lo que la gente recordaba más vívidamente". (3)

Singer no podía ganarse la vida como actor y se vio obligado a trabajar como mecánico. En 1830 se casó con Catherine Haley, una chica de quince años de Palmira. Durante un tiempo vivió con sus padres, pero finalmente la pareja se mudó a Port Gibson en Manchester, donde encontró trabajo en una tienda de productos secos. Sin embargo, ningún trabajo duraba mucho y a menudo se unía a una compañía de teatro que visitaba el área. Después de unas semanas regresaría con su esposa y se vería obligado a aceptar un trabajo local. (4)

En 1835, Singer y su familia se mudaron a la ciudad de Nueva York, donde consiguió un trabajo en una fábrica de imprentas. Al año siguiente partió con una compañía de actores sin decírselo a su esposa. Durante este período, desarrolló una reputación de mujeriego. Según un periódico, "su intimidad con la población femenina fue severamente comentada y se expresó mucha simpatía por su esposa". (5)

Singer encontró trabajo en una empresa que construía el canal de Illinois y Michigan. En 1839 fabricó una máquina que perforaba roca. Sus empleados quedaron tan impresionados que le pagaron $ 2,000 ($ 48,000 en dinero de hoy) por el invento. Usó este dinero para financiar el grupo de actuación, Merritt Players. El grupo continuó hasta 1844 cuando se quedó sin dinero. Encontró trabajo en un aserradero en Fredericksburg. Su trabajo consistía en cortar tipos de madera para imprimir carteles. Era un trabajo servil lo que le resultaba insatisfactorio, por lo que inventó una máquina de tallar tipos para hacer el trabajo. (6)

Singer se mudó de regreso a la ciudad de Nueva York y convenció a la Compañía A. B. Taylor de que le proporcionara dinero y espacio para construir un prototipo comercial, pero poco después estalló una caldera en el edificio y la explosión mató a sesenta y tres personas. Como resultado de este desastre, la empresa se vio obligada a cerrar. Singer encontró otro socio, pero después de construir otro prototipo no pudieron encontrar inversores para producirlo comercialmente. (7)

En 1850, se le pidió a Isaac Merritt Singer que reparara una máquina de coser Lerow & Blodgett. Durante más de 20 años se han realizado esfuerzos para inventar una máquina de coser eficaz. Un sastre francés, Barthélemy Thimonnier, fue el primero en poner en funcionamiento un dispositivo de costura en un intento de mecanizar el bordado. Él patentó su dispositivo en 1830 y en 1841 tenía una fábrica con ochenta máquinas. Sin embargo, una turba de sastres, preocupados por su sustento, irrumpió y los destruyó. (8)

El primer estadounidense en hacer una contribución significativa fue Walter Hunt, quien desarrolló una máquina alrededor de 1832 que hacía un punto de cerradura. Hunt, que había inventado el imperdible y el rifle de retrocarga, provenía de una fuerte familia cuáquera, abandonó el trabajo en la máquina después de que su hija le dijera que dejaría sin trabajo a las costureras. Por ejemplo, en la ciudad de Nueva York en este momento, diez mil mujeres se ganaban la vida con la costura. A Elias Howe, un maquinista de Cambridge, Massachusetts, se le otorgó una patente sobre una máquina de coser en 1846, pero le resultó difícil encontrar inversores para desarrollar la máquina, ya que era costosa de producir y los propietarios de las fábricas sentían que podían obtener más de las costureras por lo mismo. dinero. (9)

Sherburne C. Blodgett, un sastre, unió fuerzas con John Alexander Lerow para producir una "máquina de coser rotativa", que fue patentada en 1849. Sin embargo, no funcionaba bien y se estropeaba constantemente. Después de examinar la máquina de coser Lerow & Blodgett, Isaac Merritt Singer llegó a la conclusión de que sería más confiable si la lanzadera se moviera en línea recta en lugar de en círculo, con una aguja recta en lugar de curva. Al año siguiente, patentó su propia máquina de coser. Podría coser 900 puntos por minuto, mucho mejor que los 40 de una costurera experta. (10)

En 1851, Singer unió fuerzas con Edward Cabot Clark para formar Singer Sewing Machine Company. La Singer fue la primera máquina de coser práctica para uso doméstico general e incorporó la aguja básica con punta de ojo y la puntada de cierre desarrollada por Elias Howe. La Singer satisfizo la demanda de las industrias de la sastrería y el cuero de una máquina más pesada y potente. (11)

La máquina de coser Singer no fue un éxito inmediato y las ventas fueron bajas. Por ejemplo: 1853 (810), 1854 (879), 1855 (883). En 1856, Singer presentó su primera máquina destinada exclusivamente al uso doméstico. Estas máquinas se vendieron por $ 100 cada una ($ 2,514.00). Vender estas máquinas fue un problema importante ya que el ingreso familiar promedio era de menos de $ 500 al año. (12)

El socio de Singer, Edward Clark, ideó lo que se conoció como el Plan de compra de alquiler: "Al adelantar un cierto porcentaje del precio total de la máquina, un cliente podía alquilar una máquina de coser, realizar pagos mensuales y, finalmente, poseerla. . " Singer solo cobró $ 5 por el pago inicial, pero tan pronto como no cumplieron con los pagos mensuales, la máquina fue recuperada. Este método de venta de productos fue un gran éxito y las ventas se dispararon. En 1858, la compañía había vendido 3.594 máquinas, en 1861 las ventas superaron las 16.000. (13)

