Artículos

La década de 1950: cultura y sociedad estadounidenses

La década de 1950: cultura y sociedad estadounidenses


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La década de 1950 fue una década marcada por el auge posterior a la Segunda Guerra Mundial, el comienzo de la Guerra Fría y el movimiento por los derechos civiles en los Estados Unidos. "Estados Unidos en este momento", dijo el ex primer ministro británico Winston Churchill en 1945, "se encuentra en la cima del mundo". Durante la década de 1950, era fácil comprender lo que quería decir Churchill. Estados Unidos era la potencia militar más fuerte del mundo. Su economía estaba en auge y los frutos de esta prosperidad —carros nuevos, casas suburbanas y otros bienes de consumo— estaban disponibles para más personas que nunca. Sin embargo, la década de 1950 también fue una época de gran conflicto. Por ejemplo, el naciente movimiento por los derechos civiles y la cruzada contra el comunismo en el país y en el extranjero expusieron las divisiones subyacentes en la sociedad estadounidense.

El boom de la posguerra

Los historiadores usan la palabra "boom" para describir muchas cosas sobre la década de 1950: la economía en auge, los suburbios en auge y, sobre todo, el llamado "baby boom". Este boom comenzó en 1946, cuando nació una cantidad récord de bebés, 3.4 millones, en los Estados Unidos. Aproximadamente 4 millones de bebés nacieron cada año durante la década de 1950. En total, cuando el boom finalmente disminuyó en 1964, había casi 77 millones de "baby boomers".

Después de que terminó la Segunda Guerra Mundial, muchos estadounidenses estaban ansiosos por tener hijos porque estaban seguros de que el futuro no les depararía nada más que paz y prosperidad. En muchos sentidos, tenían razón. Entre 1945 y 1960, el producto nacional bruto se duplicó con creces, pasando de $ 200 mil millones a más de $ 500 mil millones, dando inicio a la "Edad de Oro del capitalismo estadounidense". Gran parte de este aumento provino del gasto del gobierno: la construcción de carreteras y escuelas interestatales, la distribución de los beneficios de los veteranos y, sobre todo, el aumento del gasto militar, en bienes como aviones y nuevas tecnologías como computadoras, contribuyeron al crecimiento económico de la década. . Las tasas de desempleo e inflación eran bajas y los salarios altos. La gente de clase media tenía más dinero para gastar que nunca y, debido a que la variedad y disponibilidad de bienes de consumo se expandió junto con la economía, también tenían más cosas para comprar.

Mudarse a los suburbios

El baby boom y el boom suburbano fueron de la mano. Casi tan pronto como terminó la Segunda Guerra Mundial, desarrolladores como William Levitt (cuyos "Levittowns" en Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania se convertirían en los símbolos más famosos de la vida suburbana en la década de 1950) comenzaron a comprar tierras en las afueras de las ciudades y utilizar técnicas de producción en masa para construir casas modestas y económicas allí. El G.I. Bill subsidiaba hipotecas de bajo costo para los soldados que regresaban, lo que significaba que a menudo era más barato comprar una de estas casas suburbanas que alquilar un apartamento en la ciudad.

Estas casas eran perfectas para familias jóvenes, tenían "habitaciones familiares" informales, planos de planta abiertos y patios traseros, por lo que los desarrollos suburbanos se ganaron apodos como "Fertility Valley" y "The Rabbit Hutch". Sin embargo, a menudo no eran tan perfectos para las mujeres que vivían en ellos. De hecho, el auge de la década de 1950 tuvo un efecto particularmente restrictivo en muchas mujeres estadounidenses. Los libros de consejos y los artículos de revistas ("No tengas miedo de casarte joven", "Cocinarme es poesía", "La feminidad comienza en casa") instaban a las mujeres a dejar la fuerza laboral y asumir sus roles como esposas y madres. La idea de que el trabajo más importante de una mujer era tener y criar hijos no era nueva, pero comenzó a generar una gran insatisfacción entre las mujeres que anhelaban una vida más plena. (En su libro de 1963 La mística femeninaBetty Friedan, defensora de los derechos de las mujeres, argumentó que los suburbios estaban "enterrando vivas a las mujeres"). Esta insatisfacción, a su vez, contribuyó al renacimiento del movimiento feminista en la década de 1960.

El movimiento de derechos civiles

Un creciente grupo de estadounidenses se pronunció contra la desigualdad y la injusticia durante la década de 1950. Los afroamericanos habían estado luchando contra la discriminación racial durante siglos; Sin embargo, durante la década de 1950, la lucha contra el racismo y la segregación entró en la corriente principal de la vida estadounidense. Por ejemplo, en 1954, en el caso histórico Brown contra la Junta de Educación, la Corte Suprema declaró que las "instalaciones educativas separadas" para los niños negros eran "inherentemente desiguales". Este fallo fue el primer clavo en el ataúd de Jim Crow.

Muchos blancos del sur se resistieron a la decisión de Brown. Sacaron a sus hijos de las escuelas públicas y los inscribieron en “academias de segregación” para blancos, y utilizaron la violencia y la intimidación para evitar que los negros hicieran valer sus derechos. En 1956, más de 100 congresistas del Sur incluso firmaron un "Manifiesto del Sur" declarando que harían todo lo posible para defender la segregación.

A pesar de estos esfuerzos, nació un nuevo movimiento. En diciembre de 1955, una activista de Montgomery llamada Rosa Parks fue arrestada por negarse a ceder su asiento en un autobús urbano a una persona blanca. Su arresto provocó un boicot de 13 meses a los autobuses de la ciudad por parte de sus ciudadanos negros, que solo terminó cuando las compañías de autobuses dejaron de discriminar a los pasajeros afroamericanos. Actos de “resistencia no violenta” como el boicot ayudaron a dar forma al movimiento de derechos civiles de la próxima década.

La guerra fria

La tensión entre Estados Unidos y la Unión Soviética, conocida como Guerra Fría, fue otro elemento definitorio de la década de 1950. Después de la Segunda Guerra Mundial, los líderes occidentales comenzaron a preocuparse de que la URSS tuviera lo que un diplomático estadounidense llamó "tendencias expansivas"; además, creían que la expansión del comunismo en cualquier lugar amenazaba la democracia y el capitalismo en todas partes. Como resultado, el comunismo necesitaba ser "contenido", mediante la diplomacia, las amenazas o la fuerza. Esta idea moldeó la política exterior estadounidense durante décadas.

También dio forma a la política interna. A muchas personas en los Estados Unidos les preocupaba que los comunistas o “subversivos” pudieran destruir la sociedad estadounidense tanto desde adentro como desde afuera. Entre 1945 y 1952, el Congreso celebró 84 audiencias destinadas a poner fin a las “actividades antiestadounidenses” en el gobierno federal, en universidades y escuelas públicas e incluso en Hollywood. Estas audiencias no revelaron muchas actividades de traición, ni siquiera muchos comunistas, pero no importó: decenas de miles de estadounidenses perdieron sus trabajos, así como a sus familias y amigos, en el “miedo rojo” anticomunista de la década de 1950.

Cultura pop de la década de 1950

En la década de 1950, los televisores se convirtieron en algo que la familia promedio podía pagar, y en 1950, 4,4 millones de familias estadounidenses tenían uno en su hogar. La Edad de Oro de la Televisión estuvo marcada por programas familiares como Amo a Lucy, The Honeymooners, The Twilight Zone y Déjelo a Beaver. En las salas de cine, actores como John Wayne, James Stuart, Charlton Heston, Marlon Brando, Grace Kelly, Jerry Lewis, Dean Martin, Elizabeth Taylor y Marilyn Monroe dominaron la taquilla. El expresionismo abstracto de Jackson Pollock y Willem de Kooning marcó una nueva era en el arte, allanando el camino para el arte pop de artistas como Andy Warhol en la década de 1960.

Música de los 50

Elvis Presley. Sam Cooke. Chuck Berry. Grasas Domino. Buddy Holly. La década de 1950 vio el surgimiento del Rock 'n' Roll, y el nuevo sonido se extendió por todo el país. Ayudó a inspirar la música rockabilly de Jerry Lee Lewis y Johnny Cash. La gente se inclinó hacia The Platters y The Drifters. El marketing musical también cambió: por primera vez, la música comenzó a dirigirse a los jóvenes.

El 3 de febrero de 1959, los músicos estadounidenses Buddy Holly. Ritchie Valens y J.P. Richardson murieron en un accidente aéreo sobre Clear Lake, Iowa, en lo que se conoció como "El día en que murió la música", un evento inmortalizado en la canción de 1972 "American Pie" de Don McLean.

Dando forma a los 60

La prosperidad en auge de la década de 1950 ayudó a crear un sentido generalizado de estabilidad, satisfacción y consenso en los Estados Unidos. Sin embargo, ese consenso era frágil y se fragmentó definitivamente durante la tumultuosa década de 1960.

Fuentes:

El Oráculo Elvic. El neoyorquino.

Rock 'n' Roll de los años 50. Piedra rodante.

El día que la música murió. Biografía.

Los años cincuenta: la forma en que realmente éramos. Douglas T. Miller y Marion Novak.


53d. América Rocks and Rolls


La prosperidad de los años 50 permitió a los adolescentes gastar dinero en discos de sus bandas y cantantes favoritos.

El rock and roll era todo lo que los suburbios de la década de 1950 no eran. Mientras los padres de la década escuchaban a Frank Sinatra, Perry Como y las grandes bandas, sus hijos se movían a un nuevo ritmo.

De hecho, para horror de la generación mayor, sus hijos se retorcían, empujaban, chocaban y rechinaban con los sonidos del rock and roll.

Esta generación de jóvenes era mucho más grande que cualquier otra en la memoria reciente, y la prosperidad de la época les dio dinero para gastar en discos y fonógrafos. A finales de la década, el fenómeno del rock and roll ayudó a definir la diferencia entre la juventud y la edad adulta.

Las Raíces del Rock


Alan Freed, el disc jockey de Cleveland al que se le atribuye haber acuñado la frase "rock and roll", fue el maestro de ceremonias en muchos de los primeros conciertos de rock, incluido su Jubileo de Pascua de 1955.

Las raíces del rock and roll se encuentran en el blues y el gospel afroamericano. Cuando la Gran Migración trajo a muchos afroamericanos a las ciudades del norte, los sonidos del rhythm and blues atrajeron a los adolescentes suburbanos. Sin embargo, debido a la segregación y las actitudes racistas, ninguno de los más grandes artistas del género pudo obtener mucha difusión.

El disc jockey Alan Freed comenzó un programa de ritmo y blues en una estación de radio de Cleveland. Pronto la audiencia creció y creció, y Freed acuñó el término "rock and roll".

Los primeros intentos de los artistas blancos de hacer versiones de canciones de R&B dieron como resultado interpretaciones más débiles que desangraron el corazón y el alma de los originales. Los productores de discos vieron el potencial del mercado y comenzaron a buscar un artista blanco que pudiera capturar el sonido afroamericano.


Las canciones de Chuck Berry sobre chicas y coches tocaron la fibra sensible de los adolescentes estadounidenses y elevaron su estrella en los primeros días del rock and roll.

Sam Phillips, un productor de discos de Memphis, encontró la respuesta en Elvis Presley. Con un sonido sureño profundo, labios carnosos y caderas giratorias, Elvis tomó un estilo antiguo y lo hizo suyo.

Desde Memphis, el sonido se extendió a otras ciudades y la demanda de discos de Elvis se disparó. En dos años, Elvis se convirtió en el nombre más popular en el negocio del entretenimiento.

Después de que se abrió la puerta a la aceptación del rock and roll, artistas afroamericanos como Chuck Berry, Fats Domino y Little Richard también comenzaron a disfrutar de un gran éxito. Artistas blancos como Buddy Holly y Jerry Lee Lewis también encontraron libertad artística y éxito comercial.

Música de Satanás


Elvis Presley llevó la música rock and roll a las masas durante la década de 1950 con éxitos como "Love Me Tender" y "Heartbreak Hotel".

El rock and roll envió ondas de choque en todo Estados Unidos. Una generación de jóvenes adolescentes se rebeló colectivamente contra la música que amaba a sus padres. En general, la generación anterior detestaba el rock and roll. Horrorizadas por los nuevos estilos de danza que evocaba el movimiento, las iglesias proclamaron que era la música de Satanás.

Debido a que el rock and roll se originó entre las clases bajas y un grupo étnico segregado, muchos blancos de clase media pensaron que era de mal gusto. Los discos de rock and roll fueron prohibidos en muchas estaciones de radio y cientos de escuelas.

Pero las masas hablaron más fuerte. Cuando Elvis apareció en la televisión El show de Ed Sullivan, las calificaciones del programa se dispararon.

El rock and roll es la forma de expresión más brutal, fea, degenerada y viciosa y mdash, lascivo, astuto, de hecho, sucio y mdash, un afrodisíaco de olor rancio y la música marcial de todos los delincuentes quemados en la faz de la tierra.

Las posibilidades comerciales eran ilimitadas. Cuando una generación de adultos jóvenes terminó el servicio militar, compró casas en los suburbios y anhelaba estabilidad y conformidad, sus hijos parecían dar por sentado la comodidad. Querían liberar las tensiones que burbujeaban bajo la suave superficie de la América de posguerra.


Años 50 y 60: décadas de prosperidad y protesta (DBQ)

Los historiadores tienden a describir la década de 1950 como una década de prosperidad, conformidad y consenso, y la de 1960 como una década de turbulencia, protesta y desilusión. Estos estereotipos son en gran parte ciertos, aunque, como ocurre con todo en la vida, hay excepciones a esta perspectiva. Por lo tanto, la descripción de los historiadores y rsquo de las décadas de 1950 y 1960 es precisa para la mayoría de los estadounidenses, aunque algunos grupos fueron claramente excepciones.

La década de 1950 se caracterizó por ser una década próspera y conformista por muchas razones. La primera y más extendida de estas razones fue el desarrollo de los suburbios. A medida que las masas de negros del sur emigraron hacia el norte a las grandes ciudades, más familias ricas y de clase media se fueron a vivir a los suburbios para escapar del crimen, las líneas rojas y las taquillas de las ciudades. Esta migración masiva más tarde se conoció como el & ldquowhite flight & rdquo (Documento A). Las familias blancas que se mudaron a los suburbios eran la imagen perfecta de conformidad y mdash viviendo en hilera tras hilera de casas idénticas en "Levittown", con poca individualidad o distinción. Además, las familias estadounidenses de la época a menudo tomaban la forma de la "familia quonuclear" con dos padres, dos hijos y, a menudo, una mascota como un perro o un gato. Esta nueva "clase media" ganaba entre $ 3,000 y $ 10,000 al año e incluía al 60 por ciento de la población estadounidense a mediados de la década de 1950. Fortuna La revista describió a los estadounidenses como & ldquoa gran masa & hellipbuy [ing] las mismas cosas & mdash los mismos productos básicos, los mismos electrodomésticos, los mismos autos, los mismos muebles, y en gran parte la misma recreación & rdquo (Documento C). El nuevo "mercado de la masa" que se desarrolló en la sociedad de la década de 1950 se debió a dos razones centrales.

La primera razón por la que se desarrolló este "mercado de masas" fue la difusión de la televisión. La televisión había contribuido a crear una "cultura popular" a la que millones de estadounidenses sintonizaban con regularidad. A fines de 1950, el noventa por ciento de los estadounidenses poseía un televisor y casi todos poseían una radio. La televisión y la radio actuaron como herramientas para que los especialistas en marketing dictaran los valores de la sociedad estadounidense con el fin de ayudar a vender sus productos. A mediados de la década de 1950, los especialistas en marketing gastaron $ 10 mil millones anuales para anunciar sus productos o servicios en la televisión. La televisión hizo que los estadounidenses adoptaran una imagen de los estadounidenses "ideales" al hacerlo, de manera que muchos estadounidenses comenzaron a sucumbir a las demandas de la sociedad. En particular, los centros comerciales suburbanos comenzaron a reemplazar las tiendas del centro durante la década de 1950. Los estadounidenses blancos de clase media se refugiaron más en sus barrios suburbanos protegidos y no vieron a los negros pobres viviendo en las ciudades. Aislados de otros, muchos estadounidenses de clase media no encontraron ninguna razón para disentir y buscaron simplemente disfrutar de la prosperidad de la década con una conformidad abrumadora.

La segunda causa del desarrollo del nuevo "mercado de la masa" en la sociedad de la década de 1950 fue la escalada de la Guerra Fría. La Guerra Fría había aislado y demonizado a los soviéticos en la sociedad estadounidense. La caza de brujas política que tuvo lugar bajo la dirección del senador McCarthy encarceló a cientos de presuntos "enemigos" comunistas por simplemente ejercer sus derechos de la Primera Enmienda a la libertad de expresión y la libertad de prensa. Los estadounidenses tuvieron miedo de hacer cualquier cosa que pudiera convertirlos en el blanco de una investigación federal por parte de organizaciones como el Comité de Actividades Antiamericanas (HUAC). Los editores de periódicos y los autores de libros temieron publicar artículos críticos con el gobierno por temor a ser acusados ​​de simpatizantes comunistas y encarcelados. Una famosa caricatura política de la década de 1950 muestra al senador McCarthy apagando la Antorcha de la Libertad (Documento B). El miedo a las ideas y valores extranjeros creado por el miedo al macartismo provocó un resurgimiento del conservadurismo estadounidense durante la década de 1950. El gobierno alentó la conformidad y siguió el consenso político.

Sin embargo, no todos disfrutaron de la prosperidad política y social de la década de 1950. Dos tercios de los ciudadanos afroamericanos todavía vivían en el sur, donde seguían sufriendo las duras realidades de la vida en una sociedad segregada. Las duras leyes de Jim Crow continuaron gobernando todos los aspectos de su existencia y los mantuvieron económicamente inferiores y políticamente impotentes. Sin embargo, las condiciones mejoraron con la decisión histórica Brown contra la Junta de Educación de Topeka, Kansas en 1954, que dictaminó que la segregación en las escuelas públicas era "inherentemente desigual" y, por lo tanto, inconstitucional. Esta decisión fue ampliamente aceptada en todo el norte e incluso en los estados fronterizos, pero los estados del sur profundo organizaron una "resistencia enorme" a la decisión. Los senadores y congresistas del sur firmaron la "Declaración de Principios Constitucionales" que prometía una resistencia inquebrantable a la eliminación de la segregación. El conflicto surgió cuando el gobernador de Arkansas, Orval Faubus, movilizó a la Guardia Nacional para evitar que nueve niñas negras se matricularan en una escuela secundaria de Little Rock. Ante un desafío directo a la autoridad federal, el presidente Eisenhower se vio obligado a enviar tropas para escoltar a los niños a sus clases (Documento E). Está claro que si bien las condiciones sociales y políticas pueden haber sido ideales para la mayoría de los estadounidenses de clase media, los conflictos y las tensiones estaban siempre presentes para los estadounidenses desfavorecidos.

Los & lsquo60 se diferenciaron de los & lsquo50 en muchos aspectos importantes. El empeoramiento de las condiciones en las ciudades, el feminismo y la guerra de Vietnam hicieron que la atmósfera social y política se volviera turbulenta y violenta. Las protestas y los disturbios de guerra se convierten en un lugar común, líderes influyentes como Malcolm X alentaron protestas sangrientas y las mujeres están cada vez más descontentas con su inútil existencia como amas de casa. Los agravios políticos y sociales, al parecer, habían hecho que los estadounidenses adoptaran una "cultura contraria" que fomentaba una visión negativa de la autoridad durante la década de 1960.

Los años 60 vieron condiciones aún peores en las ciudades que en la década anterior. A medida que los blancos continuaron abandonando las ciudades y mudándose a los suburbios, las malas condiciones de la ciudad solo empeoraron. Con menos ingresos en impuestos, las ciudades cayeron en mal estado, el crimen y el consumo de drogas aumentaron, y las ciudades se volvieron "negras, morenas y en quiebra". Los negros comenzaron a darse cuenta de que la filosofía pacifista alentada por líderes como Martin Luther King, Jr. se quedó igual. Nuevos líderes radicales como Malcolm X alentaron & ldquoBlack Power & rdquo, también conocido como Black Supremacy. X creía que "la revolución es sangrienta, la revolución es hostil, la revolución no conoce concesiones, la revolución derroca y destruye todo lo que se interpone en su camino y si no haces ningún balanceo, estás demasiado ocupado balanceándote" (Documento F).Este enfoque violento y de confrontación para abordar los problemas sociales fomentó la agitación política y el malestar. La aplicación de la ley tampoco alivió la situación, como lo demostró el motín en Birmingham, Alabama en 1963, donde los perros de ataque y las mangueras de bomberos se volvieron contra los manifestantes, muchos de los cuales estaban en la adolescencia o eran más jóvenes. Incluso el pacifista Martin Luther King, Jr. fue arrestado y encarcelado durante las protestas que siguieron. Mientras estaba en la cárcel, cambió de filosofía y se unió a X para defender la desobediencia civil contra la ley. Cientos de manifestaciones tuvieron lugar en todo el país durante la década de 1960, desde la costa este hasta el oeste, el país estaba realmente lleno de la necesidad de protestar y ser escuchado. La protesta más grande e importante durante la década de 1960 fue la Marcha en Washington, donde participaron más de un cuarto de millón de personas. Los manifestantes exigieron la aprobación de una mejor legislación sobre derechos civiles, la eliminación de la segregación racial en las escuelas públicas y la protección de los manifestantes contra la brutalidad policial. Sin embargo, hubo otros problemas políticos que preocuparon al país durante los años 60.

La guerra de Vietnam fue un gran punto de discordia en la mente de los estadounidenses durante la década de 1960. Inseguros del propósito de la guerra y desilusionados por el enorme costo humano, los estadounidenses en todas partes denunciaron su oposición a la guerra. El presidente Lyndon Johnson trató desesperadamente de convencer a la nación de que la guerra de Vietnam "destruirá el orden mundial" y "defenderá su independencia [de Vietnam]" (Documento H). Sin embargo, muchos estadounidenses creían que Estados Unidos debería abandonar Vietnam. La controversia sobre la guerra continuó hirviendo porque los políticos estadounidenses continuaron apoyando la guerra a pesar del resentimiento generalizado de los estadounidenses por la guerra. Eventualmente, Nixon respondería a los deseos de los estadounidenses a través de la "vietnamización" de la guerra. Sin embargo, también hubo problemas sociales que preocuparon a los estadounidenses durante los tormentosos años sesenta.

La lucha por los derechos de las mujeres y los rsquos se prolongó durante los años 60. Las mujeres empezaron a sentirse insatisfechas con las vidas sencillas que vivían actualmente y querían un cambio (Documento G). Incapaces de obtener trabajos bien remunerados e igualdad de derechos en el lugar de trabajo, las mujeres vivían como "ciudadanas de una segunda clase" en un país donde se supone que todos son iguales ante la ley. La lucha por la igualdad de derechos políticos también estuvo acompañada de una revolución social radical. La "revolución quosexual" se inició cuando se introdujo la píldora anticonceptiva a principios de la década de 1960. La píldora hizo que fuera más fácil evitar los embarazos, por lo que las mujeres podrían volverse más sexualmente y libres. Los gays y las lesbianas también se unieron a la "revolución homosexual" al desfilar con orgullo en la ciudad de Nueva York en 1970. La apertura sin precedentes de la década de 1960 fue otro catalizador de la controversia, la turbulencia. , protesta y desilusión en los años 60.

Está claro que los años 50 y 60 se diferencian entre sí. Los 50 fueron más conservadores que los 60. Los 60 fueron más turbulentos y propensos a las protestas que los 50. Sin embargo, hubo algunas claras excepciones a estas reglas en la década de 1950. Las importantes diferencias entre las décadas son las que hacen de cada década un capítulo especial en la gran historia estadounidense.

Acabas de terminar Años 50 y 60: décadas de prosperidad y protesta (DBQ). ¡Buen trabajo!


Cambios en la cultura estadounidense desde la década de 1950 & # 8211 American Values ​​Survey

ANSIEDAD, NOSTALGIA Y DESCONFIANZA
RESULTADOS DE LA ENCUESTA DE VALORES AMERICANOS DE 2015

Robert P. Jones, Daniel Cox, Betsy Cooper y Rachel Lienesch
Instituto de Investigación de Religión Pública (PRRI)
La Encuesta de Valores Estadounidenses de 2015 fue posible gracias a la generosa financiación de la Fundación Ford y la Fundación Nathan Cummings.

Los estadounidenses están divididos sobre la dirección que ha tomado la sociedad y el estilo de vida estadounidenses desde la década de 1950. La mayoría (53%) de los estadounidenses dice que la cultura y el estilo de vida estadounidenses han cambiado para peor desde la década de 1950, en comparación con el 46% que dice que ha cambiado para mejor.

Las percepciones sobre los cambios culturales desde la década de 1950 dividen a los estadounidenses en varios grupos demográficos. Seis de cada diez (60%) estadounidenses negros y la mayoría (54%) de los hispanoamericanos creen que la cultura estadounidense ha cambiado para mejor desde la década de 1950.

En contraste, solo el 42% de los estadounidenses blancos están de acuerdo, y el 57% dice que el estilo de vida estadounidense ha cambiado para peor en los últimos sesenta años. Sin embargo, existen diferencias notables entre los blancos por clase.

Más de seis de cada diez (62%) estadounidenses blancos de clase trabajadora dicen que la cultura estadounidense ha empeorado desde la década de 1950, mientras que menos de la mitad (49%) de los estadounidenses blancos con educación universitaria están de acuerdo.

En particular, las opiniones de los hombres blancos y las mujeres blancas son casi idénticas.

Existen diferencias partidistas sustanciales en las opiniones sobre el cambio cultural desde la década de 1950. Si bien la mayoría de los independientes (56%), los republicanos (67%) y los miembros del Tea Party (72%) dicen que la cultura y el estilo de vida estadounidenses han empeorado desde la década de 1950, solo el 40% de los demócratas cree que las cosas han empeorado y el 59% de los demócratas creen que la cultura estadounidense ha cambiado para mejor.

La influencia decreciente de los hombres blancos

Los estadounidenses están divididos sobre si los hombres blancos están perdiendo influencia sobre la cultura estadounidense. Una pequeña mayoría (51%) está de acuerdo en que la influencia de los hombres blancos ha disminuido, mientras que casi la mitad (47%) no cree que haya habido ninguna disminución.

No es sorprendente que los estadounidenses blancos y no blancos tengan opiniones muy diferentes sobre esta cuestión.

Si bien la mayoría de los estadounidenses blancos (55%) cree que los hombres blancos se enfrentan a una disminución de la influencia cultural en la sociedad estadounidense, menos de la mitad de los afroamericanos (46%) y los hispanoamericanos (42%) están de acuerdo.

En particular, solo hay diferencias de género modestas entre los blancos, y los hombres blancos son más propensos que las mujeres blancas a percibir una pérdida de influencia (59% frente a 51%, respectivamente).

Las preocupaciones sobre los cambios culturales desde la década de 1950 están significativamente relacionadas con las percepciones de la disminución de la influencia de los hombres blancos. Casi seis de cada diez (58%) estadounidenses que creen que la cultura estadounidense ha cambiado para peor desde la década de 1950 también están de acuerdo en que los hombres blancos están perdiendo influencia.

Preocupaciones sobre inmigrantes y musulmanes

En los últimos años, las actitudes hacia los inmigrantes se han vuelto cada vez más negativas.

Hoy en día, los estadounidenses están divididos en partes iguales en cuanto a si los inmigrantes fortalecen el país debido a su arduo trabajo y talentos (47%) o
si constituyen una carga para los EE. UU. porque se llevan trabajos, vivienda y atención médica (46%).

Esta división actual refleja una caída en el sentimiento positivo desde el año pasado, cuando casi seis de cada diez (57%) estadounidenses dijeron que los inmigrantes fortalecen nuestra cultura y solo el 35% dijo que la cargan.

Los demócratas y republicanos tienen puntos de vista opuestos sobre las contribuciones de los inmigrantes. Por un margen de aproximadamente dos a uno,

Es más probable que los demócratas digan que los inmigrantes fortalecen al país que que los inmigrantes son una carga para el país (63% frente a 32%, respectivamente).

Por un margen similar, es más probable que los republicanos digan lo contrario: que los inmigrantes son una carga para el país en lugar de fortalecerlo (66% contra 26%, respectivamente). En particular, las opiniones del Tea Party no difieren significativamente de los republicanos en general.

En comparación con unos años antes, los estadounidenses también informan actualmente menos tolerancia cuando se encuentran con inmigrantes que no hablan inglés. Casi la mitad (48%) de los estadounidenses están de acuerdo en que les molesta cuando entran en contacto con inmigrantes que hablan poco o nada de inglés, en comparación con el 51% que no está de acuerdo. Los sentimientos negativos hacia los inmigrantes han aumentado desde 2012, cuando solo cuatro de cada diez (40%) estadounidenses informaron que les molestaba entrar en contacto con inmigrantes que no hablaban inglés.