Como resultado, las personas con ingresos incluso pequeños podrían tener una máquina de coser Singer. A medida que aumentaban las ventas, Singer podía incorporar técnicas de producción en masa. Ahora pudo reducir el precio a la mitad y, al mismo tiempo, aumentar su margen de beneficio en un 530%. Finalmente, el precio bajó a $ 30 ($ 716 en dinero de hoy). En 1876, Singer vendió 262, 316 máquinas, más del doble que su rival más cercano. (14)

En 1882 Singer se expandió al mercado europeo, estableciendo una fábrica en Clydebank, cerca de Glasgow. (15) Cinco años después se abrió una planta canadiense en Montreal. Otros siguieron; a pesar del gran crecimiento en el negocio nacional, la empresa pronto vendió más máquinas de coser en el extranjero que en los Estados Unidos. Se ha argumentado que Singer había creado la primera corporación multinacional de Estados Unidos. (dieciséis)

Singer tuvo dos hijos con Catherine, su primera esposa: William (1834-1914) y Lillian (1841-1912). Singer comenzó una aventura con Mary Ann Sponsler cuando aún estaba casado con Catherine. Tuvieron 10 hijos; Isaac, Vouletti, John, Fanny Elizabeth, Jasper, Mary, Julia, Caroline y otras dos personas que murieron al nacer. En 1860, se divorció de Catherine y vivió con Mary Ann. Otra amante, Mary McGonigal, una ex empleada, dio a luz a otros cinco hijos.

Para 1860, Isaac Singer había engendrado y reconocido dieciocho hijos, dieciséis de ellos todavía vivos, de cuatro mujeres. Paul C. Wilson ha argumentado: "Como muchos hombres inseguros, él (Isaac Merritt Singer) siempre había tratado de seducir a cualquier mujer joven que conocía, y su buena apariencia combina sospechas de uno, con algo de la intimidación que utilizado en todas sus otras relaciones con la gente, por lo general le dio lo que quería. Un hombre con tanta energía para otra actividad puede haber tenido fuertes energías sexuales también, pero la necesidad física por sí sola no puede explicar el patrón peculiar de las relaciones sexuales de Singer. Con frecuencia, no había nada extraordinario en sus breves aventuras con camareras y chicas trabajadoras mientras viajaba, pero por lo general buscaba algo más permanente. Además del sexo, claramente quería la seguridad del matrimonio y la vida familiar ". (17)

En 1862, Mary Ann descubrió detalles de esta relación con Mary McGonigal e hizo que arrestaran a su esposo por bigamia. Singer fue liberado bajo fianza y huyó a Londres. Al año siguiente, Isaac Singer se casó con Isabella Eugenie Boyer, una francesa que había conocido en París. Tuvieron seis hijos; Adam, Winnaretta, Washington, París, Isabelle-Blanche y Franklin.

La gran riqueza que logró Singer le permitió comprar casas caras. Esto incluyó una mansión en la Quinta Avenida de Manhattan. En 1871, Singer compró una finca en Paignton en Inglaterra. Encargó a George Soudon Bridgman la construcción de Oldway Mansion como su residencia privada al estilo del Palacio de Versalles. Singer obtuvo los mejores materiales de todo el mundo y le pidió a Bridgman que diseñara el interior con un estilo francés exuberante. (18)

Isaac Merritt Singer murió el 23 de julio de 1875, poco antes de que se completaran las obras de la mansión. Se afirma que durante su vida Singer engendró al menos 24 hijos con varias esposas y amantes.

A menudo se dice que Isaac Merritt Singer inventó la máquina de coser, lo cual no es así. Otros llegaron antes que él, incluido un sastre francés y un clérigo presbiteriano de Macon, Georgia. Walter Hunt, un genio cuáquero estadounidense que inventó el imperdible, fabricó una máquina en 1834, dieciséis años antes que Singer, pero la abandonó cuando su hija le dijo que dejaría sin trabajo a las costureras. A Elias Howe, un maquinista de Cambridge, Massachusetts, se le concedió una patente sobre una máquina de coser en 1846. Pero Singer produjo el primer dispositivo con el que era posible coser de forma continua.

Por lo tanto, Singer fue la primera máquina práctica, pero no impidió que Howe y otros lo demandaran. Singer contrató a un abogado, Edward Clark, quien pronto se convirtió en su socio, y se hizo cargo de las finanzas y las ventas, así como de los asuntos legales. Juntos pusieron fin a lo que se conoció como "la guerra de las máquinas de coser" al organizar la combinación de máquinas de coser, el primer grupo de patentes de Estados Unidos. La fabricación tenía una licencia de $ 15 por máquina. También fueron pioneros en el uso de marcas registradas y en la venta a plazos. La Singer Manufacturing Company, incorporada en 1863, se convirtió en la primera corporación multinacional de Estados Unidos.

Como muchos hombres inseguros, él (Isaac Merritt Singer) siempre había tratado de seducir a las mujeres jóvenes que conocía, y su buena apariencia combina sospechas de uno, con algo de la intimidación que usaba en todas sus otras relaciones con la gente. , por lo general le daba lo que quería. Además del sexo, claramente quería la seguridad del matrimonio y la vida familiar.