Existen grandes diferencias en la forma en que los estadounidenses ven a los inmigrantes por raza, etnia y clase. La mayoría (55%) de los estadounidenses blancos informan sentirse molestos cuando entran en contacto con inmigrantes que hablan poco o nada de inglés, mientras que solo el 40% de los estadounidenses negros y aproximadamente tres de cada diez (28%) hispanoamericanos están de acuerdo. Aproximadamente seis de cada diez (59%) estadounidenses negros y más de siete de cada diez (71%) hispanoamericanos dicen que no están de acuerdo con la afirmación.

Existe una brecha considerable entre los blancos por clase social. Más de seis de cada diez (63%) estadounidenses blancos de clase trabajadora dicen que se sienten molestos cuando entran en contacto con inmigrantes que no hablan inglés, en comparación con el 43% de los estadounidenses blancos con educación universitaria.

Las opiniones de los estadounidenses blancos con educación universitaria se parecen mucho más a las de los estadounidenses negros que a las de los estadounidenses.
la clase trabajadora blanca.

Las opiniones sobre los inmigrantes también tienden a dividir a los estadounidenses por generación. Solo alrededor de un tercio (36%) de los adultos jóvenes (de 18 a 29 años), en comparación con la mayoría (55%) de las personas mayores (de 65 años o más), dicen que les molesta cuando se encuentran con inmigrantes que hablan poco o no Inglés.

Raza y trato justo por parte de la policía y el sistema de justicia penal

La mayoría (53%) del público dice que los recientes asesinatos de hombres afroamericanos por parte de la policía son incidentes aislados más que parte de un patrón más amplio de cómo la policía trata a los afroamericanos (44%). Las opiniones sobre los asesinatos policiales de hombres afroamericanos están altamente estratificadas por raza / etnia.

• Aproximadamente dos tercios (65%) de los estadounidenses blancos dicen que los asesinatos recientes de hombres afroamericanos por parte de la policía son incidentes aislados, mientras que aproximadamente cuatro de cada diez (41%) hispanoamericanos y solo el 15% de los afroamericanos dicen lo mismo.

• Más de ocho de cada diez (81%) estadounidenses negros dicen que los recientes asesinatos policiales de hombres afroamericanos son parte de un patrón más amplio de cómo la policía trata a los afroamericanos.

Entre los grupos religiosos, los cristianos blancos son más propensos que otros grupos religiosos a decir que los asesinatos recientes de hombres afroamericanos por parte de la policía no están relacionados.
• Más de siete de cada diez protestantes evangélicos blancos (72%), protestantes blancos de la línea principal (73%) y católicos blancos (71%) creen que los asesinatos de hombres afroamericanos por la policía son incidentes aislados.

• Por el contrario, aproximadamente seis de cada diez estadounidenses que están afiliados a religiones no cristianas (62%) y estadounidenses no afiliados a ninguna religión (59%) creen que estos asesinatos son parte de un patrón más amplio de cómo la policía trata a las minorías.

• Entre los protestantes negros, más de ocho de cada diez (82%) creen que son parte de un patrón más amplio.

Casi seis de cada diez (58%) estadounidenses no están de acuerdo con que los negros y otras minorías reciban el mismo trato que los blancos en el sistema de justicia penal, frente al 47% en 2013. Más de ocho de cada diez (85%) estadounidenses negros y dos tercios (67 %) de los hispanoamericanos no está de acuerdo con que los no blancos reciban el mismo trato en el sistema de justicia penal. Los estadounidenses blancos en general están muy divididos (52% en desacuerdo, 47% de acuerdo), pero los estadounidenses blancos con educación universitaria son significativamente más propensos que los estadounidenses blancos de clase trabajadora a no estar de acuerdo en que las minorías reciben el mismo trato en el sistema de justicia penal (64% frente a 47 %, respectivamente).

Los estadounidenses también están muy divididos sobre si existen disparidades raciales en las sentencias de pena de muerte. La mayoría (53%) de los estadounidenses está de acuerdo en que una persona negra tiene más probabilidades que una blanca de recibir la pena de muerte por el mismo delito, mientras que el 45% de los estadounidenses no está de acuerdo. Las actitudes estadounidenses sobre la forma en que se aplica la pena de muerte prácticamente no han cambiado desde 1999.

Más de ocho de cada diez (82%) estadounidenses negros y aproximadamente seis de cada diez (59%) hispanoamericanos, en comparación con menos de la mitad (45%) de los estadounidenses blancos, creen que una persona negra tiene más probabilidades que una persona blanca de recibir una pena de muerte por el mismo delito.

La compatibilidad de la cultura estadounidense y el islam

Las percepciones de los estadounidenses sobre el Islam se han vuelto mucho más negativas en los últimos años.

Hoy en día, la mayoría (56%) de los estadounidenses dice que los valores del Islam están en desacuerdo con los valores y el estilo de vida estadounidenses, mientras que aproximadamente cuatro de cada diez (41%) no están de acuerdo. En 2011, los estadounidenses estaban divididos en sus puntos de vista sobre el Islam (47% estuvo de acuerdo, 48% en desacuerdo).

Las percepciones del Islam varían sustancialmente según la raza, la etnia y la clase. Aproximadamente seis de cada diez (61%) estadounidenses blancos están de acuerdo en que el Islam está en desacuerdo con los valores estadounidenses, mientras que menos de cuatro de cada diez (37%) no están de acuerdo. Los negros (48% de acuerdo, 47% en desacuerdo) y los hispanoamericanos (46% de acuerdo, 49% en desacuerdo) están divididos en sus opiniones sobre el Islam.

Sin embargo, existen diferencias notables entre los blancos por clase social. Dos tercios (67%) de los estadounidenses blancos de clase trabajadora están de acuerdo en que el Islam es incompatible con los valores y la forma de vida estadounidenses, mientras que los estadounidenses blancos con educación universitaria están divididos equitativamente (50% de acuerdo, 50% en desacuerdo).

La mayoría de los principales grupos religiosos cristianos dicen que el Islam es incompatible con los valores y el estilo de vida estadounidenses, incluido el 73% de los protestantes evangélicos blancos, el 63% de los protestantes blancos de la línea principal, el 61% de los católicos y el 55% de los protestantes negros. Por el contrario, entre los estadounidenses que se identifican con grupos religiosos no cristianos (incluidos judíos, musulmanes, hindúes, budistas y otras religiones del mundo), solo el 37% está de acuerdo, mientras que el 58% no está de acuerdo.

Los estadounidenses sin afiliación religiosa también son mucho menos propensos a creer que el Islam es incompatible con los valores estadounidenses (41% está de acuerdo, 58% en desacuerdo).

Las perspectivas de los estadounidenses sobre el Islam también están fuertemente influenciadas por sus inclinaciones políticas. La mayoría de los independientes (57%), y más de las tres cuartas partes de los republicanos (76%) y miembros del Tea Party (77%), están de acuerdo en que el Islam está en desacuerdo con los valores y la forma de vida estadounidenses. Casi seis de cada diez (57%) miembros del Tea Party están totalmente de acuerdo con esta afirmación. Por el contrario, solo el 43% de los demócratas
dicen que el Islam es incompatible con la cultura estadounidense, en comparación con el 52% que no está de acuerdo.

Instituto de Investigación de Religión Pública (PRRI)
Fundado en 2009, Public Religion Research Institute (PRRI) es una organización no partidista sin fines de lucro dedicada a la investigación en la intersección de la religión, los valores y la vida pública. PRRI tiene su sede en Washington D.C ..
____

____
Video: Republicano & # 8220Tea Party & # 8221 rama usa la bandera & # 8220Don & # 8217t Tread On Me & # 8221 como se usó en la década de 1950


____
Video: Opinión de Martin Luther King, Jr. sobre su "discurso de un sueño" en relación con la guerra y la economía. & # 8211 & # 8220Cuando una nación se obsesiona con las armas de guerra, pierde su perspectiva social. & # 8221

____
Video: 1968 El Dr. Martin Luther King, Jr.habla sobre cómo el gobierno federal les dio dinero a los estadounidenses blancos - Economía

____
Video: Gobernador de Alabama George Wallace & # 8211 & # 8220Segregation Forever & # 8221

____
Video: Bull Connor y el Movimiento de Derechos Civiles en Birmingham, Alabama

___
Vídeo: The New Girl in the Office (película sobre la eliminación de la segregación de 1960)

_____
Vídeo: Racismo en Estados Unidos: película documental de estudio de caso de una pequeña ciudad de los años 50

_____
Video: Racismo, leyes de eliminación de la segregación escolar y el movimiento de derechos civiles en los Estados Unidos

____
Video: la administración del presidente Richard Nixon (republicano) y la postura # 8217 sobre el problema de la eliminación de la segregación escolar

___
Video: El presidente Richard Nixon sobre los autobuses escolares para la eliminación de la segregación escolar en el norte y el sur

___

_____
Video: Una discusión sobre cómo el presidente Richard Nixon (republicano) lideró la carga para eliminar la segregación pacífica de las escuelas en Estados Unidos y el Sur.

____


La década de 1950 - Cultura y sociedad estadounidenses - HISTORIA

Durante la década de 1950, muchos comentaristas culturales argumentaron que un sentido de uniformidad impregnaba la sociedad estadounidense. Afirmaron que la conformidad era abrumadoramente común. Aunque hombres y mujeres se vieron obligados a adoptar nuevos patrones de empleo durante la Segunda Guerra Mundial, una vez que terminó la guerra, se reafirmaron los roles tradicionales. Los hombres esperaban ser el sostén de la familia en cada familia, las mujeres, incluso cuando trabajaban, asumían que su lugar adecuado era el hogar. En su influyente libro, The Lonely Crowd, el sociólogo David Riesman llamó a esta nueva sociedad "dirigida por otros", caracterizada por la conformidad, pero también por la estabilidad. La televisión, aún muy limitada en las opciones que ofrecía a sus espectadores, contribuyó a la tendencia cultural homogeneizadora al brindar a jóvenes y mayores una experiencia compartida que reflejaba patrones sociales aceptados.

Sin embargo, debajo de esta superficie aparentemente insulsa, importantes segmentos de la sociedad estadounidense bullían de rebelión. Varios escritores, conocidos colectivamente como la "generación del ritmo", hicieron todo lo posible para desafiar los patrones de respetabilidad y conmocionar al resto de la cultura. Haciendo hincapié en la espontaneidad y la espiritualidad, prefirieron la intuición a la razón, el misticismo oriental a la religión institucionalizada occidental.

La obra literaria de los beats mostró su sentido de alienación y búsqueda de autorrealización. Jack Kerouac mecanografió su novela más vendida On the Road en un rollo de papel de 75 metros. Al carecer de la puntuación tradicional y la estructura de los párrafos, el libro glorificaba las posibilidades de la vida libre. El poeta Allen Ginsberg ganó una notoriedad similar por su poema "Aullido", una crítica mordaz de la civilización moderna y mecanizada. Cuando la policía acusó a la policía de que era obscena y se apoderó de la versión publicada, Ginsberg impugnó con éxito el fallo en la corte.

También se rebelaron músicos y artistas. El cantante de Tennessee Elvis Presley fue el más exitoso de varios artistas blancos que popularizaron un estilo sensual y palpitante de música afroamericana, que comenzó a llamarse & quot; rock and roll & quot. caderas. Pero en unos pocos años sus actuaciones parecerían relativamente mansas junto con las payasadas de actuaciones posteriores como los Rolling Stones británicos. Del mismo modo, fue en la década de 1950 cuando pintores como Jackson Pollock descartaron caballetes y colocaron lienzos gigantes en el piso, luego aplicaron pintura, arena y otros materiales en toques salvajes de color. Todos estos artistas y autores, cualquiera que sea el medio, proporcionaron modelos para la revolución social más amplia y sentida de la década de 1960.


Estratificación social

Clases y castas. La mayoría de los estadounidenses no cree que la suya sea una sociedad de "clases". Existe una fuerte creencia cultural en la realidad de la igualdad de oportunidades y la movilidad económica. Las historias de pobreza a riqueza abundan, y los juegos de azar y las loterías son populares. Sin embargo, hay evidencia de que la movilidad en la mayoría de los casos es limitada: la gente de la clase trabajadora tiende a permanecer en la clase trabajadora. Además, el 1 por ciento más rico de la población ha logrado ganancias significativas en riqueza en los últimos años. Los sectores más pobres no han logrado avances similares. En general, parece que la brecha entre ricos y pobres está aumentando.

Símbolos de estratificación social. La estratificación es visible en muchas facetas de la vida diaria. La segregación social de negros y blancos en las ciudades refleja su separación en la fuerza laboral. El desmoronamiento de las viviendas de los negros en el centro de las ciudades contrasta con las casas gigantes en los suburbios cerrados de todo el país. El habla, los modales y la vestimenta también señalan la posición de la clase. Con algunas excepciones, los fuertes acentos regionales o españoles están asociados con el estatus de clase trabajadora.


53. Década de 1950: Días felices


No comenzó a transmitirse hasta 1974, pero el programa de televisión Happy Days retrató a los despreocupados años 50 a través de las payasadas de personajes llamados Potsie, Chachi y Fonzie (arriba).

En la memoria estadounidense, la década de 1950 de la posguerra ha adquirido un brillo idílico. Repeticiones de programas de televisión de la década de 1950, como Déjelo a Beaver y Padre sabe mejor deje a los espectadores de hoy con una impresión de felicidad familiar sin adulterar. Los baby boomers recuerdan con nostalgia estos años que marcaron sus experiencias de la primera infancia.


Las acciones del senador Joseph McCarthy empañaron la actitud relajada de la década de 1950. Su búsqueda de comunistas que trabajaban en Estados Unidos mostró la paranoia y el miedo que se apoderaban de Estados Unidos.

El presidente durante muchos de estos años fue el héroe de guerra Dwight Eisenhower. Ike, como lo apodaban, caminaba por un camino intermedio entre los dos partidos principales. Esta estrategia, llamada republicanismo moderno, impidió simultáneamente a los demócratas expandir el New Deal y, al mismo tiempo, impidió que los republicanos conservadores invirtieran programas populares como el Seguro Social. Como resultado, no surgió ninguna iniciativa de reforma importante en una década que muchos describirían como políticamente muerta. Quizás la libertad de la controversia fue el premio que la mayoría de los votantes estadounidenses buscaban después de la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea.

Viviendo en un mundo material


El eslogan de la campaña de Dwight D. "Ike" Eisenhower "I Like Ike" personificaba el gran espíritu que definió la cultura estadounidense en la década de 1950.

Una economía en auge ayudó a dar forma a la maravillosa vista retrospectiva de la década de 1950. Una Europa en reconstrucción estaba hambrienta de productos estadounidenses, alimentando el sector orientado al consumidor de la economía estadounidense. Las comodidades que habían sido juguetes para las clases altas, como refrigeradores de lujo, hornos de cocina, automóviles convertibles y televisores, se convirtieron en elementos básicos de la clase media.

Días felices y mdash pero no para todos

Por supuesto, no todo fue tan color de rosa como parecía. Debajo del exterior prístino, un pequeño grupo de críticos e inconformistas señalaron las fallas en un suburbio que creían que no tenía alma, un gobierno que creían que se estaba volviendo peligrosamente poderoso y un estilo de vida que creían que estaba fundamentalmente reprimido. Y gran parte de Estados Unidos todavía estaba segregada.

Sin embargo, la noción de los años 50 como días felices perduró. Quizás cuando se compara con la Gran Depresión de la década de 1930, la guerra mundial de la década de 1940, la lucha de la década de 1960 y el malestar de la década de 1970, la década de 1950 fue realmente fabulosa.


Una exposición de Acuario: 3 días de paz y música amplificada

Para muchos hippies y niños de la década de 1960, el Festival de Woodstock original en 1969 fue la culminación de años de experimentación y prácticas sociales cambiantes. Originalmente anunciada como "Una exposición de Acuario: 3 días de paz y música", la Feria de Música y Arte de Woodstock fue un festival de cuatro días compuesto por 400.000 personas en una granja lechera en una zona rural del estado de Nueva York. El festival, que originalmente estaba planeado para durar tres días, atrajo a personas de todo el mundo y fue un punto importante de controversia ya que el festival casi se cerró. Una multitud de artistas famosos se presentaron en el concierto e incluyeron a Santana, The Grateful Dead, Creedence Clearwater Revival, Janis Joplin, Sly and The Family Stone, The Who, Jefferson Airplane y Jimi Hendrix. La famosa actuación psicodélica de Jimi Hendrix de "The Star-Spangled Banner" se convirtió en uno de los momentos más famosos de todo el festival y ayudó a cimentar el movimiento hippie como un grupo profundamente político que se esforzó por repensar la sociedad en general y sus limitaciones sobre la persona promedio.


Teatro y novelas

La contracultura de la década de 1960 dio lugar a nuevas formas de medios, como los periódicos clandestinos, la literatura, el teatro y el cine.

Objetivos de aprendizaje

Examinar la expresión de valores contraculturales en los medios, como los periódicos y el teatro.

Conclusiones clave

Puntos clave

  • La contracultura de la década de 1960 dio lugar a varios periódicos independientes o clandestinos cuyos editores eran a menudo acosados ​​por la policía. El término & # 8220 periódico subterráneo & # 8221 generalmente se refiere a un periódico independiente que se centra en temas impopulares o cuestiones de contracultura. Por lo general, estos tienden a ser políticamente de izquierda o de extrema izquierda.
  • El auge de la prensa clandestina se hizo práctico gracias a la disponibilidad de la impresión offset barata, que hizo posible imprimir unos pocos miles de copias de un pequeño periódico sensacionalista por unos pocos cientos de dólares.
  • Los Beats fueron un grupo de escritores estadounidenses posteriores a la Segunda Guerra Mundial que se destacaron en la década de 1950.
  • Los elementos centrales de la cultura Beat incluían la experimentación con drogas, formas alternativas de sexualidad, el interés por la religión oriental, el rechazo del materialismo y la idealización de medios exuberantes de expresión y ser.
  • El teatro musical en la década de 1960 comenzó a diferir de los límites relativamente estrechos de la década de 1950, por ejemplo, el teatro musical Cabello fue el primero de muchos musicales en utilizar la música rock.
  • Como los periódicos y el teatro, el cine de la época también reflejaba los atributos de la contracultura.

Términos clave

  • El establecimiento: Término utilizado para referirse a un grupo o élite dominante visible que tiene poder o autoridad en una nación.
  • contracultura: Cualquier cultura cuyos valores y estilos de vida se opongan a los de la cultura dominante establecida, especialmente a la cultura occidental.
  • Impresión offset: Una técnica de impresión de uso común en la que la imagen entintada se transfiere de una plancha a una mantilla de goma y luego a la superficie de impresión.

Contracultura en la literatura: prensa clandestina en la década de 1960

En los EE. UU., El término & # 8220 periódico subterráneo & # 8221 generalmente se refiere a un periódico independiente que se centra en temas impopulares o cuestiones de contracultura. Por lo general, estos tienden a ser políticamente de izquierda o de extrema izquierda. El término se refiere con mayor frecuencia a publicaciones del período 1965-1973, cuando una locura de periódicos clandestinos barrió el país. Estas publicaciones se convirtieron en la voz de la naciente Nueva Izquierda y la contracultura hippie / psicodélica / rock and roll de la década de 1960 en Estados Unidos. También fueron un punto focal de oposición a la Guerra de Vietnam y el reclutamiento. Los periódicos clandestinos surgieron en la mayoría de las ciudades y pueblos universitarios, que sirven para definir y comunicar la gama de fenómenos que definieron la contracultura: oposición política radical a los enfoques experimentales coloridos (y a menudo explícitamente influenciados por las drogas) del arte y la música. , y el cine y la indulgencia desinhibida en el sexo y las drogas como símbolo de libertad.

El auge de la prensa clandestina se hizo práctico gracias a la disponibilidad de la impresión offset barata, que hizo posible imprimir unos pocos miles de copias de un pequeño periódico sensacionalista por unos pocos cientos de dólares. El papel era barato y muchas empresas de impresión de todo el país se habían expandido demasiado durante la década de 1950, dejándolas con un exceso de capacidad en sus rotativas offset, lo que podía negociarse a precios de ganga.

Uno de los primeros periódicos clandestinos de la década de 1960 fue el Prensa libre de Los Ángeles, fundada en 1964 y publicada por primera vez en 1965. El trapo fundado en Austin, Texas en 1966, fue un periódico clandestino especialmente influyente ya que, según el historiador Abe Peck, fue el & # 8220primer subterráneo en representar la democracia participativa, la organización comunitaria y la síntesis de la política y la cultura que la Nueva Izquierda de mediados de los años sesenta estaba tratando de desarrollarse. & # 8221

El trapo: Un empleado de Rag vendiendo el periódico en Austin, Texas, en 1966.

El sindicato de prensa clandestina

A mediados de 1966, se formó la cooperativa Underground Press Syndicate (UPS). UPS permitió que los documentos de los miembros reimprimieran libremente el contenido de cualquiera de los otros documentos de los miembros. En 1969, prácticamente todas las ciudades importantes o ciudades universitarias de América del Norte contaban con al menos un periódico clandestino. Durante los años pico del fenómeno de la prensa clandestina, se publicaron alrededor de 100 artículos en un momento dado. Una lista de UPS publicada en noviembre de 1966 enumeró 14 periódicos clandestinos, 11 de ellos en los Estados Unidos.

Papeles clandestinos en el ejército

También existía una red de prensa clandestina dentro del ejército de los EE. UU. La prensa clandestina de GI produjo unos cientos de títulos durante la Guerra de Vietnam. Algunos fueron producidos por cafeterías GI contrarias a la guerra, y muchos de ellos eran periódicos pequeños, toscamente producidos y de baja circulación. Tres o cuatro periódicos clandestinos de IG tuvieron una distribución nacional a gran escala de más de 20.000 copias, incluidas miles de copias enviadas por correo a las IG en el extranjero. Estos documentos se produjeron con el apoyo de activistas civiles contra la guerra y tuvieron que disfrazarse para enviarlos por correo a Vietnam. Los soldados que los distribuyan o incluso los posean pueden ser objeto de acoso, medidas disciplinarias o arresto.

Muchos de los periódicos enfrentaron acoso oficial de forma regular. La policía local allanó oficinas en repetidas ocasiones, acusó a editores o escritores de cargos de drogas u obscenidad, arrestó a los vendedores ambulantes y presionó a los impresores locales para que no imprimieran documentos clandestinos.

La Generación Beat

The Beat Generation fue un grupo de escritores estadounidenses posteriores a la Segunda Guerra Mundial que se destacaron en la década de 1950, incluidos los fenómenos culturales que documentaron e inspiraron. Los elementos centrales de la cultura Beat incluyeron la experimentación con drogas, formas alternativas de sexualidad, interés en religiones orientales (como el budismo), rechazo del materialismo e idealización de medios exuberantes de expresión y ser.

Allen Ginsberg y # 8217s Aullido (1956), William S. Burroughs & # 8217s Almuerzo desnudo (1959) y Jack Kerouac & # 8217s En la carretera (1957) se encuentran entre los ejemplos más conocidos de literatura Beat. Ambos Aullido y Almuerzo desnudo se convirtió en el foco de los juicios por obscenidad. Sin embargo, los editores ganaron los juicios y la publicación en los Estados Unidos se volvió más liberalizada. Los miembros de la Generación Beat desarrollaron una reputación como nuevos hedonistas bohemios que celebraban la inconformidad y la creatividad espontánea.

Origen de los Beats

Jack Kerouac introdujo la frase & # 8220Beat Generation & # 8221 en 1948 para caracterizar un movimiento juvenil anticonformista y clandestino percibido en Nueva York. El adjetivo & # 8220beat & # 8221 podría significar coloquialmente cansado o abatido, pero Kerouac amplió el significado para incluir las connotaciones optimista, beatífico y la asociación musical de estar en el ritmo.

Los orígenes de la Generación Beat se remontan a la Universidad de Columbia, donde Kerouac, Ginsberg, Lucien Carr, Hal Chase y otros se conocieron. Los compañeros de clase Carr y Ginsberg discutieron la necesidad de una nueva visión para contrarrestar lo que percibían como sus maestros & # 8217 ideales literarios conservadores y formalistas. Más tarde, a mediados de la década de 1950, las figuras centrales de la Generación Beat (a excepción de Burroughs) terminaron viviendo juntas en San Francisco.

Beatniks y la generación Beat

El término & # 8220beatnik & # 8221 fue acuñado para representar la Generación Beat y era un juego de palabras que se refería tanto al nombre del satélite ruso reciente, Sputnik, como a la Generación Beat. El término sugería que los beatniks estaban lejos de la corriente principal de la sociedad y posiblemente eran procomunistas. El término beatnik se mantuvo y se convirtió en la etiqueta popular asociada con un nuevo estereotipo e incluso una caricatura de los Beats. Mientras que algunos de los Beats originales adoptaron la identidad beatnik, o al menos encontraron las parodias divertidas (Ginsberg, por ejemplo, apreció la parodia), otros criticaron a los beatniks como impostores inauténticos. Kerouac temía que el aspecto espiritual de su mensaje se hubiera perdido y que muchos estuvieran usando la Generación Beat como una excusa para ser insensatos y salvajes.

El estilo de vida de la generación Beat

Los miembros originales de la Generación Beat experimentaron con varias drogas diferentes, desde alcohol y marihuana hasta LSD y peyote. Muchos se inspiraron en el interés intelectual, creyendo que estos medicamentos podrían mejorar la creatividad, el conocimiento y la productividad. Muchas de las figuras clave de la Generación Beat eran abiertamente homosexuales o bisexuales, incluidos dos de los escritores más destacados, Ginsberg y Burroughs. Tanto Ginsberg como # 8217s Aullido y Burroughs & # 8217 Almuerzo desnudo contienen homosexualidad explícita, contenido sexual y uso de drogas.

The Beats & # 8217 Influencias en la cultura occidental

El fenómeno de la Generación Beat tuvo una influencia generalizada en la cultura occidental. Fue influenciado y, a su vez, influido por la revolución sexual, los problemas relacionados con la censura, la desmitificación del cannabis y otras drogas, la evolución musical del rock and roll, la difusión de la conciencia ecológica y la oposición a la civilización industrial militar.

El fin de los beats y el comienzo de los hippies

Las creencias e ideologías del movimiento Beat de la década de 1950 se transformaron en la contracultura de la década de 1960, acompañadas por un cambio en la terminología de & # 8220beatnik & # 8221 a & # 8220hippie. & # 8221 Muchos de los Beats originales siguieron siendo participantes activos, en particular Allen Ginsberg, quien se convirtió en un elemento fijo del movimiento contra la guerra. Cabe destacar, sin embargo, que Jack Kerouac rompió con Ginsberg y criticó los movimientos de protesta políticamente radicales de la década de 1960 como una excusa para ser rencoroso.

Había diferencias estilísticas entre los beatniks y los hippies; por ejemplo, los colores sombríos, las gafas de sol oscuras y las perillas dieron paso a la colorida ropa psicodélica y el pelo largo. Los Beats eran conocidos por actuar con calma (mantener un perfil bajo), pero los hippies se hicieron conocidos por ser geniales (mostrar su individualidad). Más allá del estilo, también hubo cambios de fondo: los Beats tendían a ser esencialmente apolíticos, pero los hippies se involucraron activamente con los movimientos de derechos civiles y pacifistas.

Contracultura en el teatro

El teatro musical en la década de 1960 comenzó a diferir de los límites relativamente estrechos de la década de 1950. Por ejemplo, la música rock se utilizó en varios musicales de Broadway. Esta tendencia comenzó con el musical Haire, que incluía no solo música rock, sino también desnudez y opiniones controvertidas sobre la Guerra de Vietnam, las relaciones raciales y otros temas sociales. Cabello A menudo se dice que es un producto de la contracultura hippie y la revolución sexual de la década de 1960.

A medida que avanzaba la lucha por los derechos civiles de las minorías, los escritores musicales se animaron a escribir más musicales y óperas que tuvieran como objetivo expandir la tolerancia social y la armonía racial. Los primeros trabajos que se centraron en la tolerancia racial, aunque ahora se reconoce que tienen muchos elementos problemáticos, incluyeron Finian & # 8217s Arcoíris, Pacífico Sur, y El rey y yo. El musical West Side Story También pronunció un mensaje de tolerancia racial. Posteriormente, varios programas abordaron temas y cuestiones judías, como El violinista en el tejado. A fines de la década de 1960, los musicales se integraron racialmente, con miembros del elenco en blanco y negro incluso cubriendo los roles entre sí.