(1) Paul C. Wilson, Cómo ocurren realmente las invenciones: la historia de la máquina de coser, en cinco vidas (2017) página 93

(2) Ruth Brandon, Cantante y la máquina de coser: un romance capitalista (1977) página 17

(3) Paul C. Wilson, Cómo ocurren realmente las invenciones: la historia de la máquina de coser, en cinco vidas (2017) página 94

(4) Ruth Brandon, Cantante y la máquina de coser: un romance capitalista (1977) página 20

(5) Paul C. Wilson, Cómo ocurren realmente las invenciones: la historia de la máquina de coser, en cinco vidas (2017) página 94

(6) Ruth Brandon, Cantante y la máquina de coser: un romance capitalista (1977) página 32

(7) Paul C. Wilson, Cómo ocurren realmente las invenciones: la historia de la máquina de coser, en cinco vidas (2017) página 99

(8) Liz Land, El desarrollo de la máquina de coser (12 de abril de 2002)

(9) William Davis, Los innovadores (1987) página 353

(10) Ruth Brandon, Cantante y la máquina de coser: un romance capitalista (1977) página 51

(11) Paul C. Wilson, Cómo ocurren realmente las invenciones: la historia de la máquina de coser, en cinco vidas (2017) página 116

(12) William Davis, Los innovadores (1987) página 354

(13) David Hounshell, Del sistema americano a la producción en masa, 1800-1932 (1985) página 89

(14) Lendol Calder, Financiamiento del sueño americano: una historia cultural del crédito al consumidor (2001) página 165

(15) Ruth Brandon, Singer y la máquina de coser: un romance capitalista (1977) página 135

(16) William Davis, Los innovadores (1987) página 355

(17) Paul C. Wilson, Cómo ocurren realmente las invenciones: la historia de la máquina de coser, en cinco vidas (2017) página 134

(18) Ruth Brandon, Singer y la máquina de coser: un romance capitalista (1977) páginas 186-187


Isaac Merritt Singer - Historia

Elias Howe Vs Isaac Merritt Singer

Elias Howe inventó la primera máquina de coser práctica y exitosa usando el método & # 8220 de dos hilos de pespunte y # 8221. Howe e Isaac Merritt Singer en 1854 se disputaron la patente y Howe resultó ganador. Isaac Singer hizo buenos cambios en el modelo básico de Howe, y ese fue parte del debate. Había muchas empresas que producían máquinas de coser similares al modelo de Howe & # 8217, por lo que llevó a esas personas a los tribunales. Después de muchos años de tensiones legales, Howe comenzó a recibir compensación y regalías por su invento. Las regalías de Howe terminaron cuando su patente se agotó en 1867, pero recibió dinero por todas las máquinas de coser producidas en los Estados Unidos. La máquina de coser Howe & # 8217 solo llegó hasta cierto punto, pero Singer es el hombre que la convirtió en un nombre familiar.

Cantante Isaac Merritt (1811-1875)

Cantante es el nombre en el que la gente piensa cuando piensa & # 8220 máquinas de coser & # 8221. La mayoría de la gente tiene un pariente que tiene alguna forma y estilo de su máquina. Isaac Merritt Singer es el hombre que inventó la primera máquina de coser para uso comercial y doméstico. Al principio, la máquina de coser Singer & # 8217s estaba destinada a reemplazar la costura a mano. Su máquina podía coser unas 900 puntadas por minuto, mucho más que cualquier otra. La costurera experta promedio solo podía coser alrededor de 40 o 50 puntadas por minuto.

Singer siempre estuvo interesado y tenía un don para todo lo mecánico. Al principio de su vida, Singer obtuvo una patente para una máquina perforadora de rocas y luego muchas más. La más importante le llegó poco después de que le pidieran que reparara una & # 8220Lerow and Blodgett coser & # 8221 alrededor de 1850. Hizo algunas mejoras en esa máquina y eso lo llevó a crear un modelo que permitía puntadas constantes y arqueadas. El nuevo diseño de Singer # 8217 hizo posible la costura en parte del proyecto. Los engranajes de la máquina son los que le dicen al brazo de la aguja y a la lanzadera cuándo moverse, esta fue una nueva innovación.

Singer y otros titulares de patentes de máquinas de coser se unieron y crearon la & # 8220Combinación de máquinas de coser & # 8221. Cada uno de los titulares de patentes tenía planos y características específicas para la máquina de coser, y al unirlos, se creó un gran modelo de máquina de coser. Elias Howe no estaba fuera de la carrera por la supremacía de las máquinas de coser, porque un acuerdo con los titulares conjuntos de patentes le permitía recibir regalías.

Isaac Singer creó una empresa multinacional diseñada específicamente para vender máquinas de coser a la ama de casa y darle un poco de libertad de los largos días de coser a mano. Las máquinas eran caras al principio, pero el precio bajó rápidamente cuando su popularidad y demanda aumentaron. Singer tenía un don para la publicidad y llamar la atención en los momentos adecuados, y mejorar sus diseños para hacer funcionar las mejores máquinas. Rápidamente adaptó sus máquinas de coser para uso comercial en la industria de confección.

Elias Howe pudo haber sido el primer inventor estadounidense de la práctica y exitosa máquina de coser, pero fue Singer quien la hizo famosa.


Isaac Merritt Singer - Historia

Para máquinas de coser antiguas y vintage


Disponible en todo el mundo en todos los medios, haga clic en reservar

Fecha de lanzamiento mundial 10/11/14

Tapa blanda: ISBN: 978-1-910489-05-5

Tapa dura: ISBN: 978-1-910489-07-9

Envíe un correo electrónico a Alex para ver la disponibilidad actual: [email protected]

Isaac, de 12 años, se escapó de un hogar con problemas (y madrastra) a un carnaval que pasaba por la ciudad. De vivir de su ingenio, Isaac se convirtió en uno de los hombres más ricos de su época. Los inventos de Isaac ayudaron a impulsar el crecimiento que convirtió a Estados Unidos en la primera superpotencia, mucho antes que Carnegie, Ford y Rockefeller. Sus técnicas comerciales, su habilidad para vender y sus habilidades empresariales eventualmente trajeron puestos de trabajo a millones de personas en todo el mundo y convirtieron a Singer en un nombre familiar.