Contracultura en el cine

Como los periódicos, la literatura y el teatro, el cine de la época también reflejaba los atributos de la contracultura. Dennis Hopper y # 8217s Jinete facil (1969) se centró en los cambios que ocurren en el mundo. La película Medio frío retrató la Convención Demócrata de 1968 y los disturbios policiales de Chicago, lo que ha llevado a ser etiquetada como & # 8220 una fusión de cinema-vérité y radicalismo político & # 8221. Un intento de estudio de sacar provecho de la tendencia hippie fue la película de 1968 Psych-Out, que retrató el estilo de vida hippie. La música de la época estuvo representada por películas como 1970 & # 8217s Woodstock, un documental del festival de música del mismo nombre.


Contenido

Orígenes Editar

Si bien Roosevelt confiaba en que podría lidiar con Stalin después de la guerra, Truman sospechaba mucho más. Estados Unidos otorgó subvenciones a gran escala a Europa occidental en el marco del Plan Marshall (1948-1951), lo que condujo a una rápida recuperación económica. La Unión Soviética se negó a permitir que sus satélites recibieran ayuda estadounidense. En cambio, el Kremlin utilizó los partidos comunistas locales y el ejército rojo para controlar Europa del Este de manera totalitaria. [5] Gran Bretaña, con graves problemas financieros, ya no pudo apoyar a Grecia en su guerra civil con los comunistas. Pidieron a Estados Unidos que asumiera su papel en Grecia. Con el apoyo bipartidista en el Congreso, Truman respondió con la Doctrina Truman en 1947. Truman siguió el liderazgo intelectual del Departamento de Estado, que, especialmente bajo la dirección de George F. Kennan, pidió la contención de la expansión comunista soviética. La idea era que las contradicciones internas, como el nacionalismo diverso, socavarían en última instancia las ambiciones soviéticas. [6]

En 1947, los soviéticos habían absorbido por completo las tres naciones bálticas y controlado efectivamente Polonia, Alemania Oriental, Checoslovaquia, Rumania y Bulgaria. Austria y Finlandia fueron neutrales y desmilitarizados. El Kremlin no controlaba Yugoslavia, que tenía un régimen comunista separado bajo el mando de Marshall Tito. Tuvieron una amarga ruptura permanente en 1948. Las líneas de la Guerra Fría se estabilizaron en Europa a lo largo del Telón de Acero y no hubo combates. Estados Unidos ayudó a formar una fuerte alianza militar en la OTAN en 1949, que incluía a la mayoría de las naciones de Europa occidental y Canadá. En Asia, sin embargo, hubo mucho más movimiento. Estados Unidos no logró negociar un acuerdo entre su aliado, la China nacionalista bajo Chiang Kai-shek, y los comunistas bajo Mao Zedong. Los comunistas se apoderaron de China en 1949 y el gobierno nacionalista se trasladó a la isla costera de Formosa (Taiwán), que quedó bajo protección estadounidense. Los movimientos comunistas locales intentaron apoderarse de toda Corea (1950) y Vietnam (1954). La hegemonía comunista cubrió un tercio de la tierra del mundo mientras que Estados Unidos emergió como la superpotencia más influyente del mundo y formó una red mundial de alianzas militares. [7]

Había contrastes fundamentales entre las visiones de los Estados Unidos y la Unión Soviética, entre la democracia capitalista y el comunismo totalitario. Estados Unidos imaginó las nuevas Naciones Unidas como una herramienta wilsoniana para resolver problemas futuros, pero fracasó en ese propósito. Estados Unidos rechazó el totalitarismo y el colonialismo, de acuerdo con los principios establecidos por la Carta del Atlántico de 1941: autodeterminación, acceso económico equitativo y una Europa capitalista y democrática reconstruida que podría volver a servir como centro de los asuntos mundiales. [8]

Contención Editar

Para la OTAN, la contención de la expansión de la influencia soviética se convirtió en doctrina de política exterior, la expectativa era que eventualmente el ineficiente sistema soviético colapsaría debido a la debilidad interna, y no sería necesaria una guerra "caliente" (es decir, una con combate a gran escala). La contención fue apoyada por los republicanos (encabezados por el senador Arthur Vandenberg de Michigan, el gobernador Thomas Dewey de Nueva York y el general Dwight D. Eisenhower), pero los aislacionistas encabezados por el senador Robert A. Taft de Ohio se opusieron.

1949–1953 Editar

En 1949, el líder comunista Mao Zedong ganó el control de China continental en una guerra civil, estableció la República Popular China y luego viajó a Moscú, donde negoció el Tratado de Amistad sino-soviético. Así, China había pasado de ser un aliado cercano de Estados Unidos a un enemigo acérrimo, y los dos lucharon entre sí a partir de finales de 1950 en Corea.La administración Truman respondió con un plan secreto de 1950, NSC 68, diseñado para enfrentar a los comunistas con gastos de defensa a gran escala. Los rusos habían construido una bomba atómica en 1949, mucho antes de lo esperado, Truman ordenó el desarrollo de la bomba de hidrógeno. Dos de los espías que dieron secretos atómicos a Rusia fueron juzgados y ejecutados.

Francia fue presionada por los insurgentes comunistas en la Primera Guerra de Indochina. En 1950, Estados Unidos comenzó a financiar el esfuerzo francés con la condición de que se diera más autonomía a los vietnamitas.

Guerra de Corea Editar

Stalin aprobó un plan norcoreano para invadir Corea del Sur apoyada por Estados Unidos en junio de 1950. El presidente Truman implementó inmediata e inesperadamente la política de contención mediante un compromiso a gran escala de las fuerzas estadounidenses y de la ONU con Corea. No consultó ni obtuvo la aprobación del Congreso, pero sí la aprobación de las Naciones Unidas (ONU) para hacer retroceder a los norcoreanos y volver a unir a ese país en términos de una estrategia de retroceso. [9] [10]

Después de algunas semanas de retirada, el éxito del general Douglas MacArthur en la Batalla de Inchon cambió la guerra en torno a las fuerzas de la ONU que invadieron Corea del Norte. Esta ventaja se perdió cuando cientos de miles de chinos entraron en una guerra no declarada contra Estados Unidos y empujaron a las fuerzas estadounidenses / ONU / coreanas de regreso a la línea de partida original, el paralelo 38. La guerra se convirtió en un punto muerto, con más de 33.000 estadounidenses muertos y 100.000 heridos [11], pero nada que mostrar salvo la determinación de continuar con la política de contención. Truman despidió a MacArthur pero no pudo poner fin a la guerra. Dwight D. Eisenhower en 1952 hizo campaña contra los fracasos de Truman de "Corea, comunismo y corrupción", prometiendo ir a Corea él mismo y poner fin a la guerra. Al amenazar con usar armas nucleares en 1953, Eisenhower puso fin a la guerra con una tregua que todavía está en vigor. [12]

Anticomunismo y macartismo: 1947-1954 Editar

En 1947, mucho antes de que McCarthy se convirtiera en activo, la Coalición Conservadora en el Congreso aprobó la Ley Taft Hartley, diseñada para equilibrar los derechos de la dirección y los sindicatos, y deslegitimar a los líderes sindicales comunistas. El desafío de erradicar a los comunistas de los sindicatos y el Partido Demócrata fue asumido con éxito por liberales, como Walter Reuther del sindicato de trabajadores automotrices [13] y Ronald Reagan del Screen Actors Guild (Reagan era un demócrata liberal en ese momento). [14] Muchos de los izquierdistas purgados se unieron a la campaña presidencial en 1948 del vicepresidente de FDR, Henry A. Wallace.

El Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara, con el joven congresista Richard M. Nixon desempeñando un papel central, acusó a Alger Hiss, un importante asistente de Roosevelt, de ser un espía comunista, utilizando testimonios y documentos proporcionados por Whittaker Chambers. Hiss fue condenado y enviado a prisión, y los anticomunistas obtuvieron una poderosa arma política. [15] Lanzó el meteórico ascenso de Nixon al Senado (1950) y la vicepresidencia (1952). [dieciséis]

Con la ansiedad por el comunismo en Corea y China alcanzando un punto álgido en 1950, un senador previamente desconocido, Joe McCarthy de Wisconsin, lanzó investigaciones del Congreso sobre el encubrimiento de espías en el gobierno. McCarthy dominó los medios de comunicación y utilizó acusaciones y tácticas imprudentes que permitieron a sus oponentes contraatacar eficazmente. Los católicos irlandeses (incluido el prodigio conservador William F. Buckley, Jr. y la familia Kennedy) eran intensamente anticomunistas y defendían a McCarthy (un compañero católico irlandés). [17] Paterfamilias Joseph Kennedy (1888-1969), un demócrata conservador muy activo, fue el partidario más ferviente de McCarthy y le consiguió a su hijo Robert F. Kennedy un trabajo en McCarthy. McCarthy había hablado de "veinte años de traición" (es decir, desde la elección de Roosevelt en 1932). Cuando, en 1953, comenzó a hablar de "21 años de traición" y lanzó un gran ataque contra el Ejército por promover a un dentista comunista en el cuerpo médico, su imprudencia resultó demasiado para Eisenhower, quien alentó a los republicanos a censurar formalmente a McCarthy en 1954. El poder del senador colapsó de la noche a la mañana. El senador John F. Kennedy no votó a favor de la censura. [18] Buckley fundó el Revisión nacional en 1955 como una revista semanal que ayudó a definir la posición conservadora en asuntos públicos.

El "macartismo" se amplió para incluir ataques a la supuesta influencia comunista en Hollywood, lo que resultó en una lista negra en la que los artistas que se negaban a testificar sobre posibles conexiones comunistas no podían conseguir trabajo. Algunas celebridades famosas (como Charlie Chaplin) dejaron los Estados Unidos y otras trabajaron con seudónimos (como Dalton Trumbo). El macartismo también incluyó investigaciones sobre académicos y profesores. [19]

Administraciones de Eisenhower y Kennedy

En 1953, Stalin murió, y después de las elecciones presidenciales de 1952, el presidente Dwight D. Eisenhower aprovechó la oportunidad para poner fin a la Guerra de Corea, mientras continuaba las políticas de la Guerra Fría. El secretario de Estado John Foster Dulles fue la figura dominante en la política exterior de la nación en la década de 1950. Dulles denunció la "contención" de la administración Truman y propuso un programa activo de "liberación", que conduciría a un "retroceso" del comunismo. La más destacada de esas doctrinas fue la política de "represalias masivas", que Dulles anunció a principios de 1954, evitando las costosas y convencionales fuerzas terrestres características de la administración Truman en favor de ejercer la vasta superioridad del arsenal nuclear estadounidense y la inteligencia encubierta. Dulles definió este enfoque como "arriesgado". [20]

Un golpe dramático a la confianza en sí mismos de los estadounidenses y su superioridad tecnológica se produjo en 1957, cuando los soviéticos derrotaron a los Estados Unidos en el espacio exterior al lanzar el Sputnik, el primer satélite terrestre. Comenzó la carrera espacial y, a principios de la década de 1960, Estados Unidos había seguido adelante, con el presidente Kennedy prometiendo llevar a un hombre a la luna a fines de la década de 1960; el aterrizaje tuvo lugar de hecho el 20 de julio de 1969. [21]

Los problemas cercanos surgieron cuando Fidel Castro tomó el control de Cuba en 1959 y forjó lazos cada vez más estrechos con la Unión Soviética, convirtiéndose en el centro del comunismo en América Latina. Estados Unidos respondió con un boicot económico a Cuba y un programa de apoyo económico a gran escala para América Latina bajo Kennedy, la Alianza para el Progreso.

Alemania Oriental era el punto débil del imperio soviético, con miles de refugiados que partían hacia Occidente cada semana. La solución soviética llegó en 1961, con el Muro de Berlín para evitar que los alemanes orientales huyeran del comunismo. Este fue un importante revés propagandístico para la URSS, pero les permitió mantener el control de Berlín Oriental. [22]

El mundo comunista se dividió por la mitad, cuando China se volvió contra la Unión Soviética. Mao denunció a Khrushchev por ser blando con el capitalismo. Sin embargo, Estados Unidos no aprovechó esta división hasta que el presidente Richard Nixon vio la oportunidad en 1969. En 1958, Estados Unidos envió tropas al Líbano durante nueve meses para estabilizar un país al borde de una guerra civil. Entre 1954 y 1961, Eisenhower envió grandes sumas de ayuda económica y militar y 695 asesores militares a Vietnam del Sur para estabilizar el gobierno pro-occidental bajo ataque de los insurgentes. Eisenhower apoyó los esfuerzos de la CIA para socavar a los gobiernos antiamericanos, que resultaron más exitosos en Irán y Guatemala. [23]

La primera gran tensión entre la alianza de la OTAN ocurrió en 1956 cuando Eisenhower obligó a Gran Bretaña y Francia a retirarse de su invasión de Egipto (con Israel) que tenía la intención de recuperar su propiedad del Canal de Suez. En lugar de apoyar las afirmaciones de sus socios de la OTAN, la administración Eisenhower declaró que se oponía al aventurerismo imperial francés y británico en la región por pura prudencia, temiendo que el enfrentamiento del líder egipcio Gamal Abdel Nasser con las antiguas potencias coloniales de la región reforzaría el poder soviético en la región. . [24]

La Guerra Fría alcanzó su punto más peligroso durante la administración Kennedy en la Crisis de los Misiles Cubanos, un tenso enfrentamiento entre la Unión Soviética y Estados Unidos por el despliegue soviético de misiles nucleares en Cuba. La crisis comenzó el 16 de octubre de 1962 y duró trece días. Fue el momento en que la Guerra Fría estuvo más cerca de estallar en un devastador intercambio nuclear entre las dos naciones superpotencias. Kennedy decidió no invadir ni bombardear Cuba, sino instituir un bloqueo naval de la isla. La crisis terminó en un compromiso, con los soviéticos retirando sus misiles públicamente y Estados Unidos retirando en secreto sus misiles nucleares en Turquía. En Moscú, los líderes comunistas destituyeron a Nikita Khrushchev por su comportamiento imprudente. [25]