Su historia es inspiradora, sus esposas y amantes, la construcción de su imperio y su genio para la invención. Las habilidades comerciales incomparables de Isaac, su crueldad a sangre fría (mientras caminaba sobre los huesos de sus adversarios) y su redención final son sacados directamente de un éxito de taquilla de Hollywood.

La historia de Isaac es una de guerras y mujeres cuando murió estaba casado con la mujer más hermosa de Europa, 30 años menor que él. En su testamento, nombró abiertamente a más de 20 de sus hijos (para gran asombro de su última esposa), lo que hizo que cada uno de ellos fuera rico más allá de sus sueños más locos. Ellos, a su vez, llevaron una vida de excesos sin precedentes que incendiaron Europa con intrigas y escándalos.

Alex Askaroff, maestro artesano y reconocido experto mundial de los inventores pioneros de máquinas de coser, devuelve a la vida a Isaac Merritt Singer en su décimo libro. En una semana, se convirtió en el nuevo lanzamiento número uno y el libro más vendido de su tipo.

Lea sobre uno de los fascinantes personajes ocultos de la historia, un pequeño fugitivo que prendió fuego al mundo. Ninguna ficción se le acerca. La historia de Isaac te dejará boquiabierto y puede que sea la mejor historia que nunca llegó a Hollywood.


El escritor y maestro artesano de renombre internacional Alex Askaroff ha pasado toda su vida en la industria de la costura y es considerado uno de los principales expertos en máquinas pioneras y sus inventores. Alex ha escrito extensamente para revistas comerciales, radio, televisión, libros y publicaciones en todo el mundo. Es posible que lo hayas visto en el programa de la BBC, The Great British Sewing Bee. Su libro, Isaac Singer, The First Capitalist, fue un nuevo lanzamiento número uno y su sitio web www.sewalot.com es el sitio número uno de su tipo en el mundo.

Isaac Singer
El primer capitalista
Revisiones iniciales

Recibí mi libro y comencé a leerlo. Me encanta la historia y tu estilo de escritura. Gracias, Sr. Askaroff. Incluso me encantaron los sellos en el sobre: ​​Queen Elizabeth y By Airmail Royal Mail. Podría intentar usar el papel del sobre y los sellos y hacer un marcador para el libro. ¡Feliz Año Nuevo! Brenda, Carolina del Sur, EE. UU.

Kathy McGraw DiPaolo ¡Maravillosa lectura!

Compré tu libro en el
"primer capitalista" y me encanta. Gracias.
Joe Dietz

Judy T. Kohlruss -
Compra verificada por Amazon
Esta reseña es de: Isaac Singer: The First Capitalist (Paperback)
Leer este libro es como sentarse frente al autor, tomar un té y escuchar cuentos de días pasados ​​en lugar de leer un libro de historia escrito con sequedad. Está lleno de luchas, adquisiciones corporativas y asuntos ilícitos que dan como resultado un producto del que nunca podría prescindir.

Amerlia Erhardt & quotnature aventurero & quot (Jacksonville, FL EE. UU.)
Compra verificada por Amazon
Esta reseña es de: Isaac Singer: The First Capitalist (Paperback)
Es interesante leer tanto sobre el hombre que llevó la máquina de coser a millones de personas.

Querido Alex,
Acabo de recibir mi copia del nuevo libro, Isaac Singer: The First Capitalist, ¡Es maravilloso! Gracias por escribir la historia de este interesante hombre.
Sandra Cohron

Alex, en pocas palabras, eres un excelente escritor,
Rede Batcheller

Karolyn Nubin Jensen Alex Askaroff. Recibí mi copia de ti. Yo vivo en Arizona. He disfrutado leyéndolo. Amo tu estilo de escritura y estoy asombrado por la vida del Sr. Singer. ¡Gran trabajo!
Kathy McGraw DiPaolo ¡Maravillosa lectura!


El tan esperado libro del asombroso autor Alex Askaroff - The First Capitalist - Isaac. 24 noviembre 2014
Por Mrs. S. P. Brown - Publicado en Amazon.com

El tan esperado libro del asombroso autor Alex Askaroff - The First Capitalist - Isaac Singer. Qué libro y qué portada: los millones y millones de estadounidenses para quienes la máquina de coser Singer ha sido un nombre familiar durante tanto tiempo, sin duda, irán corriendo a la librería para comprar una copia de esta apasionante historia del icónico Isaac Singer. Es solo cuestión de tiempo antes de que se haga una película con esto. Qué increíble que Alex Askaroff haya pasado 30 años de su vida recopilando toda esta información. Es la lectura obligada para 2014 y qué regalo de Navidad de Santa para aparecer en las medias navideñas que esperan ansiosamente.

Formato: Tapa blanda Compra verificada por Amazon
Envío rápido, buena lectura y había leído mucho sobre Singer. 29 de noviembre de 2014
Por Ponydriver

Formato: Tapa blanda Compra verificada por Amazon
Este libro profundizó más sobre el hombre mismo y su familia. Muy interesante. Buenas fotos también. ¡Maravillosamente escrito! 25 de noviembre de 2014
Por joan sohlstrom

Formato: Tapa blanda Compra verificada por Amazon
¡¡Este libro es asombroso !! Se hizo mucha investigación para crear un libro tan bien escrito. Vale la pena comprar y leer. Un libro bien escrito y fáctico sobre la asombrosa vida de este hombre, muy bien ilustrado y nunca aburrido. Cinco estrellas 25 de noviembre de 2014
Por signman - Publicado en Amazon.com


Formato: Tapa blanda Compra verificada por Amazon
Gran libro, cualquiera que esté interesado en las máquinas de coser debe comprar este libro, bien escrito, muchos hechos, no de una manera aburrida como algunos libros, he comprado otra copia para mi hija, bien vale el precio y por la información que contiene.

Cinco estrellas
Por Dan el 26 de noviembre de 2014
Formato: Tapa blanda
Gran libro de un gran autor. Interesante lectura sobre el cantante y su vida. Autor muy calificado.

Hola Alex, soy voluntario de la Fundación Clark. Felicitaciones por tan maravilloso relato del Sr. Singer.
Paul R Dolan ABC News Internacional

Gran libro. Gracias por escribir esta historia y de una manera tan inteligente. Me hace valorar aún más mis siete máquinas Singer.
Seguir escribiendo.
Sandra Cohron

Sr. Askaroff,
Solo una nota rápida para decirles cuánto disfruté leyendo su nuevo libro sobre Singer y para informarles que lo recibí en Alabama el 6 de diciembre. El bisnieto de Isaac, (nieto de Paris) está enterrado en esta área. Francis Merritt Singer, me topé con su tumba por casualidad mientras paseaba por un cementerio local.
Gracias por toda la investigación.
Atentamente,
David Brady

¡Tu libro es excelente! Eres un escritor talentoso . ¡Recibí mi copia en Michigan, EE. UU.! Realmente amo el libro
Shelly Garno

Kathleen Dunnigan Recibí el mío en Louisiana y lo estoy disfrutando inmensamente. Muy bien escrito. Muchas gracias.

¡Un gran saludo desde West Sussex! Mi esposo compró su biografía de Isaac Singer hace unas semanas y me enganché tanto que la leí de una sola vez. Tienes razón: sería una gran película y tiene todas las marcas registradas de un destructor de bloques: personajes más grandes que la vida, amor, traición, suspenso sin mencionar una gran historia de pobreza a riqueza. Si Hollywood puede hacer una película sobre Howard Hughes, ¿por qué no Isaac Singer?


Disponible en todo el mundo en todos los medios, haga clic en reservar o póngase en contacto con [email protected]


Cómo Singer ganó la guerra de las máquinas de coser

La máquina de coser Singer revolucionó la forma en que el mundo creó y reparó su tejido, y transformó no solo la industria textil, sino también el propio negocio global. Pero una mirada más cercana al modelo de patente de Singer, que se exhibe como parte del Empresa estadounidense muestra en el Museo Nacional de Historia Estadounidense, demuestra que el éxito de la máquina no fue solo una cuestión de un invento brillante cuyo momento había llegado.

De esta historia

Empresa estadounidense: una historia de los negocios en Estados Unidos

Contenido relacionado

& # 8220La mayoría de los estadounidenses piensan que si construyes una mejor ratonera, el mundo se abrirá camino hasta tu puerta, & # 8221, dice Peter Liebhold del museo, uno de los curadores de la nueva exposición. & # 8220De hecho, eso & # 8217 no es cierto. Si construyes una mejor ratonera, podría asentarse y pudrirse en la esquina de tu garaje. & # 8221

Por un lado, Isaac Merritt Singer difícilmente podría afirmar que inventó la máquina de coser. Fue Elias Howe quien creó el concepto original de la máquina de coser y lo patentó en 1846, cobrando tarifas de licencia exorbitantes a cualquiera que intentara construir y vender algo similar. Pero Singer, un excéntrico empresario, actor y padre de unas dos docenas de hijos de diferentes socios, encontró algunas formas de mejorar el modelo de Howe, como un controlador de hilo y la combinación de una aguja vertical con una superficie de costura horizontal.

Singer patentó su versión de la máquina en 1851 y formó IM Singer & amp Co., pero para entonces un puñado de otros inventores habían realizado sus propias mejoras patentadas al concepto original de Howe, incluida la adición de una aguja de púas y un dispositivo de alimentación continua, entre otros. mejoras. Juntas, todas estas innovaciones crearon lo que los abogados llaman un & # 8220 matorral de patentes & # 8221 en el que varias partes pueden reclamar partes clave de una invención. Desató la Guerra de las Máquinas de Coser.

& # 8220Las personas se demandaban entre sí y consumían sus recursos, luchando entre sí en lugar de desarrollar la máquina en sí, & # 8221 Liebhold. Además de las altas tarifas de licencia que tenían que pagar los fabricantes, la construcción de una mejor ratonera no parecía valer la pena la inversión.

Fue entonces cuando Orlando Brunson Potter, abogado y presidente del fabricante rival Grover and Baker Sewing Machine Company propuso una idea sin precedentes: las facciones podrían fusionar sus intereses comerciales. Dado que una máquina poderosa y rentable requería partes cubiertas por varias patentes diferentes, propuso un acuerdo que cobraría una tarifa de licencia única y reducida que luego se dividiría proporcionalmente entre los titulares de patentes.

Howe, Singer, Grover y Baker y los fabricantes Wheeler y Wilson finalmente se convencieron de la sabiduría de la idea, y juntos crearon el primer & # 8220patent pool & # 8221. Fusionó nueve patentes en la combinación de máquinas de coser, con cada una de las las cuatro partes interesadas recibieron un porcentaje de las ganancias de cada máquina de coser, dependiendo de lo que contribuyeron al diseño final.

& # 8220Aunque el grupo combinó nueve patentes consideradas esenciales para una máquina de coser de alta calidad, tres de ellas fueron particularmente cruciales & # 8221, explica Ryan Lampe, profesor asociado de la Universidad Estatal de California, East Bay, quien coescribió ( con la profesora asistente de la Universidad de Stanford Petra Moser) varios artículos sobre los consorcios de patentes y el caso Singer en particular. Los enumera como & # 8220Elias Howe & # 8217s patente en el pespunte, Wheeler and Wilsons & # 8217s patente en el avance de cuatro movimientos, y patente de Singer sobre la combinación de una aguja vertical con superficie de costura horizontal & # 8221.