El racionamiento en tiempos de guerra se levantó oficialmente en septiembre de 1945, pero la prosperidad no regresó de inmediato, ya que los próximos tres años presenciarían la difícil transición de regreso a una economía en tiempos de paz. Doce millones de veteranos que regresaban necesitaban trabajo y, en muchos casos, no podían encontrarlo. La inflación se convirtió en un problema bastante serio, con un promedio de más del 10% anual hasta 1950 y la escasez de materias primas persiguió a la industria manufacturera. Además, las huelgas laborales sacudieron a la nación y, en algunos casos, se vieron exacerbadas por las tensiones raciales: los afroamericanos que aceptaron trabajos durante la guerra se enfrentaron a veteranos airados que regresaban y exigían que se hicieran a un lado. Las fábricas de municiones cerraron y los trabajadores temporales regresaron a casa. Tras la toma republicana del Congreso en las elecciones de 1946, el presidente Truman se vio obligado a reducir los impuestos y frenar la interferencia del gobierno en la economía. Una vez hecho esto, se preparó el escenario para el auge económico que, con solo algunos contratiempos menores, duraría los próximos 23 años. Entre 1945 y 1960, el PNB creció un 250%, los gastos en nuevas construcciones se multiplicaron por nueve y el consumo en servicios personales se triplicó. Para 1960, el ingreso per cápita era un 35% más alto que en 1945, y Estados Unidos había entrado en lo que el economista Walt Rostow denominó la etapa de desarrollo económico de "alto consumo masivo". El crédito a corto plazo aumentó de $ 8.4 mil millones en 1946 a $ 45.6 mil millones en 1958. Como resultado del auge económico de la posguerra, el 60% de la población estadounidense había alcanzado un nivel de vida de "clase media" a mediados de la década de 1950 (definido como ingresos de $ 3,000 a $ 10,000 en dólares constantes), en comparación con solo el 31% en el último año de prosperidad antes del inicio de la Gran Depresión en 1929. Al final de la década, el 87% de las familias tenían un televisor, el 75% poseía un automóvil y el 75% poseía una lavadora. Entre 1947 y 1960, el ingreso real promedio de los trabajadores estadounidenses aumentó tanto como en el medio siglo anterior. [26]

La prosperidad y el optimismo general hicieron que los estadounidenses sintieran que era un buen momento para traer niños al mundo, por lo que se produjo un gran boom de natalidad durante la década siguiente a 1945 (el boom de natalidad alcanzó su clímax a mediados de la década de 1950, después de lo cual las tasas de natalidad disminuyeron gradualmente hasta pasando por debajo del nivel de reemplazo en 1965). Aunque el número total de hijos por mujer no fue inusualmente alto (con un promedio de 2,3), fueron asistidos por la mejora de la tecnología que redujo en gran medida las tasas de mortalidad infantil en comparación con la era anterior a la guerra. Entre otras cosas, esto resultó en una demanda sin precedentes de productos para niños y una enorme expansión del sistema de escuelas públicas. El gran tamaño de la generación del baby boom de la posguerra tendría importantes repercusiones sociales en la sociedad estadounidense durante las próximas décadas.

En 1963, Betty Friedan publicó su libro La mística femenina que ridiculizó el papel de ama de casa de la mujer durante los años de la posguerra, fue un éxito de ventas y un importante catalizador del movimiento de liberación de la mujer.

La economía estadounidense creció drásticamente en el período de la posguerra, expandiéndose a una tasa del 3,5% anual entre 1945 y 1970. Durante este período de prosperidad, muchos ingresos se duplicaron en una generación, descrito por el economista Frank Levy como "movilidad ascendente en un cohete espacial." El aumento sustancial en el ingreso familiar promedio en una generación dio como resultado que millones de trabajadores de oficinas y fábricas se elevaran a una clase media en crecimiento, lo que les permitió mantener un nivel de vida que alguna vez se consideró reservado para los ricos. [27] Como señaló Deone Zell, el trabajo en la línea de montaje estaba bien remunerado, mientras que los trabajos sindicalizados en las fábricas servían como "trampolines hacia la clase media". [28] A fines de la década de 1950, el 87% de todas las familias estadounidenses poseían al menos un televisor, el 75% poseía automóviles y el 60% poseía sus casas. [29] Para 1960, los trabajadores manuales se habían convertido en los mayores compradores de muchos bienes y servicios de lujo. [29] Además, a principios de la década de 1970, los consumidores estadounidenses posteriores a la Segunda Guerra Mundial disfrutaban de niveles más altos de ingresos disponibles que los de cualquier otro país. [28]

La gran mayoría de los trabajadores estadounidenses que tenían trabajos estables gozaban de una buena situación económica, mientras que incluso los trabajos no sindicados estaban asociados con un aumento de sueldos y beneficios, y obtuvieron muchas de las ventajas que caracterizaban el trabajo sindical. [30] Nació una clase trabajadora de alto nivel, cuando los obreros estadounidenses empezaron a disfrutar de los beneficios de ser propietario de una vivienda, mientras que los altos salarios proporcionaron a los obreros la posibilidad de pagar coches nuevos, electrodomésticos y vacaciones regulares. [31] En la década de 1960, un obrero ganaba más que un gerente en la década de 1940, a pesar de que la posición relativa del primero dentro de la distribución del ingreso no había cambiado. [32]

Como señaló la historiadora Nancy Wierek:

"En el período de posguerra, la mayoría de los estadounidenses eran ricos en el sentido de que estaban en condiciones de gastar dinero en muchas cosas que querían, deseaban o elegían tener, en lugar de solo en necesidades". [33]

Como argumentan los historiadores Ronald Edsforth y Larry Bennett:

"A mediados de la década de 1960, la mayoría de la clase trabajadora organizada de Estados Unidos que no fue víctima del segundo miedo rojo abrazó, o al menos toleró, el anticomunismo porque era una parte integral del Nuevo Sueño Americano al que habían comprometido su El suyo no era un sueño inalcanzable ni sus vidas estaban vacías a causa de él. De hecho, durante al menos un cuarto de siglo, las promesas materiales del americanismo orientado al consumidor se cumplieron en mejoras en la vida cotidiana que los convirtieron en la clase trabajadora más próspera. en la historia de Estados Unidos ". [34]

Entre 1946 y 1960, Estados Unidos fue testigo de una expansión significativa en el consumo de bienes y servicios. El PNB aumentó en un 36% y los gastos de consumo personal en un 42%, ganancias acumuladas que se reflejaron en los ingresos de las familias y los individuos no relacionados. Si bien el número de estas unidades aumentó considerablemente de 43.3 millones a 56.1 millones en 1960, un aumento de casi el 23%, sus ingresos promedio crecieron aún más rápido, de $ 3.940 en 1946 a $ 6.900 en 1960, un aumento del 43%. Teniendo en cuenta la inflación, el aumento real fue del 16%. El dramático aumento en el estándar de vida estadounidense promedio fue tal que, según el sociólogo George Katona:

"Hoy en este país, los estándares mínimos de nutrición, vivienda y vestimenta están asegurados, no para todos, sino para la mayoría. Más allá de estas necesidades mínimas, los lujos anteriores como la propiedad de vivienda, bienes duraderos, viajes, recreación y entretenimiento ya no se limitan a unos pocos. Las grandes masas participan en el disfrute de todas estas cosas y generan la mayor parte de la demanda ". [35]

Se construyeron más de 21 millones de unidades de vivienda entre 1946 y 1960, y en el último año el 52% de las unidades de consumo en las áreas metropolitanas poseía su propia vivienda. En 1957, de todos los hogares con cableado en todo el país, el 96% tenía un refrigerador, el 87% una lavadora eléctrica, el 81% una televisión, el 67% una aspiradora, el 18% un congelador, el 12% una secadora eléctrica o de gas y 8% de aire acondicionado. La propiedad de automóviles también se disparó, con el 72% de las unidades de consumo poseyendo un automóvil en 1960. [31] De 1958 a 1964, el salario medio semanal para llevar a casa de los obreros aumentó constantemente de $ 68 a $ 78 (en dólares constantes). [36] En una encuesta realizada en 1949, el 50% de todos los estadounidenses dijeron que estaban satisfechos con los ingresos de su familia, una cifra que aumentó al 67% en 1969. [37]

El período de 1946 a 1960 también fue testigo de un aumento significativo en el tiempo libre remunerado de los trabajadores. La semana laboral de cuarenta horas establecida por la Ley de Normas Laborales Justas en las industrias cubiertas se convirtió en el horario real en la mayoría de los lugares de trabajo en 1960, mientras que los trabajadores no cubiertos, como los trabajadores agrícolas y los autónomos, trabajaban menos horas que antes, aunque todavía trabajaban mucho. más horas que la mayoría de los demás trabajadores. Las vacaciones pagadas también llegaron a ser disfrutadas por la gran mayoría de los trabajadores, y el 91% de los obreros cubiertos por los principales convenios colectivos recibieron vacaciones pagas en 1957 (generalmente hasta un máximo de tres semanas), mientras que a principios de la década de 1960 prácticamente todas las industrias pagaban las vacaciones y la mayoría lo hacía los siete días del año. Las industrias dedicadas a las actividades de ocio florecieron como resultado de que la mayoría de los estadounidenses disfrutaban de un tiempo de ocio remunerado significativo en 1960, [31] mientras que muchos trabajadores manuales y de cuello blanco esperaban conservar sus trabajos de por vida. [38] Este período vio el crecimiento de moteles a lo largo de las principales carreteras, así como parques de atracciones como Disneyland, que se inauguró en 1955.

Los desembolsos en educación también fueron mayores que en otros países, mientras que una mayor proporción de jóvenes se graduó de escuelas secundarias y universidades que en otras partes del mundo, ya que cientos de nuevos colegios y universidades se abren cada año. La matrícula se mantuvo baja, era gratuita en las universidades estatales de California. [39] En el nivel avanzado, la ciencia, la ingeniería y la medicina estadounidenses eran mundialmente famosas. A mediados de la década de 1960, la mayoría de los trabajadores estadounidenses disfrutaba de los niveles salariales más altos del mundo, [40] y a finales de la década de 1960, la gran mayoría de los estadounidenses eran más ricos que la gente de otros países, excepto Suecia, Suiza y Canadá. . Los desembolsos en educación también fueron mayores que en otros países, mientras que una mayor proporción de jóvenes estaba en la escuela y la universidad que en otras partes del mundo. Como señaló el historiador John Vaizey:

"Para lograr un equilibrio con la Unión Soviética, sería fácil decir que todos los estadounidenses menos los más pobres estaban mejor que los rusos, que la educación era mejor pero el servicio de salud peor, pero que, sobre todo, los estadounidenses tenían libertad de expresión. e instituciones democráticas ". [41]

En lo que respecta al bienestar social, la era de la posguerra vio una mejora considerable en los seguros para los trabajadores y sus dependientes contra los riesgos de enfermedad, a medida que se expandían los programas de seguros privados como Blue Cross y Blue Shield. Con la excepción de los trabajadores agrícolas y domésticos, prácticamente todos los miembros de la fuerza laboral estaban cubiertos por el Seguro Social. En 1959, aproximadamente dos tercios de los trabajadores de las fábricas y las tres cuartas partes de los trabajadores de oficina recibieron planes de pensión privados complementarios. Además, el 86% de los trabajadores de fábricas y el 83% de los trabajadores de oficina tenían trabajos que cubrían el seguro hospitalario, mientras que el 59% y el 61% tenían seguro adicional para médicos.[31] Para 1969, el ingreso promedio de las familias blancas había aumentado a $ 10,953, mientras que el ingreso promedio de las familias negras se quedó atrás en $ 7,255, revelando una disparidad racial continua en los ingresos entre varios segmentos de la población estadounidense. [42] El porcentaje de estudiantes estadounidenses que continuaron su educación después de los quince años también fue más alto que en la mayoría de los otros países desarrollados, con más del 90% de los jóvenes de 16 años y alrededor del 75% de los de 17 años en la escuela en 1964–66. [43]

A pesar de la prosperidad general durante la década de 1950, el crecimiento económico solo promedió el 2% anual durante la administración de Eisenhower, y los impuestos federales sobre la renta se mantuvieron extremadamente altos en más del 90%, aunque la evasión de impuestos era común con el poroso código tributario de la época. También hubo tres recesiones: la primera en 1953-54 tras el final de la Guerra de Corea, la segunda en 1958 y la tercera en 1960-61. En cada caso, el Partido Republicano, que había comenzado la era Eisenhower con una pluralidad en el Congreso, sufrió las consecuencias. En las elecciones intermedias de 1954, los demócratas recuperaron una sólida mayoría de ambas cámaras y conservarían el control ininterrumpido del Senado hasta 1981 y de la Cámara hasta 1995. La recesión de 1958 le costó al Partido Republicano aún más escaños, y la recesión de 1960 fue utilizada por John F. Kennedy como carne de cañón contra los republicanos en su carrera presidencial.

El desempleo alcanzó un máximo del 7% en la primavera de 1961 antes de que comenzara un repunte económico que continuaría hasta el final de la década. El presidente Kennedy decidió entonces romper con la ortodoxia del New Deal de altos impuestos federales para forzar la igualdad de ingresos. En un discurso de diciembre de 1962, anunció sus planes para reducir la tasa impositiva marginal máxima al 75%, que un congresista republicano calificó irónicamente como "el discurso más republicano que ha hecho un presidente desde McKinley". Aunque el presidente no vivió para que se aprobara su propuesta fiscal, Lyndon Johnson la condujo rápidamente a través del Congreso y, a fines de 1965, el crecimiento del PIB real excedía el 6% anual.

Suburbia Editar

Se habían construido muy pocas viviendas durante la Gran Depresión y la Guerra Mundial, a excepción de los barrios de emergencia cerca de las industrias de guerra. Apartamentos superpoblados e inadecuados era la condición común. Algunos suburbios se habían desarrollado alrededor de las grandes ciudades donde había transporte ferroviario hacia los puestos de trabajo del centro. Sin embargo, el crecimiento real en los suburbios dependía de la disponibilidad de automóviles, carreteras y viviendas económicas. La población había crecido y el stock de ahorros familiares había acumulado el dinero para pagos iniciales, automóviles y electrodomésticos. El producto fue un gran boom inmobiliario. Mientras que un promedio de 316,000 nuevas unidades de vivienda no agrícolas se construyeron cada año desde la década de 1930 hasta 1945, se construyeron 1,450,000 anualmente desde 1946 hasta 1955 en todas las áreas, especialmente en los suburbios. [44] El G.I. Bill garantizó préstamos de bajo costo para veteranos, con pagos iniciales muy bajos y tasas de interés bajas. Con 16,000,000 de veteranos elegibles, la oportunidad de comprar una casa estaba repentinamente a la mano. Solo en 1947, 540,000 veteranos compraron uno, su precio promedio fue de $ 7,300 (equivalente a $ 84,000 en 2020). La industria de la construcción mantuvo los precios bajos mediante la estandarización; por ejemplo, la estandarización de tamaños para gabinetes de cocina, refrigeradores y estufas permitió la producción en masa de muebles de cocina. Los urbanizadores compraron terrenos vacíos en las afueras de la ciudad, instalaron casas en terrenos basados ​​en un puñado de diseños y proporcionaron calles y servicios públicos, mientras los funcionarios públicos locales se apresuran a construir escuelas. [45] El desarrollo más famoso fue Levittown, en Long Island, al este de la ciudad de Nueva York. Ofrecía una casa nueva por $ 1,000 de anticipo, y $ 70 al mes, tenía tres dormitorios, chimenea, estufa de gas y horno de gas, y un lote ajardinado de 75 por 100 pies, todo por un precio total de $ 10,000. Los veteranos podrían obtener uno con un pago inicial mucho más bajo. [46] El crecimiento de los suburbios fue especialmente prominente en las regiones Sunbelt del país. Un ejemplo de un suburbio en la costa oeste fue Lakewood, California, construido en gran parte para servir a la familia de trabajadores de la aviación. De la mano del desarrollo suburbano estuvo el auge de los centros comerciales, los restaurantes de comida rápida y las cafeterías.