Las primeras afirmaciones publicitarias de la compañía se jactaban de muchos superlativos, incluido "siempre listo". (Corbis)

& # 8220Permitió que el concepto de la máquina de coser avanzara porque dependía tanto del concepto de inventos de muchas personas & # 8221, dice Liebhold. A medida que las tarifas de licencia cayeron de $ 25 por máquina (casi la mitad del precio total) a $ 5 aproximadamente una década después de que el grupo entró en vigencia, decenas de nuevos fabricantes ingresaron a la industria.

Por lo tanto, esta máquina de coser de colaboración colectiva podría venderse y distribuirse ampliamente. Pero, ¿por qué Singer resultó ser el que tiene poder de permanencia? No se debió al propio Isaac Singer, a quien Liebhold describe más como un & # 8220scalawag & # 8221 que como un hombre de negocios. Más bien, fueron los hombres de negocios inteligentes quienes se hicieron cargo de la empresa, en particular el abogado Edward Clark, quien cofundó IM Singer & amp Co. que no podía pagar la máquina & # 8217s el alto precio & # 8212 & # 8212; el primer plan de pago a plazos en los Estados Unidos.

Clark también tuvo la sabiduría de sacar a la volátil Singer de la gestión activa de la empresa, disolviendo su sociedad en 1863 y formando Singer Manufacturing Company.

"Realmente hay una serie de ejecutivos de Singer Company que la impulsan y es la contribución de todos ellos quienes realmente formaron la empresa y la hicieron dominante en el campo", dice Liebhold.

La empresa expandió la práctica de las ventas puerta a puerta, en parte porque el plan de alquiler con opción a compra requería que los encuestadores recaudaran pagos semanales, pero también permitía a los vendedores llevar el producto a posibles clientes y hogares, y mostrarles cómo tal nueva máquina podría simplificar sus vidas. La compañía abrió salas de exhibición llamativas donde pudo demostrar cómo funcionan las máquinas (se incluirá un modelo a escala de una sala de exhibición Singer original en la exhibición), y llevó demostraciones de máquinas a ferias estatales y del condado.

Singer Co. también participó activamente en la compra de máquinas de coser usadas y apisonando los mercados secundarios de máquinas de coser usadas. Al igual que el último iPhone de hoy, Singer lanzaría un nuevo modelo de máquina de coser y alentaría a los consumidores a reemplazar el anterior.

En la exposición del museo se incluye una maqueta de la Torre Singer. La sede central de la empresa en el distrito financiero de Manhattan fue uno de los primeros rascacielos corporativos del país y, durante aproximadamente un año, el edificio más alto del mundo. (Jacyln Nash, Museo Nacional de Historia Estadounidense)

La organización de la compañía fue una de sus otras grandes innovaciones, creando una burocracia centralizada para ejecutar su extensa huella. La exposición incluye un modelo a escala de Singer Tower, la sede central de la empresa en Manhattan y el distrito financiero desde el cual controlaba y se comunicaba con sus agentes de ventas en todo el mundo. Fue uno de los primeros rascacielos corporativos del país y, durante aproximadamente un año, el edificio más alto del mundo.

Singer Co. también fue agresivamente tras los mercados internacionales, abriendo fábricas en todo el mundo para minimizar los costos de transporte y los aranceles de importación.

& # 8220A nosotros ahora nos parece totalmente obvio, pero el desarrollo de una multinacional es en sí mismo un invento, y cómo hacerlo es complicado & # 8221, dice Liebhold.

Hoy en día, donde el concepto de & # 8220 disrupción & # 8221 se ha vuelto tan popular en los negocios, quienes desarrollan aplicaciones y nuevas empresas pueden considerar a Singer como una de las tecnologías disruptivas originales.

& # 8220 La invención es una idea nueva y creativa, pero llevarla al mercado y hacer que la gente la adopte es tremendamente difícil & # 8212 a menudo más difícil que la invención en sí misma & # 8221, dice Liebhold.


¿Qué edad tiene mi máquina de coser?

La forma más fácil de averiguar en qué año se fabricó su máquina es encontrar el número de modelo en su máquina. Puede encontrar este número inscrito en la máquina en varios lugares. Además, Singer tiene un gran sitio web con consejos que le ayudarán a localizar el número de modelo si necesita más ayuda.

  • Debajo del volante
  • En el panel frontal encima de la aguja
  • Debajo del controlador de longitud de puntada
  • En una pequeña placa de metal en la parte frontal de la máquina.

Una vez que encuentre el número de modelo, puede escribirlo cómodamente en la barra de búsqueda del sitio web de Singer para encontrar el manual de costura y mucha información útil. Alternativamente, también puede buscar en Google el número de modelo y saber en qué año se fabricó ese modelo.

También puede utilizar el número de serie de su máquina para saber cuándo se fabricó.


Árbol genealógico de Isaac SINGER

Isaac Merritt Singer nació en Pittstown, Nueva York. Era el hijo menor de Adam Singer (nacido Reisinger) y su primera esposa, Ruth (Benson). His father, a millwright, was German, immigrating to the United States in 1803, while his mother was from a family with roots in New England. They had eight children -- three sons and five daughters. The eldest daughter's name was Elizabeth Singer. When Isaac Singer was 10 years old, his parents divorced. After Adam Singer remarried and moved to Hannibal/Oswego County, Isaac Singer did not get on well with his stepmother. So when he was 12, he ran away. He later went to live with his elder brother in Manchester.

Singer's elder brother had a machine shop, and Isaac went to work there. It was there that Isaac grew to his full height of 6 feet 4 inches (1.93 m), and where he first learned the machinist trade that would become the basis of his fame and fortune.