Con Detroit produciendo automóviles lo más rápido posible, los habitantes de la ciudad renunciaron a apartamentos abarrotados por un estilo de vida suburbano centrado en los niños y las amas de casa, con el sostén de familia masculino viajando al trabajo. [47] Los suburbios abarcaban un tercio de la población de la nación en 1960. El crecimiento de los suburbios no solo fue el resultado de la prosperidad de la posguerra, sino también las innovaciones del mercado de viviendas unifamiliares con bajas tasas de interés en hipotecas a 20 y 30 años, y bajas pagos iniciales, especialmente para los veteranos. Mientras tanto, la población suburbana aumentó debido al baby boom. Los suburbios proporcionaron viviendas más grandes para familias numerosas, seguridad frente a la vida urbana, privacidad y espacio para bienes de consumo. [48]

Televisión y cultura de consumo Editar

En el centro de la cultura de la clase media en la década de 1950 estaba una creciente demanda de bienes de consumo como resultado de la prosperidad de la posguerra, el aumento en la variedad y disponibilidad de productos de consumo y la publicidad televisiva. Estados Unidos generó una demanda en constante crecimiento de mejores automóviles, ropa, electrodomésticos, vacaciones familiares y educación superior. Después de que se superaron los obstáculos iniciales del período 1945-48, los estadounidenses se encontraron con el dinero en efectivo del trabajo en tiempos de guerra debido a que había poco para comprar durante varios años. El resultado fue una ola de gastos de consumo masivo, con una demanda enorme y voraz de nuevos hogares, automóviles y artículos para el hogar. Un número creciente de personas disfrutaba de salarios altos, casas más grandes, mejores escuelas, más automóviles y comodidades hogareñas como aspiradoras, lavadoras, todas ellas diseñadas para ahorrar mano de obra y facilitar las tareas domésticas. Los inventos familiares a principios del siglo XXI hicieron su primera aparición durante esta época. La empleada doméstica y la cocinera, características comunes de los hogares de clase media a principios de siglo, eran prácticamente desconocidas en la década de 1950, solo los muy ricos tenían sirvientes. Los jefes de familia disfrutaron de hogares con calefacción central y agua caliente corriente. Los muebles de nuevo estilo eran brillantes, baratos y livianos, y fáciles de mover. [49] Como señaló John Kenneth Galbraith en 1958:

"el individuo común tiene acceso a servicios (alimentos, entretenimientos, transporte personal y plomería) en los que ni siquiera los ricos se regocijaban hace un siglo". [50]

La televisión, un producto virtualmente desconocido durante la Segunda Guerra Mundial, ahora prevalecía en la mayoría de los hogares estadounidenses a mediados y finales de la década de 1950. Los estadounidenses ahora tenían una gran variedad de programas para elegir, que iban desde comedias de situación como Amo a Lucy y Los recién casados a la música y programas de variedades como Quiosco de música americano y El show de Ed Sullivan, a programas de fantasía como El maravilloso mundo de color de Walt Disney. La televisión también se convirtió cada vez más en un medio para publicitar productos.

El consumismo representó una de las consecuencias (así como uno de los ingredientes clave) del boom económico de la posguerra. La búsqueda inicial de automóviles, electrodomésticos y muebles nuevos después del final de la Segunda Guerra Mundial se expandió rápidamente hacia el consumo masivo de bienes, servicios y materiales recreativos durante los años cincuenta.

Además del enorme mercado interno de artículos de consumo, Estados Unidos se convirtió en "la fábrica del mundo", ya que era la única gran potencia cuyo suelo no había sido tocado por la guerra. El dinero y los productos manufacturados estadounidenses inundaron Europa, Corea del Sur y Japón y ayudaron en su reconstrucción. El dominio de la manufactura estadounidense sería casi indiscutible durante un cuarto de siglo después de 1945.

La prosperidad también trajo consigo el desarrollo de una cultura juvenil distinta por primera vez, ya que los adolescentes no se vieron obligados a trabajar y mantener a su familia a edades tempranas como en el pasado. Esto tuvo su culminación en el desarrollo de nuevos géneros musicales como el rock-and-roll, así como estilos y subculturas de moda, el más famoso de los cuales fue el "greaser", un joven hombre que conducía motocicletas, lucía cortes de pelo de cola de pato (que eran ampliamente prohibido en las escuelas) y mostró un desprecio general por la ley y la autoridad. El fenómeno greaser fue iniciado por las controvertidas películas orientadas a los jóvenes. El salvaje (1953) protagonizada por Marlon Brando y Rebelde sin causa (1955) protagonizada por James Dean.

Ciencia, tecnología y futurismo Editar

Con la prosperidad de la época, la actitud social predominante fue la creencia en la ciencia, la tecnología, el progreso y el futurismo, aunque había indicios de esta tendencia desde la década de 1930. Comparativamente, había poca nostalgia por la era anterior a la guerra y el énfasis general estaba en tener todo nuevo y más avanzado que antes. No obstante, la conformidad social y el consumismo de la década de 1950 a menudo fueron atacados por intelectuales (por ejemplo, los libros de Henry Miller La pesadilla con aire acondicionado y Domingo después de la guerra) y hubo una gran cantidad de malestar fermentando bajo la superficie de la sociedad estadounidense que estallaría durante la década siguiente.

Uno de los factores clave en la prosperidad de la posguerra fue el auge tecnológico debido a la experiencia de la guerra. La fabricación había dado grandes pasos y ahora era posible producir bienes de consumo en cantidades y niveles de sofisticación nunca antes vistos antes de 1945. La adquisición de tecnología de la Alemania ocupada también resultó ser una ventaja, ya que a veces era más avanzada que su contraparte estadounidense, especialmente en la óptica. y campos de equipos de audio. El automóvil típico en 1950 era un promedio de $ 300 más caro que la versión de 1940, pero también se producía en el doble de números. Las marcas de lujo como Cadillac, que habían sido en gran parte vehículos construidos a mano solo disponibles para los ricos, ahora se convirtieron en un automóvil producido en masa dentro del rango de precios de la clase media alta.

Los rápidos cambios sociales y tecnológicos provocaron una creciente corporativización de Estados Unidos y el declive de las empresas más pequeñas, que a menudo sufrieron una alta inflación de posguerra y crecientes costos operativos. Los periódicos disminuyeron en número y se consolidaron, tanto por los factores antes mencionados como por el hecho de los informativos televisivos. La industria ferroviaria, una vez una de las piedras angulares de la economía estadounidense y una influencia inmensa y a menudo despreciada en la política nacional, también sufrió la explosión de las ventas de automóviles y la construcción del sistema interestatal. A fines de la década de 1950, estaba en declive y en la década de 1970 quedó completamente en bancarrota, lo que requirió una toma de control por parte del gobierno federal. Los fabricantes de automóviles más pequeños, como Nash, Studebaker y Packard, no pudieron competir con los Tres Grandes en el nuevo mundo de la posguerra y gradualmente cayeron en el olvido durante los siguientes quince años. La suburbanización provocó el movimiento gradual de personas de la clase trabajadora y puestos de trabajo fuera del centro de las ciudades a medida que los centros comerciales desplazaban a las tiendas tradicionales del centro. Con el tiempo, esto tendría efectos desastrosos en las áreas urbanas.

Pobreza y desigualdad en la posguerra Editar

A pesar de la prosperidad de la posguerra, una minoría significativa de estadounidenses seguía viviendo en la pobreza a fines de la década de 1950. En 1947, el 34% de todas las familias ganaban menos de $ 3.000 al año, en comparación con el 22,1% en 1960. Sin embargo, entre una quinta y una cuarta parte de la población no podía sobrevivir con los ingresos que ganaba. La generación anterior de estadounidenses no se benefició tanto del auge económico de la posguerra, especialmente porque muchos nunca se habían recuperado financieramente de la pérdida de sus ahorros durante la Gran Depresión. En general, era un hecho que la persona promedio de 35 años en 1959 poseía una casa y un automóvil mejores que la persona promedio de 65 años, que por lo general no tenía nada más que una pequeña pensión del Seguro Social como ingreso. Muchos trabajadores manuales continuaron viviendo en la pobreza, y el 30% de los empleados en la industria en 1958 recibían menos de $ 3,000 al año. Además, las personas que ganaban más de $ 10,000 al año pagaban una proporción menor de sus ingresos en impuestos que aquellas que ganaban menos de $ 2,000 al año. [26] En 1947, el 60% de las familias negras vivían por debajo del nivel de pobreza (definido en un estudio como menos de $ 3000 en dólares de 1968), en comparación con el 23% de las familias blancas. En 1968, el 23% de las familias negras vivían por debajo del nivel de pobreza, en comparación con el 9% de las familias blancas. En 1947, el 11% de las familias blancas eran acomodadas (definido como más de $ 10,000 en dólares de 1968), en comparación con el 3% de las familias negras. En 1968, el 42% de las familias blancas se definieron como acomodadas, en comparación con el 21% de las familias negras. En 1947, el 8% de las familias negras recibían $ 7000 o más (en dólares de 1968) en comparación con el 26% de las familias blancas. En 1968, el 39% de las familias negras recibieron $ 7,000 o más, en comparación con el 66% de las familias blancas. En 1960, la mediana para un hombre casado con ingresos de obrero era de $ 3.993 para los negros y $ 5.877 para los blancos. En 1969, las cifras equivalentes fueron $ 5,746 y $ 7,452, respectivamente. [51]

Como enfatizó el líder socialista Michael Harrington, todavía existía La Otra América. [52] La pobreza se redujo drásticamente en la década de 1960 [53] cuando la Nueva Frontera y la Gran Sociedad ayudaron especialmente a las personas mayores. La proporción por debajo de la línea de pobreza se redujo casi a la mitad del 22% en 1960 al 12% en 1970 y luego se estabilizó. [54]

Vida rural Editar

La población agrícola se redujo constantemente a medida que las familias se trasladaban a las zonas urbanas, donde en promedio eran más productivas y tenían un nivel de vida más alto. [55] Friedberger sostiene que el período de posguerra vio una acelerada mecanización de la agricultura, combinada con nuevos y mejores fertilizantes y manipulación genética del maíz híbrido. Implicó una mayor especialización y mayores riesgos económicos para el agricultor. Con el aumento de los precios de la tierra, muchos vendieron sus tierras y se mudaron a la ciudad, y la vieja granja se convirtió en parte de la operación ampliada de un vecino. La mecanización significó una menor necesidad de mano de obra contratada, los agricultores podían operar más acres a pesar de que eran mayores. El resultado fue una disminución en la población de granjas rurales, con ganancias en los centros de servicios que proporcionaron la nueva tecnología. La población rural no agrícola creció a medida que las fábricas se vieron atraídas por el acceso a un buen transporte sin los altos costos de la tierra, los impuestos, la sindicalización y la congestión de los distritos fabriles de la ciudad. Alguna vez áreas rurales remotas como Missouri Ozarks y North Woods de la parte superior del Medio Oeste, con un estilo de vida rústico y muchos buenos lugares para pescar, atrajeron a jubilados y vacacionistas. [56]

Tras el final de la Reconstrucción, muchos estados adoptaron leyes restrictivas de Jim Crow que imponían la segregación de las razas y el estatus de segunda clase de los afroamericanos. La Corte Suprema de Plessy contra Ferguson (1896) aceptó la segregación como constitucional. La discriminación por el derecho al voto siguió siendo generalizada durante la década de 1950. Menos del 10% votó en el sur profundo, aunque una proporción mayor votó en los estados fronterizos, y los negros en las áreas urbanas del norte se habían trasladado al por mayor a los demócratas durante la era del New Deal. Aunque ambas partes prometieron avances en 1948, el único acontecimiento importante antes de 1954 fue la integración de las fuerzas armadas. [57]

La Ley de Derechos Civiles de 1957 fue la primera parte de la legislación federal de derechos civiles en casi un siglo y allanaría el camino para la culminante Ley de Derechos Civiles de 1964.

Brown contra la Junta de Educación y "resistencia masiva" Editar

En los primeros días del Movimiento de Derechos Civiles, el litigio y el cabildeo fueron el foco de los esfuerzos de integración. Las decisiones de la Corte Suprema de Estados Unidos en Brown contra la Junta de Educación de Topeka (1954) Powell contra Alabama (1932) Smith contra Allwright (1944) Shelley contra Kraemer (1948) Sweatt v. Pintor (1950) y McLaurin contra los regentes del estado de Oklahoma (1950) dio lugar a un cambio de táctica, y de 1955 a 1966, la estrategia fue la acción directa no violenta, principalmente boicots de autobuses, sentadas, paseos por la libertad y movimientos sociales.

Brown contra la Junta de Educación de Topeka fue un caso histórico de la Corte Suprema de los Estados Unidos que prohibió explícitamente las instalaciones de educación pública segregadas para negros y blancos, dictaminando así sobre la base de que la doctrina de la educación pública "separada pero igualitaria" nunca podría proporcionar realmente a los estadounidenses negros instalaciones de los mismos estándares disponible para estadounidenses blancos. Ciento un miembros de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos y 19 senadores firmaron el "Manifiesto del Sur" condenando la decisión de la Corte Suprema por inconstitucional.