However, at this stage, Isaac did not realize this. He would look for fame and fortune in another profession: acting. He called himself the best Richard of his time, but a contemporary critic said that his performance was not very good.

Isaac was married for the first time in 1830, to Catharine Maria Haley. They seem to have lived first in Palmyra, New York with her parents for a time. By the summer of 1833, Singer was working in Cooperstown, Otsego County, New York as a mechanic.


© Copyright Wikipédia authors - This article is under licence CC BY-SA 3.0

Geographical origins

The map below shows the places where the ancestors of the famous person lived.


Isaac Merritt Singer - History

Inventor and Manufacturer

Isaac Merrit Singer was born in Rensselaer County, New York on October 27, 1811. After attending public school in Oswego, he ran away from home and became an apprentice in a machine shop in Rochester. And for 20 years (1830-1850), he lived as a roving actor and part-time mechanic. His life changed, however, in 1851, when he built a greatly improved version of a sewing machine he had seen. A remarkable device, his invention made possible continuous sewing, both straight and curved it also made it possible to stitch at any place on the material.

That same year, he entered into a partnership with an attorney, Edward Clark and by 1860, they were the world's foremost sewing-machine manufacturers. After the Singer Manufacturing Company was incorporated in 1863, he retired and moved to England. Singer lived for 12 years in a palace he had built (the Wigwam) on the English coast and died on July 23, 1875, in Torquay, England.


The Collection, part 1.

Let’s talk about the Sew Nostalgic ‘choir of Singers’. I can be quite picky and my reasonably small collection has therefore taken a number of years to bring together. Naturally I want them all to be good examples of their type and this takes patience. Even now, if I come across a particular model which is in better condition than the one in my collection I will occasionally swap! I have also tried to ensure that they all have different decals where possible.

I don’t deal with or collect industrial machines, but I have gradually acquired one of each of the mechanical domestic Singer lock-stitch models manufactured at Kilbowie. The only electric machines in my collection are the Singer featherweights.

The model 12k was the first high volume mass-produced sewing machine ever to come to market. It was first introduced as the New Family in 1856 and continued in production until just past the turn of the century. The one in my collection dates from 1884. These machines do not take standard needles but it is still possible to find replica needles – usually made in America.

Just a note here: there was a model 13k (originally called the ‘Medium’) produced from 1870. This was based on the 12k but had a longer arm, making it more suitable for tailors etc. It was available with various adaptations for specialist industrial work and was always set into a treadle table. I have not included one in my collection because of the industrial connection and also because I can’t really fit another treadle into my sewing room! If I ever see one at auction, however, I will find it very difficult to walk away…

The model 128k – the one in my collection dates from 1925 and wears my favourite decals:

This is a 3/4 version of the original 127k and I don’t think it’s necessary to have both as, once again, space is an issue. The 27k (originally called the VS1/VS2) was introduced in 1885 and renamed the 127k in 1891. This three-quarter sized version was first introduced as the VS3 in 1896, and was then renamed the 28k and finally the 128k. Is that all perfectly clear? I didn’t think so!

This always strikes me as being so ahead of its time! For a start, it introduced the flat shank needle, which gradually became the industry standard. It was an updated version of the ‘improved family’ machine (first produced in 1879) and came into being in 1895. The vertically placed oscillating shuttle is probably familiar to many of us who have used a modern electric sewing machine. This one was manufactured in 1949/50. Dig those RAF decals! I couldn’t resist showing it with the ‘puzzle box’ attachments set manufactured for much earlier examples of the same machine. They will all still fit this later model.

The model 48k. These were all produced with the ‘Ottoman carnation’ decals between 1900 and 1913. Quite a mysterious machine this – almost going back to ‘old tech’ in the midst of all the high arm machines being produced at the time. Rarer than most Singers out there because of the relatively low production figures. And pretty! Mine dates from 1902 and is still on the bench at the moment, awaiting a clean-up and full service.

We’ll call this ‘part one’ as we have come to a natural break in the collection. Next week I will continue on into the 20th century.

This Sunday saw the Shepton Mallet Flea at the Bath and West showground. And boy did it rain! But The Accountant and I set out for a rummage amongst the depleted stalls. You can’t really blame sellers for not venturing forth in such weather! I did manage to acquire a couple of machines to prepare for the Etsy shop. Not before time – I only have four left at the moment! Is it my imagination or are things getting more competitive out there? I could see at least two other people circling and listening in to the conversation while I was talking to the dealer – you daren’t walk away and come back later! Unfortunately this means that prices can be a bit higher than I would like….

From its opening in 1884 until 1943 the Kilbowie factory on Clydebank produced around 36 million sewing machines!


Private Life &ndash Public Burdens

Singer&rsquos buoyant and outgoing personality certainly facilitated the popularization of sewing machines and their spread beyond tailors&rsquo shops and large production and industrial facilities. Singer and Clark cultivated excellent relations with the public and thrived on pursuing households as consumers of sewing machines. Personal relations among the founders of the company &ndash Singer and Clark in particular &ndash unquestionably shaped the evolution of the business organization.

During the first ten years of the business, Singer and Clark both maintained the executive direction of the firm. Scholars acknowledge that Clark&rsquos structured and educated approach was essential to the establishment &ndash legally and financially &ndash and growth of the business. Singer&rsquos public appearances, something that Clark usually avoided, however, also contributed to the prosperity of the company. As Singer&rsquos sales increased, the sewing machine inventor appeared more in public, signifying his success through new carriages, clothing, and by attending various festive gatherings. Among other public showings &ldquoto mark his arrival within the city&rsquos elite, Singer personally designed an ostentatious 3,800&ndashpound horse-drawn carriage.&rdquo[41] In this era, executives&rsquo public standing remained important for their business reputation, something that was also transmitted to the employees who, beyond their mechanical and commercial skills, were valued based on their ability to convey accepted social models to their customers.

Singer&rsquos public relations endeavors went beyond gatherings of businessmen and sidewalk displays. Although his multiple relations with women were suspected and probably well-known within certain social circles, they did not pose a problem initially for the company. Until 1860, he maintained relations with various women, with whom he also had children. By then, his first wife Maria Haley had moved to New York City and soon found out about her husband&rsquos extramarital affairs. Singer had fathered children with both Haley and Many Ann Sponsler, to whom he promised marriage (but never did), while continuing to maintain a public relationship with Sponsler in New York City. Their relationship portrayed &ldquoa model of Victorian respectability&rdquo as it encompassed a life together in a modern and wealthy furnished house, which included &ldquoa grand piano, expensive pictures, ornate furniture&rdquo &ndash and they frequently appeared in public together as a family.[42]

Trouble eventually arose for Singer and his firm when Mary Ann Sponsler finally found out not only about his extramarital relationships with other women but also that he was still married to Maria Haley. As Ruth Brandon narrates: &ldquoMary Ann who was driving along Fifth Avenue in her own carriage, met Singer driving in the opposite direction… with&hellip Mary McGonigal… she made a public scene… she had had enough… [also] beaten and choked&hellip.&rdquo[43] When Clark read about the confrontation in the newspapers, he urged Singer to divorce Haley and compensate Sponsler so that the standing and reputation of their company would not be jeopardized. In addition, as an article in the Baltimorean after Singer&rsquos death reported, &ldquoIn the language of Artemus Ward, in his time, Mr Singer had been much married, and owing to his eccentricities and idiosyncrasies, his business associates sent him abroad.&rdquo Sponsler not only sued him for his multiple affairs but also came forward and accused him of domestic violence and failure to fulfill his household responsibilities. While Sponsler sued for compensation, Singer went to Europe to avoid causing more trouble for the company.[44] During this time, due to Singer&rsquos public scandal, a bank rejected a line of credit that Clark required for the firm. This event led Clark to question Singer&rsquos role in, and involvement with, the company.

In France, Singer met the woman who became his second and final wife, Isabelle Eugenie Boyer Summerville (1841-1904). On June 13, 1863, they married in New York. Summerville was known for her beauty and &ldquoit is rumored&rdquo that architect Frédéric Auguste Bartholdi modeled the Statue of Liberty after her.[45] Despite Singer&rsquos stable marriage with Summerville, Clark made Singer agree to no longer be involved in the company&rsquos executive matters. The incorporation of the firm dissolved a decade-long partnership but left Singer as a half owner and thus receiving yearly funds through which he accumulated a great personal fortune.

After one year of marriage, Singer and Summerville moved to Paris. The beginning of the Franco-Prussian War prompted them to relocate to Paington, England, in 1871. Here, to demonstrate his economic achievements, Singer began the construction of the Oldway Mansion. It took four years to complete the construction of the palatial, French-inspired home designed by the British architect George Soudon Bridgam, leaving little time for Singer to live in, and take pleasure on, his estate. The Oldway Mansion is a notably large house. Reviving his love for theatrical performances, Singer ordered the construction of a large theater he named &ldquoThe Wigwam.&rdquo He also ordered the construction of large ballrooms, zoos, and equestrian training areas. Singer&rsquos out-of-wedlock children spent some days in this mansion after Singer died, but there is no evidence that he invited other family members such as brothers, sisters, or even possible relatives on his parents&rsquo side that still lived in Europe to visit. Isabelle took over the management of the mansion after Singer&rsquos 1875 death. Each building went through renovations and alterations after Singer and Summerville died and today the mansion belongs to the municipality of Paington.[46]

On May 16, 1870, five years before his death, Singer wrote a will. He already had in mind the expansion of his estate in England and he expected to leave all of it &ndash &ldquoany house or domicile with the land&rdquo &ndash and all of his valuable possessions&ndash &ldquoall the household furniture, useful and ornamental beds, bedding, silver ware and silver plates, statues, parlor and mantle ornaments, crockery pictures books, horses harness carriages&rdquo &ndash to Summervile. In his 1870 will, Singer also left $10,000 (approximately $178,000 in 2011$) to his first wife, Maria Haley, and $500 (approximately $8,890 in 2011$) to the children they had together. To Mary McGonigal, who owned a dressmaking shop in San Francisco at the time, and Mary Ann Sponsler, Singer left some property in the United States. By the time of his death, however, Singer&rsquos personal wealth had grown and Summerville had to pursue judicial proceedings to distribute Singer&rsquos immense estate (over $14,000,000 or approximately $296 million in 2011$).[47]


Isaac's 20th child Winnaretta Singer married Prince Louis de Scey-Montbéliard in 1887, when she was 22. After annulment of this marriage in 1891, she married Prince Edmond de Polignac in 1893. She would become a prominent patron of French avant-garde music, e.g., Erik Satie composed his Socrate as one of her commissions (1918). As a lesbian she became involved with Violet Trefusis from 1923 on.

Another of Isaac's daughters, Isabelle-Blanche (born 1869) married Jean, duc de Decazes Daisy Fellowes was their daughter. Isabelle committed suicide in 1896. A brother to Winnaretta and Isabelle, Paris Singer, had a child by Isadora Duncan. Another brother, Washington Singer, became a substantial donor to the University College of the South-West of England, which later became the University of Exeter one of the university's buildings is named in his honour.


Ver el vídeo: Wicked Game - Single Edit - Official Music Video (Agosto 2022).