El gobernador Orval Eugene Faubus (demócrata) de Arkansas utilizó a la Guardia Nacional de Arkansas para evitar la integración escolar en Little Rock Central High School en 1957. El presidente Eisenhower (republicano) nacionalizó las fuerzas estatales y envió al ejército de los Estados Unidos para hacer cumplir las órdenes judiciales federales. Los gobernadores Ross Barnett de Mississippi y George Wallace de Alabama bloquearon físicamente las puertas de las escuelas en las universidades de sus respectivos estados. El comisionado de seguridad pública de Birmingham, Eugene T. "Bull" Connor, abogó por la violencia contra los jinetes de la libertad y ordenó que las mangueras de bomberos y los perros policía atacaran a los manifestantes durante la Cruzada Infantil de Birmingham de 1963. El alguacil Jim Clark del condado de Dallas, Alabama, soltó a sus ayudantes durante el evento "Domingo Sangriento" de 1965 de la marcha de Selma a Montgomery, hiriendo a muchos de los manifestantes y amenazando personalmente a otros manifestantes. La policía de todo el sur arrestó a activistas de derechos civiles con cargos falsos.

Organizaciones de derechos civiles Editar

Aunque tenían partidarios y simpatizantes blancos, el Movimiento de Derechos Civiles fue diseñado, dirigido, organizado y dirigido por afroamericanos, quienes se colocaron a sí mismos y a sus familias en la primera línea de la lucha por la libertad. Su heroísmo fue transmitido a todos los estadounidenses a través de los periódicos y, más tarde, los informes de televisión cuando sus marchas y manifestaciones pacíficas fueron atacadas violentamente por las fuerzas del orden. Los agentes utilizaron porras, látigos, mangueras contra incendios, perros policía y arrestos masivos para intimidar a los manifestantes. La segunda característica del movimiento es que no fue monolítico, dirigido por uno o dos hombres. Más bien fue una campaña de base dispersa que atacó la segregación en muchos lugares diferentes utilizando muchas tácticas diferentes. Si bien algunos grupos e individuos dentro del movimiento de derechos civiles, como Malcolm X, defendieron el poder negro, el separatismo negro o incluso la resistencia armada, la mayoría de los participantes permanecieron comprometidos con los principios de la no violencia, una decisión deliberada de una minoría oprimida de abstenerse de violencia con fines políticos. Utilizando estrategias noviolentas, los activistas de derechos civiles aprovecharon los informes de noticias de las redes nacionales emergentes, especialmente la televisión, para captar la atención nacional. [58]

El papel de liderazgo de las iglesias negras en el movimiento fue una extensión natural de su estructura y función. Ofrecieron a los miembros la oportunidad de ejercer roles que se les negaban en la sociedad. A lo largo de la historia, la iglesia negra sirvió como lugar de culto y también como base para ministros poderosos, como el congresista Adam Clayton Powell en la ciudad de Nueva York. El clérigo más destacado del Movimiento de Derechos Civiles fue Martin Luther King Jr. Tiempo El "Hombre del año" de 1963 de la revista mostró un compromiso personal incansable con la libertad de los negros y su fuerte liderazgo le valió la aclamación mundial y el Premio Nobel de la Paz de 1964.

Los estudiantes y seminaristas tanto del Sur como del Norte desempeñaron un papel clave en cada fase del movimiento. Los movimientos dirigidos por la iglesia y los estudiantes, como el Movimiento de Estudiantes de Nashville, desarrollaron sus propias estructuras organizativas y de apoyo. La Southern Christian Leadership Conference (SCLC), fundada en 1957, coordinó y recaudó fondos, principalmente de fuentes del norte, para protestas locales y para la formación de líderes negros. El Comité Coordinador de Estudiantes No Violentos, o SNCC, fundado en 1957, desarrolló la estrategia "cárcel-no-fianza". El papel de SNCC era desarrollar y vincular campañas de sentadas y ayudar a organizar paseos por la libertad, campañas de registro de votantes y otras actividades de protesta. Estos tres nuevos grupos a menudo unieron fuerzas con organizaciones existentes como la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP), fundada en 1909, el Congreso de Igualdad Racial (CORE), fundado en 1942, y la Liga Urbana Nacional. La NAACP y su director, Roy Wilkins, brindaron asesoría legal a los manifestantes encarcelados, ayudaron a levantar la fianza y continuaron probando la segregación y la discriminación en los tribunales como lo había estado haciendo durante medio siglo. CORE inició los Freedom Rides de 1961 en los que participaron muchos miembros de SNCC, y el líder de CORE, James Farmer, se convirtió más tarde en secretario ejecutivo de SNCC. La administración del presidente John F. Kennedy apoyó la aplicación de la eliminación de la segregación en las escuelas y las instalaciones públicas. El fiscal general Robert F. Kennedy presentó más de 50 demandas en cuatro estados para asegurar el derecho al voto de los estadounidenses negros. Sin embargo, el director del FBI J. Edgar Hoover, preocupado por la posible influencia comunista en el movimiento de derechos civiles y personalmente antagonista de King, utilizó al FBI para desacreditar a King y otros líderes de derechos civiles. [59]

Truman: 1945-1953 Editar

Truman, un granjero autodidacta de Missouri, contrastaba con el cortés e imperioso Roosevelt, que mantenía el control personal de todas las decisiones importantes. [60] Truman era un presidente sencillo y sencillo que confiaba en su gabinete y decía "La responsabilidad se detiene aquí" y "Si no puedes soportar el calor, es mejor que salgas de la cocina". [61] Truman enfrentó muchos desafíos en los asuntos domésticos. Sus índices de audiencia en las encuestas estaban por las nubes cuando asumió el cargo en abril de 1945 después de la repentina muerte de Roosevelt, y luego cayó a niveles bajos durante la mayor parte de sus ocho años en el cargo. La reconversión desordenada de la economía de los Estados Unidos durante la posguerra estuvo marcada por una grave escasez de viviendas, carne, electrodomésticos, automóviles y otros bienes racionados. El país fue golpeado por largas huelgas en las principales industrias en 1946, y la impopularidad de Truman fue tal que el Partido Republicano recuperó el Congreso de manera aplastante durante las elecciones intermedias de ese año y procedió a aprobar la Ley Taft-Hartley sobre su veto. Usó órdenes ejecutivas para poner fin a la discriminación racial en las fuerzas armadas y creó controles de lealtad que despidieron a miles de compañeros de viaje comunistas de sus cargos. La presidencia de Truman también fue agitada en asuntos exteriores, con la derrota de la Alemania nazi y su decisión de usar armas nucleares contra Japón, la fundación de las Naciones Unidas, el Plan Marshall de 1948 para reconstruir Europa, la Doctrina Truman de 1947 para contener el comunismo, el comienzo de la Guerra Fría, el Puente Aéreo de Berlín de 1948, y en 1949 la creación de la alianza militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Truman confundió todas las predicciones para ganar las elecciones en 1948, ayudado por su famoso Whistle Stop Tour que revitalizó la Coalición del New Deal. Además, el breve dominio republicano del Congreso terminó cuando el Partido Demócrata recuperó una cómoda mayoría en ambas cámaras, algo a lo que se rendiría solo una vez en los siguientes 32 años. Su victoria validó su liberalismo interno, su política exterior de contención y el nuevo compromiso federal con los derechos civiles. [62]

La derrota del aliado de Estados Unidos en tiempos de guerra en la Guerra Civil China trajo un régimen comunista hostil a China bajo Mao Zedong. Pronto, Estados Unidos se empantanó luchando contra China en la Guerra de Corea, 1950-1953. La corrupción en la administración de Truman, que estaba vinculada a los nombramientos a nivel de gabinete y al personal superior de la Casa Blanca, fue un tema central en la campaña presidencial de 1952. Las esperanzas del tercer mandato de Truman se vieron frustradas por una mala actuación en las primarias de 1952. El republicano Dwight D. Eisenhower, el famoso general en tiempos de guerra, ganó una victoria aplastante en las elecciones presidenciales de 1952 al hacer campaña contra los fracasos de Truman en términos de "Comunismo, Corea y Corrupción". [63]

Eisenhower: 1953–1961 Editar

Eisenhower había sido un posible candidato presidencial desde el final de la Segunda Guerra Mundial, y aunque se anunció públicamente como republicano, rechazó las ofertas del partido para postularse en 1948. Sin embargo, cuatro años después, reconsideró, en parte porque creía que el demócrata El partido había tenido el monopolio del poder durante demasiado tiempo (control de la Casa Blanca durante 19 años consecutivos y del Congreso durante 16 de los últimos 19 años) y era necesario restablecer un equilibrio bipartidista adecuado. Además, el Partido Republicano en su desesperación por recuperar el poder había comenzado a apoyar a figuras controvertidas como Joseph McCarthy. Como héroe nacional, Eisenhower ganó a todos los bloques demográficos importantes y a todos los estados fuera del Sur en las elecciones presidenciales de 1952. Terminó la Guerra de Corea, mantuvo la paz en Asia y el Medio Oriente y trabajó sin problemas con los aliados de la OTAN en Europa mientras mantenía la política de contener el comunismo en lugar de tratar de revertirlo. [64]

La economía era en general saludable, aparte de una aguda recesión económica en 1958. [65] Eisenhower siguió siendo popular y evitó en gran medida la política partidista; fue reelegido por un deslizamiento de tierra en 1956. Aunque era frugal en asuntos presupuestarios, amplió la Seguridad Social y no trató de revocar los restantes programas del New Deal. Lanzó el sistema de carreteras interestatales (utilizando un impuesto sobre la gasolina) que mejoró drásticamente la infraestructura de transporte de la nación. [66] La construcción del sistema comenzó en 1956. En una perspectiva a largo plazo, el sistema de carreteras interestatales fue un éxito notable, que ha contribuido mucho a mantener la reputación positiva de Eisenhower. Aunque posteriormente hubo objeciones al impacto negativo de la limpieza de vecindarios en las ciudades, el sistema ha sido bien recibido. El sistema de ferrocarriles para pasajeros y carga disminuyó drásticamente, pero el transporte por camión se expandió dramáticamente y el costo de envío y viaje cayó drásticamente. La suburbanización se hizo posible con el rápido crecimiento de viviendas de fácil acceso, más grandes y más baratas que las disponibles en las superpobladas ciudades centrales. El turismo también se expandió dramáticamente, creando una demanda de más estaciones de servicio, moteles, restaurantes y atracciones para los visitantes. Hubo mucho más movimiento de larga distancia al Sunbelt para las vacaciones de invierno o para la reubicación permanente, con un acceso conveniente a las visitas de familiares en casa. En las áreas rurales, los pueblos y ciudades pequeñas fuera de la red salieron perdiendo cuando los compradores siguieron la carretera interestatal y se ubicaron nuevas fábricas cerca de ellos. [67]

Tanto en política exterior como interna, Eisenhower mantuvo una relación amistosa con los demócratas, que recuperaron el Congreso en 1954 y lograron grandes avances en 1958. Su discurso de despedida a la nación advirtió de los peligros de un creciente "complejo militar-industrial". [68]

Kennedy: 1961-1963 Editar

Elecciones presidenciales de 1960

La muy cerrada elección de 1960 enfrentó al vicepresidente republicano Richard Nixon contra el senador demócrata John F. Kennedy de Massachusetts. Los historiadores han explicado la victoria de Kennedy en términos de una recesión económica, el dominio numérico de 17 millones más de demócratas registrados que republicanos, los votos que Kennedy obtuvo entre los católicos prácticamente igualaron los votos que obtuvo Nixon entre los protestantes, [69] la mejor organización de Kennedy y sus habilidades de campaña superiores. . El énfasis de Nixon en su experiencia tuvo poco peso, y desperdició energía haciendo campaña en los 50 estados en lugar de concentrarse en los estados indecisos. Kennedy usó su organización de campaña grande y bien financiada para ganar la nominación, obtener el respaldo y, con la ayuda del último de los jefes de las grandes ciudades, conseguir el voto en las grandes ciudades. Confió en Johnson para mantener el sur y usó la televisión de manera efectiva. [70] [71] Kennedy fue el primer católico en postularse para presidente desde la desafortunada campaña de Al Smith en 1928. Los votantes estaban polarizados por motivos religiosos, pero la elección de Kennedy fue un evento transformador para los católicos, quienes finalmente se dieron cuenta de que eran aceptados en Estados Unidos. , y marcó el virtual final del anticatolicismo como fuerza política. [72]

Presidencia Editar

La familia Kennedy había sido durante mucho tiempo líderes del ala católica irlandesa del Partido Demócrata. JFK era intermedio o liberal en asuntos internos y conservador en política exterior, enviando fuerzas militares a Cuba y Vietnam. El estilo Kennedy requería juventud, dinamismo, vigor y un enfoque intelectual para las nuevas políticas agresivas en asuntos exteriores. La desventaja fue su inexperiencia en asuntos exteriores, en marcado contraste con la vasta experiencia del presidente que reemplazó. Es más conocido por su llamado a la virtud cívica: "Y entonces, mis conciudadanos: no pregunten qué puede hacer su país por ustedes, pregunten qué pueden hacer ustedes por su país". En el Congreso, la Coalición Conservadora bloqueó casi todos los programas internos de Kennedy, por lo que hubo pocos cambios en la política interna, incluso cuando el movimiento de derechos civiles ganó impulso. [73]

Asesinato Editar

El presidente Kennedy fue asesinado en Dallas, Texas, el 22 de noviembre de 1963 por Lee Harvey Oswald. El evento resultó ser uno de los mayores choques psicológicos para el pueblo estadounidense en el siglo XX y llevó a Kennedy a ser venerado como un mártir y héroe.

Johnson, 1963–1969 Editar

Después del asesinato de Kennedy, el vicepresidente Lyndon Baines Johnson cumplió el resto del mandato, utilizando apelaciones para terminar el trabajo que Kennedy había comenzado a aprobar un paquete notable de legislación liberal que llamó la Gran Sociedad. Johnson usó todos los poderes de la presidencia para asegurar la aprobación de la Ley de Derechos Civiles de 1964. Estas acciones ayudaron a Johnson a ganar una victoria aplastante histórica en las elecciones presidenciales de 1964 sobre el campeón conservador, el senador Barry Goldwater. La gran victoria de Johnson trajo una abrumadora mayoría liberal en el Congreso. [74]


Ver el vídeo: Síntesis de los. en la década de los 50 y 60 (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Pemton

    ¡Maldita sea, mi panqueque no funcionará! (

  2. Gyurka

    ¡Nos vemos en el sitio!

  3. JoJoll

    Me uno. Todo lo anterior dijo la verdad. Discutamos esta pregunta.

  4. Nikohn

    Está usted equivocado. Estoy seguro.

  5. Archenhaud

    En mi opinión, estás equivocado. Discutamos esto.



Escribe un mensaje